Dic 212012
 
 21 diciembre, 2012  Publicado por a las 11:11  Añadir comentarios

¿De verdad estás pensando en enfrentarte a un dragón?
Si, claro, la fama, el honor, salvar a doncellas vírgenes… pero todo eso es trabajo para héroes.
Para luchadores y aventureros que han probado su valía en mil y una batallas y que desayunan trolls con leche por la mañana.
Así que la primera pregunta que deberías plantearte es ¿desayunas trolls por la mañana?
Apostaría algo a que no.

En fin, antes de que partas hacia una muerte segura, aquí van algunas sugerencias para no enfrentarse NUNCA a un dragón.
Dragones

9. Es un bicho muy, muy, pero que muy, grande que escupe fuego por la boca y que puede reducirte a cenizas en cuestión de segundos.

8. Controla la magia mejor que tu y puede repeler la mayoría de tus hechizos (en caso de que puedas llegar a conjurar alguno)

7. Su piel es más dura que tu armadura, que cualquier armadura. Es tan dura que duele con sólo mirarla imagínate intentar golpearla con eso a lo que llamas espada.

6. Puede volar más alto y más rápido que tu, a no ser que vayas a lomos de un grifo, en cuyo caso la cosa está más equilibrada. Aunque ¿quién querría enfrentarse a un dragón a lomos de un grifo?

5. Un dragón no necesita descansar, puede prolongar un combate durante días y días sin dormir. Y cuando estés agotado y no puedas ni levantar eso a lo que insistes en llamar espada se acercará tranquilamente y te devorará. Así de simple.

4. Su sangre puede ser mortal, venenosa, corrosiva… pero poca gente ha podido herir a un dragón y vivir lo suficiente para contarnos la experiencia.

3. Con sólo su presencia pueden infundir miedo a los más experimentados guerreros.Es lo que comúnmente se conoce como presencia pavorosa y hace que “héroes” como tu huyan antes de poder poner siquiera un pie en su guarida.

2. Sus puntos de vida, ataque y defensa son superiores a los tuyos.

1. Sus armas: una serie de afilados dientes que pueden triturar cualquier armadura, sus cuernos prácticamente irrompibles y afilados como lanzas, sus garras con una fuerza descomunal y su larga y potente cola que puede hacerte trizas en un abrir y cerrar de ojos

Espero haberte convencido aunque si sigues realmente decidido a salir a cazar dragones te recomiendo que leas los 9 motivos para enfrentarte a un dragón. Y los 9 consejos para enfrentarte a uno con éxito.

Suerte héroe…

Fuentes

Relatos sobre dragones
Manual de monstruos. Dungeons & Dragons
Animales fantásticos y donde encontrarlos (Letras De Bolsillo) Autor: J.K. Rowling Editorial: Salamandra
Criaturas de la Tierra Media. Autores: Ruth Sochard Pitt, Jeff O’hare, Peter Fenlon

Pergaminos Relacionados

9 motivos para no enfrentarse a un dragón
4 de 1 voto

Aven

Historiador y Aventurero de día, Mago y Guerrero de noche siempre me ha gustado combinar la afilada hoja de mi espada con una bola de fuego o una tormenta de rayos.
Son... argumentos contundentes.

  2 comentarios en “9 motivos para no enfrentarse a un dragón”

  1. Vale, me habéis convencido, mejor aprendo primero como comerme los trolls para desayunar.

    • Si me permites una sugerencia, aderezados con un poco de pimienta saben riquísimos, siempre que te guste la pimienta claro. Aunque asados también están jugosos, o rellenos de patata picada, al horno con unas manzanas envenenadas o vuelta y vuelta. Eso si no esperes a los primeros rayos de sol, entonces estarán demasiado duros para mi gusto.

 Deja un Comentario

(obligatorio)

(obligatorio)

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.