Feb 222013
 
 22 febrero, 2013  Publicado por a las 11:11  Añadir comentarios

El origen del vino especiado se remonta a la época romana y era considerado un producto de lujo. Según el Edictum De pretiis que nos habla sobre el precio máximo de los productos, mientras que una cerveza costaba 4 denarios, un vino de mesa ocho o un vino de rosas veinte, el vino especiado rondaba los 24 denarios tan sólo 6 menos que el considerado mejor vino Italiano, el Falerno, que costaba 30 denarios.

Este alto valor se debía en parte a las propiedades afrodisíacas y medicinales que se le atribuían como carminativo o tónico respiratorio.

Su preparación es sencilla y se basa en la mezcla de especias con el vino, con esto conseguían que el vino aguantase más tiempo y camuflar los vinos de no muy buena calidad. Existen variadas recetas y cada uno puede darle el toque que mejor se adapte a su paladar, solo hay que perseverar en la búsqueda del maridaje ideal e ir catando. Aquí os dejo las dos formas de hacerlo de Tierra Quebrada.

Vino Especiado

Vino especiado

Necesitamos: Una botella de vino tinto (hay recetas en las que se mezcla el tinto con el blanco a partes iguales, no tiene porqué ser un vino excelente pero tampoco lo hagáis con uno superbaratillo), cuatro cucharadas soperas de azúcar moreno, una cucharada de miel, una rama de canela, 6 clavos de olor, una pizca de nuez moscada, una flor de anís estrellado, la piel de un limón/naranja sin la parte blanca que amargaría el vino, el zumo de la naranja y una raíz de jengibre rallado.

Receta 1 En un cazo (que no sea de aluminio) ponemos a calentar a fuego lento el zumo de la naranja y el azúcar hasta que empiece a formarse un almíbar. Agregamos la piel del limón/naranja o las dos, la miel, la canela, el clavo, el anís, la nuez moscada y la raíz de jengibre rallado, lo mezclamos todo y… un aroma embriagador nos envolverá. Finalmente incorporamos el vino y calentamos a fuego lento sin que llegue a hervir durante unos diez minutos. Lo dejamos reposar tapado para que se infusione bien, lo colamos y ya podemos disfrutar de nuestro vino especiado caliente o a temperatura ambiente.

Receta 2 Mezclamos todos los ingredientes en un cazo (que no sea de aluminio), lo calentamos durante 10 minutos a fuego lento sin que llegue a hervir y lo dejamos reposar durante una hora. Lo colamos y listo.

“Saturaos con todas las bebidas compuestas con miel y licores de néctar. Que todo el mundo tenga sed…” Pérez González, M (2001), La Garcineida, Estudio y edición crítica con traducción,

Pergaminos Relacionados

Bebidas Medievales, el Vino Especiado
3 de 2 votos

Nunn

Ya de niña tenía la cabeza en las nubes. Con el paso del tiempo fue perdiendo las nubes y ganando en sabiduría, realista e inocente a la vez. Buscadora y recolectora de todo aquello que pueda serle útil, comienza el día al amanecer como las alondras porque el sol es su energía y recorre las tierras buscando hierbas, setas y manantiales.

  5 comentarios en “Bebidas Medievales, el Vino Especiado”

  1. Buena receta la probare de inmediato, tengo curiosidad por el vino especieado.

  2. Siempre ando en busca de recetas como la que publicó, excelente. A mi me encantan los vinos
    y también los preparo. Gracias.

  3. Hola, me encantó todo lo que has puesto sobre el vino especiado, si me permites lo voy a poner en mi blog con un enlace a tu página.. besitos desde Galicia.

 Deja un Comentario

(obligatorio)

(obligatorio)