Dic 302013
 
 30 Diciembre, 2013  Publicado por a las 11:11  Añadir comentarios

“Amanecía. En la posada Roca de Guía reinaba el silencio, un silencio triple.”

El temor de un hombre sabioAsí empieza El Temor de un Hombre Sabio, y como en El nombre del Viento, también termina así. De nuevo la sorpresa de las primeras líneas me transportan en un instante al silencio de la taberna y todo vuelve a empezar, me sumerjo en las palabras y vuelo a otros mundos.

Aunque, tal vez, y para ser más coherente con las reseñas, al ser prácticamente las mismas palabras en ambos libros, debería decir que ETDUHS empieza así:

“Bast estaba apoyado en la barra de caoba, aburrido. Paseó la mirada por la estancia vacía, suspiró y rebuscó hasta que encontró un trapo de hilo limpio. Entonces, con gesto de resignación, empezó a limpiar una parte de la barra.”

Después del éxito conseguido en 2009 con El Nombre del Viento (ENDV) como una de las mejores novelas de fantasía épica de los últimos tiempos, El Temor de un Hombre Sabio (ETDUHS) no se queda atrás. Publicado en 2011 es el segundo volumen de la trilogía de la Crónica del Asesino de Reyes escrito por Patrick Rothfuss.

En el segundo día de la crónica desde la taberna Roca de Guía y de la mano de Cronista, Rothfuss continúa escribiendo la historia de Kvothe, si cabe, con mayor maestría. En esta ocasión son 1190 páginas que nos permiten conocer más a fondo al músico, mendigo, ladrón, estudiante, mago, trotamundos, héroe y asesino que se encierra en Kvothe. Descubrir que, más allá de la impresionante imaginación de Rothfuss, con sus ideas sobre la sigaldría, la simpatía, el arcano, el víntico, los Adem, los Atur, los Chandrian, el mundo Fata, Ferulian, o los Edena Ruth, hay un gran espacio para que la imaginación del lector siga creando. Vivir las aventuras de Kvothe como si nos llevase de la mano, saliendo de la universidad, enfrentándose a nuevas penalidades, descubriendo nuevos paisajes que consiguen pasar por nuestra mente y sin mucho esfuerzo ser un poco más reales, y durante el camino entablar nuevas relaciones que pasarán a formar parte de su leyenda. En ETDUHS verás crecer a Kvothe, conocerás un poco mejor a aquellos personajes que descubriste en ENDV: con Elodin te verás sonriendo, a Ambrose posiblemente desearás verlo muerto casi tanto como disfrutar junto a Simmon y Wilem, en el Eolio, de un metheglin y seguirás queriendo saber más de muchos otros. Son casi 1200 páginas si, pero si quieres disfrutar de ellas  lo mejor es asimilar desde el principio que es un libro largo. Personalmente cuando he visto acercarse el final no quería que se terminara.

Rothfuss ha conseguido en los primeros capítulos un equilibrio en la narración al alternar la vida en la universidad con la relación con Denna, pero ha ido más allá, ha iniciado un viaje que lleva a Kvothe a la corte del maer Alveron en el reino de Vintas, un entorno plagado de intrigas, protocolos y una aparente calma; le adentra en el bosque de Eld en persecución de unos bandidos y en compañía de un grupo singular de mercenarios; le aboca a los confines crepusculares del reino de los Fata en los brazos de Felurian; le descubre las colinas azotadas por el viento que rodean la ciudad de Ademre, sus habitantes y su cultura. Poco a poco va convirtiendo a Kvothe en hombre, acercándole al misterio de los Chandrian y a su venganza.

En cuanto a la narración se refiere, y gracias de nuevo a la fantástica traducción de Gemma Rovira, Rothfuss se sale. Su destreza para describir cualquier cosa que imagine hace que la lectura esté llena de pequeños tesoros, como descubrir el funcionamiento de artefactos mágicos que parecen tan reales como una cafetera,  visualizar un elevador panorámico de metros y metros de altura, o descubrir la magia que desprenden los diálogos entre Auri y Kvothe.

Continua utilizando una prosa rica, sencilla y directa pero a la vez llena de fragmentos de lo más poéticos, como en las conversaciones que crea entre Denna y Kvothe, tan sutiles que la línea que separa sus reacciones se balancea entre la pasión desbordada y el control más desgarrador.

Impresiona la gran cantidad de detalles creados que hacen de los Cuatro Rincones de la Civilización un nuevo y sorprendente mundo. Y si, de este mundo hay un  mapa.

Me ha impactado como en varias situaciones juega con la comunicación entre los personajes, construyendo un sistema de mensajería alrededor del uso de los anillos de hierro, plata y oro como ritual en la corte de Vintas; otorgando una fría expresión a los rostros de los Adem que comunican sus sentimientos o emociones a través de sus manos y un lenguaje de signos. Crea una filosofía de vida alrededor del camino del Lethani, que no deja indiferente por su sencillez, profundidad y dureza. Además consigue que te involucres en la historia como si estuvieras en la taberna escuchando un relato al dirigirse al lector directamente con frases como

“…me imagino que nunca la habréis oído…”.

¡¡Quiero más!!


Fuentes
El Temor De Un Hombre Sabio Autor: Patrick Rothfuss, Editorial: Plaza&Janes
Valora este pergamino

Nunn

Ya de niña tenía la cabeza en las nubes. Con el paso del tiempo fue perdiendo las nubes y ganando en sabiduría, realista e inocente a la vez. Buscadora y recolectora de todo aquello que pueda serle útil, comienza el día al amanecer como las alondras porque el sol es su energía y recorre las tierras buscando hierbas, setas y manantiales.

 Deja un Comentario

(obligatorio)

(obligatorio)