nov 292013
 

¿Qué es lo que diferencia una novela de fantasía de una novela histórica como Los Pilares de la Tierra? Ambas tienen héroes y villanos que a golpe de espada van solucionado sus problemas. ¿O de una novela de aventuras como La Isla del Tesoro? En las dos sus protagonistas tienen que enfrentarse a numerosos peligros con la única ayuda de su ingenio y de sus compañeros… Entonces ¿porqué es diferente una novela de fantasía a estos otros géneros tan próximos, pero a la vez tan lejanos?

Por la magia.

En el momento en que interviene la magia todo cambia, todo se vuelve posible, desde derrotar a dragones y hordas de trasgos a devolverle la vida a nuestro ser más querido. La magia es algo que en nuestro mundo, a veces tan frío y tan rígido, no podemos llegar a comprender, es algo que no existe y al verla u oírla nos trasladamos automáticamente a un mundo de fantasía. Empezamos a pensar en elfos, kenders, bosques y valles idílicos por donde discurren lentamente riachuelos de aguas cristalinas. En viejas sendas que recorrer escuchando los consejos de un viejo mago, nuevos peligros contra los que luchar y nuevas aventuras por vivir.

Los elementos
¿Quién no ha querido, aunque sea solo por un momento poder realizar un hechizo, uno pequeñito de nivel 1 nada más? Yo si, y recuerdo con especial emoción todas las obras que más me han aportado sobre este tema.

Elantris de Brandon Sanderson, uno acaba la lectura del libro dibujando aones en el aire y buscando que es lo que está mal para corregirlo y que todo funcione. Las Crónicas de la Dragonlance, el primer libro en el que pude aprender conjuros de verdad como Shirak o Ast tasarak simralan krynawi…nunca funcionaron, aunque acababa agotado después de cada invocación, o la saga de Harry Potter, el sueño de cualquier niño que quiera empezar una carrera como mago, ahí estaba todo, artes oscuras, pociones…quizá sea ese acercamiento al mundo real, desdibujando los límites tradicionalmente impuestos a este género lo que le dio tanta fama a Potter. Todos eramos muggles esperando nuestra carta de ingreso a Hogwarts.

Parece que el solo hecho de mencionar la magia hace que empiece a funcionar creando mundos imposibles, fantásticos en los que, en apenas unas páginas, nos sumergimos y nos dejamos llevar.

Me gustaría hablar de los diferentes sistemas de magia que existen, la magia vanciana, la magia psiónica, Terry Pratchet, Ars Magica…pero eso me llevaría parte de esta vida y un poco de la otra. Creo que hoy llegaré tarde a cenar…

Lo único con lo que me quedo por el momento es con la cantidad y calidad de estos sistemas que a lo largo del tiempo han ido tomando forma, algunos han subsistido, otros han quedado enterrados en el olvido por el inexorable paso del tiempo. Pero de una cosa podemos estar seguros, la magia a existe, solo hay que saber donde mirar.

Aven RoyHistoriador y Aventurero de día, Mago y Guerrero de noche siempre me ha gustado combinar la afilada hoja de mi espada con una bola de fuego o una tormenta de rayos.
Son… argumentos contundentes.
Puedes encontrarme en Tierra Quebrada

¿Quieres más relatos de fantasía? Descubre a otros autores de fantasía en el Proyecto Golem

Valora este pergamino

Aven

Historiador y Aventurero de día, Mago y Guerrero de noche siempre me ha gustado combinar la afilada hoja de mi espada con una bola de fuego o una tormenta de rayos.
Son... argumentos contundentes.

  2 comentarios en “Todo lo que necesitas es…magia por Aven roy”

  1. Has dado en el clavo, Aven. La magia es lo que expande el universo de posibilidades de la literatura fantástica. Y me he sentido totalmente identificado en lo del hechizo de nivel 1. Siempre que aparecía en mis lecturas, todo mi ser se ponía alerta, buscando los porqués de la magia. Y me han resultado especialmente deliciosas aquellas obras en las que se construía un conjunto de leyes coherente que la modelase, como en “La espada de Joram”, o “El nombre del viento”. Creo que la gracia está en eso: no una magia caprichosa que de golpe pueda hacer cualquier cosa y luego nada porque sí, sino una magia coherente, mensurable, que parezca real.

    • Es cierto kainum, siempre he defendido la idea de que cuanto más real parezca cualquier mundo de fantasía mejores resultados puede obtener. Quizá porque aunque todos en algún momento hemos deseado escapar a un mundo lejano, desconocido y diferente también hemos deseado con la misma intensidad que pudiera ser real, aunque solo fuera por unos segundos.

      Ah y me apunto La Espada de Joram, la magia creada por Weiss y Hickman siempre me ha gustado y si encima lo recomiendas tendré que hacerle un hueco entre mis lecturas. Gracias :)

 Deja un Comentario

(obligatorio)

(obligatorio)