Jul 102013
 
 10 julio, 2013  Publicado por a las 11:11  Añadir comentarios

Parece seguro aventurar que cada autor tendrá su propia receta secreta para crear un mundo de fantasía. Lo que ya no parece tan seguro es aventurar que vaya a compartirla con los demás.
En fin, para desmentir la afirmación anterior os contaré algunos de mis secretos para crear mundos de fantasía.

Lo principal es tener un mapa, un buen mapa. No hay que escatimar recursos en él. Usar el mejor pergamino, tinta especial del nº4 y contratar los servicios de un Hacedor de Mapas pueden ser un buen punto de partida, pero lo realmente necesario es darle vida a ese mapa y eso nos lleva al siguiente punto.

Todo mundo de fantasía necesita un buen mapa

Todo mundo de fantasía necesita un buen mapa

Usa tu imaginación. Tienes un mundo de gran calidad, forjado por uno de los más notables Hacedores de Mapas y con los mejores materiales pero está vacío, no tiene vida, son sólo trazos en un papel.

Ahora te toca dar lo mejor de ti y convertir esa zona montañosa y el pico que sobresale en el Pico de los Lobos o Las Montañas del Dragón. Si miras un poco más abajo, cerca de lo que parece un camino, encuentras un pequeño poblado, el hogar de nuestro héroe. Vamos a llamarle GrimberHole.

Los nombres son importantes y ayudan a llenar ese vacío del que hablábamos, pero no lo son todo, hace falta algo más.

Ahora toca darle vida al mapa

Ahora toca darle vida al mapa

Todo mundo necesita una historia, unas leyendas, algo que las abuelas puedan contar a las madres de nuestros héroes, algo que con el paso del tiempo pueda caer en el olvido y algo por lo que luchar. Viejas profecías, leyendas ocultas, ha llegado el momento de volver a usar la imaginación y crear un entorno más allá de los límites físicos del mundo. Algo que no se puede tocar pero está allí. Es el pegamento que da consistencia a todo lo demás.

Y por último, intenta que sea lo más real posible. Si, parecerá una contradicción, pero cuanto más real sea tu mundo de fantasía más atraparás al lector.

Demuéstrale que no sólo has usado tu imaginación sino también tu cerebro. No intentes engañarle jugando a aquello de que en la fantasía todo vale. Mentira !!!

En la fantasía no todo vale y crear un mundo no es cuestión de minutos, hay que dedicarle tiempo y esfuerzo para que cada pieza del rompecabezas encaje perfectamente. Un solo error y todo lo que tanto trabajo te ha costado construir se vendrá abajo y lo que es peor, perderás tu credibilidad y el lector se sentirá estafado, engañado, vilipendiado, menospreciado, agraviado, humillado y muchos otros -ado pero sobretodo con ganas de venganza.

¿Quieres más relatos de fantasía? Descubre a otros autores de fantasía en el Proyecto Golem

Pergaminos Relacionados

Cómo crear un mundo de fantasía, por Aven Roy
4.6 de 9 votos

Aven

Historiador y Aventurero de día, Mago y Guerrero de noche siempre me ha gustado combinar la afilada hoja de mi espada con una bola de fuego o una tormenta de rayos.
Son... argumentos contundentes.

  6 comentarios en “Cómo crear un mundo de fantasía, por Aven Roy”

  1. Muy útil.

  2. ME ENCANTO MUCHAS GRACIAS

  3. Un mapa inacabado, un personaje misterioso, un pueblo abandonado, un sueño del que no quisieras despertar, una cueva soleada o un dragón de plumas verdes, todos son buenas bases para crear un mundo de fantasía y ahí radica lo maravilloso de este genero. La libertad de crear nos permite empezar por dónde más nos guste … o mejor dicho por dónde más nos inspire.

