Mar 292013
 
 29 marzo, 2013  Publicado por a las 11:11  Añadir comentarios

Hoy es un buen día para contaros una historia. Y no será una historia cualquiera, no os dejará indiferentes. Os explicaré la leyenda de cómo una isla se partió en dos. Os relataré La Leyenda de Tierra Quebrada.

Cuenta la leyenda, que va pasando de boca en boca por los antiguos de Tierra Quebrada, que hace mucho, mucho, mucho tiempo existió la verdadera paz, que no habían espureos, que todo empezó con el poder.

Cuenta también que los antiguos guerreros combatieron contra ellos sin cuartel y consiguieron anularlos antes de la época Oscura. Sin embargo sus conocimientos se perdieron en los rumores del tiempo. Todo su legado, conocido como La Destrucción del Saber Espureo, fue recopilándose en la gran Biblioteca de Melk. Era una antigua leyenda y nadie sabía si realmente llegó a existir tal biblioteca, incluso se dudaba de la existencia de los espureos pero en cualquier caso era la única esperanza a la que aferrarse…

Eran tiempos prósperos en aquellas tierras. Los campesinos cultivaban sus campos sin aparente esfuerzo y las cosechas eran abundantes. Las mujeres parían rollizos retoños. Las efímeras estaciones transcurrían entrelazadas, pasando de la estación de las brumas a las grandes nevadas de la estación fría o a los apacibles y calurosos veranos. Los tiernos brotes daban paso a las flores y el verdor de los campos acababa en los acantilados al borde del mar. Si en algún momento el tiempo sufría un cambio imprevisto era casi imperceptible para la mayoría, pero aquel que notaba aquellas inoportunas variaciones poseía un gran poder.

Y fueron ellos los que dieron la voz de alarma. Comenzaron a avisar sobre el peligro que corrían todos, pero eran pocos y no les hicieron caso.

El aire comenzó a cambiar, las olas del mar rompían con más fuerza en las costas de aquellas tierras, los pájaros pasaban de largo hacia otras islas y el mal se cernía sobre nosotros sin que nos diéramos cuenta.

Yo era apenas una niña y, aunque sabía que no era como las demás, aun no había llegado el momento de conocer mi destino.

Y así fué como después de siglos de paz un grupo de indeseables que se hacían llamar Los Hombres del Rey, a pesar de que en Tierra Quebrada jamás había existido rey alguno, quisieron hacerse con el poder. Asaltaban pueblos buscando riquezas, mujeres y niños con los que formar un ejército y dominar la isla.

Con el fin de detener su avance, y viendo que no quedaba otra opción, el supremo Hacedor de Mapas creó el Gran Quebrado, el Cañón Mojado o como muchos la llaman la Gran Grieta y así evitó que dominaran todo el territorio de Tierra Quebrada. Desde entonces la grieta solo puede ser atravesada por los Rondadores, ya que no existe ningún puente capaz de cubrir la distancia que separa los acantilados. Y no descansan ni de noche ni de día buscando sin tregua el Mapa Cambiante, aquel que puede modificarse para borrar la grieta.

La Gran Grieta de Tierra Quebrada

La Gran Grieta de Tierra Quebrada

Y aquí acaba una parte de la leyenda, pero tal vez sea el comienzo de la verdadera historia de Tierra Quebrada…

Pergaminos Relacionados

La Leyenda de Tierra Quebrada
1 de 1 voto

Nunn

Ya de niña tenía la cabeza en las nubes. Con el paso del tiempo fue perdiendo las nubes y ganando en sabiduría, realista e inocente a la vez. Buscadora y recolectora de todo aquello que pueda serle útil, comienza el día al amanecer como las alondras porque el sol es su energía y recorre las tierras buscando hierbas, setas y manantiales.

  2 comentarios en “La Leyenda de Tierra Quebrada”

  1. Uffff, cada vez lo estoy flipando más.Todo esto es acojonante.

 Deja un Comentario

(obligatorio)

(obligatorio)