May 032013
 
 3 Mayo, 2013  Publicado por a las 11:11  Añadir comentarios

¿Estás deseando emprender una gran aventura en busca de tesoros y emociones? Si aún dispones de algún día de vacaciones y quieres salir a divertirte, con tus amigos o con toda la familia La Aventura del H.M.S Serpent está pensada para ti. Pero si eres de los que buscan aventuras en el sofá de su casa entonces sigue leyendo, nos vamos a la Isla del Tesoro en busca de fortuna…

¡Otra botella de ron!

A veces los lugares más tranquilos y remotos tienen su pequeño lugar en la historia. Block Cove entró en ella el día en que el viejo capitán Billy Bones decidió escoger una comarca casi deshabitada y su antiquísimo mesón para esconderse allí de la temible tripulación del aún más temido capitán Flint.

Sin embargo ni su salud ni su escondite están a salvo y después de la llegada de Perro Negro y del empeoramiento de su salud decide revelarle a Jim, el hijo del mesonero, su secreto.
En su equipaje esconde el mapa del tesoro del capitán Flint.
Luego simplemente muere. Los piratas llegan a la aldea y el pequeño Jim y su madre logran escapar con la ayuda de los eficientes agentes de aduanas y con el mapa en su poder. De otra manera este post no se titularía La Isla del Tesoro en tres minutos sino en uno.

Portada La Isla del Tesoro

Portada La Isla del Tesoro

Viento en popa

Ya a salvo de los malditos y sanguinarios piratas Jim decide compartir el mapa con su buen amigo el doctor Livesey que casualmente estaba en la casa de un caballero adinerado capaz de costear toda una expedición de búsqueda y rescate. El caballero de Trelawney.
Así, los tres juntos, sin experiencia alguna en la navegación, en técnicas de supervivencia o de combate pero con ansias de fortuna deciden reclutar una tripulación que les lleve hasta la isla con la ingenua esperanza que ninguno de los tripulantes querrá su parte del botín.
Quiere el azar que además tengan la fortuna de toparse con John Silver, cocinero y asesino a tiempo parcial, que muy amablemente se ofrece a reclutar una tripulación adecuada para tal empresa.
Así que sin más demora parten a bordo de La Española hacia la isla del tesoro.

Y tal como ya había pronosticado el capitán Smollet las cosas empiezan a ponerse feas. La tripulación quiere amotinarse, Jim descubre a tiempo su plan secreto para apoderarse del mapa y pasarlos a todos por la quilla y así consiguen escapar de nuevo a una muerte segura.

En busca del tesoro

Para calmar los ánimos el capitán decide dar permiso a todos los marineros, aunque a lo mejor debería llamarlos piratas, para que bajen a tierra en cuanto avistan la isla. Y como buenos marineros deciden aprovecharlo y ya que están de camino pues pasan a cuchillo a varios miembros que deciden no unirse a su causa. Jim vuelve a escapar y sus amigos consiguen refugiarse en el fortín de la isla desde dónde se dedican a intercambiar disparos y cañonazos con los piratas. Pero tienen provisiones y ondea la bandera británica en lo alto del mástil.

En este momento la situación está como sigue:

  • Los piratas tienen en su poder el barco, campan a sus anchas por la isla y deciden acampar en un lugar que sería la envidia de toda pareja de enamorados, el pantano.
  • Por su parte el grupo de Jim controla el fortín, tiene provisiones, armas, el mapa del tesoro y ondea la bandera inglesa.

Si no fuera porque los conocimientos de estrategia que puede tener un pirata son los mismo que los que puede tener la abuelita de Caperucita Roja para manejar un AK-47 ahora no estaría contando esta historia y los piratas estarían disfrutando de un inmenso botín.

Sea como sea los piratas deciden asaltar una plaza fuerte sin apoyo de artillería y a cuerpo descubierto. Algunos mueren, como era de esperar, el resto no.
Visto lo visto Jim decide que no le gusta el recinto y se va a recuperar el barco para poder regresar a casa. Y lo consigue. Pero, cuando decide volver, sus amigos han rendido el fortín a los piratas que ahora disfrutan de un alojamiento algo mejor y asistencia médica gratuita.

En este momento las cosas están así:

  • Los piratas controlan el fortín, tienen armas, munición, víveres, el mapa del tesoro y asistencia sanitaria
  • Jim controla el barco, los piratas controlan a Jim
  • El resto del grupo de Jim sigue con vida, al menos los que no murieron en el anterior asalto

Afortunadamente nadie decide emprender un nuevo asalto al fortín sin apoyo de artillería y a cuerpo descubierto.

Nadie sabe dónde está John

Parece que el alojamiento tampoco es del agrado de los piratas que deciden salir en busca del tesoro no sin antes tener unas palabras con su capitán. John Silver al que acusan una y otra vez de estar en el bando contrario. Nada más lejos de la realidad, John sólo está en el bando de los ganadores. A veces contigo y a veces contra ti.

Ahora era el turno de jugar a ser buen niño, llevar a todos los piratas hasta una trampa y acabar con ellos. Los piratas, no encuentra el tesoro, algunos mueren y los que sobreviven son abandonados en la isla mientras el grupo de Jim recupera el tesoro que Ben Gunn, un antiguo pirata abandonado en esta misma isla, había movido de lugar.
John Silver sigue en el equipo ganador pero por poco tiempo, en el primer puerto al que llegan decide tomar su propia parte del botín sin que nadie se percate y desaparece sin dejar rastro lo que no impide a nuestro peculiar grupo de amigos disfrutar de tan merecido botín hasta el fin de sus días.


Fuentes
La isla del Tesoro Autor: Robert L. Stevenson Editorial: ANAYA INFANTIL Y JUVENIL
La Isla del Tesoro en 3 minutos
5 de 2 votos

Aven

Historiador y Aventurero de día, Mago y Guerrero de noche siempre me ha gustado combinar la afilada hoja de mi espada con una bola de fuego o una tormenta de rayos.
Son... argumentos contundentes.

  2 comentarios en “La Isla del Tesoro en 3 minutos”

  1. gracias de verdad esta buenismooo me ayudaron para poder hacer mi portafolio gracias perros

  2. mmmm posss me ha parecido un cuento muy bonito y llamativo y gracias…

 Deja un Comentario

(obligatorio)

(obligatorio)