    A Aven le inspiran los mapas, Lord_Killo prefiere crear el mundo antes de delimitarlo. Genial los dos. Tomo nota de vuestras propuestas 😉

    Y, me gusta lo de crear un mundo de fantasía lo más real posible. Aunque creo que también es válida la opción de hacer un mundo totalmente irreal, la fantasía nos permite eso, solo hace falta describirlo con las palabras adecuadas 🙂

  4. También me parece muy bueno eso de añadir elementos nuevos a un entorno básico dependiendo de lo que vayamos necesitando. En caso de crear primero el mapa, centrarse en características generales, como puedan ser la extensión de los distintos continentes, relieves destacados y espectaculares que los queremos ahí puestos sí o sí… Ya después pueden llegar algunos pueblos o aldeas según los visiten nuestros protagonistas o por los cuentos y leyendas que oyen de terceros personajes.

    Distancias… Tan difícil como sencillo, pues nosotros somos “los dioses” de ese mundo, con capacidad para modificar el entorno a nuestro gusto, o incluso dotar de mayor o menor velocidad de vuelo a nuestros dragones, grifos o una especial raza de caballos. Es lo bonito de la fantasía :p

  5. Por mi parte, que esto me toca muy de cerca, creo que en la fantasia, hacer un mapa sin darle antes un sentido a cada limitacion geografica, urbe o ruinas y despues crear una historia para ese mapa, va a ser complicado que funcione, que podria ser, oye, pero es complicado.

    Al contrario, si tienes claro donde comenzaria la trama, que viajes y dificultades durante los mismos relataras, cuantas especies comparten tu mundo y cuales son las caracteristicas de cada hogar, etc. ahi ya es mucho mas facil hacer un mapa y, sobre todo, que tenga sentido. Quiza, y hablo por mi experiencia, lo unico realmente complicado sean las distancias, por un lado para no caer en irrealidades (no puedes tardar lo mismo en recorrer un valle en primavera que en atravesar el pico nevado de una montaña que han de subir y bajar, ni recorriendo teoricamente los mismos metros), ni crear distancias milkilometricas entre puntos que han de recorrer tus personaje que lleven a una total incomunicacion (por los medios que tambien dispongan de transporte) y luego tengan las mismas costumbres, cultura, ropajes, acento… Ademas de que si viajan, tendras que contar muchas cosas interesantes en esos eternos paseos y no poner: y viajaron durante una semana (durante los ocho o diez viajes que hicieron de una ciudad a otra).

    Es cierto que sobre el paisaje real se va cimentando la historia, pero no hay historia entre dos pueblos demasiado separados entre si (egipcios y mayas nunca supieron los unos de otros, aunque si entre galos y romanos).

    Estoy, por todo esto, con el autor del post: lo mas dificil es hacerlo creible, de ahi que crea fervientemente que primero va la trama y, al final, las trazas de lineas sobre el lienzo que forma cada accidente geografico. Si, crea tu imagen virtual en la cabeza, pero solo como leve guia.

    • Gracias por aportarnos tu punto de vista Lord_Killo. A mi me resulta más fácil empezar con un mapa y a partir del entorno imaginar como viven esa gente, que relaciones hay y luego inventar una historia sobre cualquiera de sus habitantes a partitr de estas relaciones y del marco geográfico pero tu método me parece muy interesante. Quizá una combinación de ambos podría dar buenos resultados. Empezar con un esbozo general de lo que sería el mundo y luego ir adaptando este mapa a lo que la trama requiera. Si necesitamos que el grupo o el héroe vayan a una ciudad a dos días de camino se añade al mapa. Si necesitamos cacular cuanto timepo tardará en ir de un bosque a las colinas lejanas el mapa nos da la información.

      Sea como sea creo que historia y mapa son dos elementos que a lo largo del libro van interactuando entre ellos y modificándose a medida que avanzamos en nuestra historia.

      Respecto al tema de las distancias, algo que puede resultar dificil de calcular te recomiendo el siguiente link, donde indica el tiempo estimado en función de varios parámetros como época del año, medio de transporte…etc. Muy útil para crear mapas y distancias más creíbles para el lector.

      http://orbis.stanford.edu/

      Por cierto has conseguido otros 10 puntos de experiencia.

 Deja un Comentario

(obligatorio)

(obligatorio)