Jun 272014
 
 27 Junio, 2014  Publicado por a las 11:11  Añadir comentarios

La creación del mundo siempre ha sido una problemática en las diferentes civilizaciones que han poblado la tierra, no siendo la nuestra una excepción, intentando dar una explicación a este amasijo de tierra al que llamamos, valga la redundancia, la Tierra.

Desde tiempos inmemorables, estas diferentes culturas intentaban darle un sentido a hechos o acciones que para ellos eran completamente inexplicables, los rayos, la lluvia, la caída de un meteorito, un huracán, en resumen, todo aquello que representaban las fuerzas naturales, pero además intentaron explicar el inicio, la génesis del mundo en el que vivían.
En este texto veremos la interpretación de diferentes mitologías sobre este hecho tan particular, explicaciones que determinan la cosmovisión¹ de los habitantes de dichas civilizaciones, en especial, y para acotar el tema, veremos las diferentes concordancias entre cuatro cosmogonías: griega, escandinava, egipcia y mesopotámica.

Grecia, entendía que el mundo fue creado por Caos, el primigenio, una masa agitada de materia, del que salieron Gea, Tánatos y Eros. De Gea, nació Urano, que casándose con su madre dio a luz a los diferentes titanes y titánides -ya que no solo existían titanes masculinos- creando también a los diferentes seres. De Urano y Gea, nació la primera generación de dioses, Cronos fue el más destacado, castró a su padre -y lanzó sus testículos al mar, de donde nació Venus- sustituyéndolo. Fue en este momento cuando los dioses más conocidos por todos, en especial Zeus, Poseidón y Hades, fueron creados y después de derrotar a su padre Cronos y a los demás titanes, dividieron el mundo en tres zonas: El Cielo, donde gobernaría Zeus, padre de los dioses; El Mar, cuyo monarca sería Poseidón, el bravo; quedando finalmente el inframundo y el cuidado de los muertos para Hades, pudiendo interactuar con el mundo de los humanos.

El principio nocturno y oculto, a fin de cuentas abismal, se repite en muchas otras mitologías, pero en el norte de Europa, zona alejada del foco heleno, se aprecia una equivalencia más que reseñable.

Mitología nórdica - Los nueve reinos

Cosmogonía nórdica, los nueve reinos. Wikicommons


En los diferentes cantos nórdicos –conocidos como Eddas– el principio caótico donde se genera la creación del mundo se repite. El Caos primigenio era un gran abismo, Ginnungagap, donde el calor y la escarcha se tocaban, fundiéndose entre ellos y creando el eitr, la sustancia generadora de vida, de la que nacieron los diferentes seres, los mares, y los dioses. El primero fue Ymir, el gigante. De las gotas tibias de la vaca de Ymir, Audumla, nació Buri, padre de los dioses y en especial de Odín, señor de Asgard.

Odín al igual que Zeus, mató a Ymir y de sus trozos creó el universo dividiéndose en nueve reinos: Muspelheim, el reino de fuego; Niflheim, el reino del hielo; Asgard, morada de los Æsir el primer clan de dioses y del Valhalla; Hel, el infierno; Vanaheim, hogar de los Vanir, el segundo clan de dioses; Jötumheim, el mundo caótico de los gigantes; Álfheim, hogar de los elfos dorados y la luz; Nidavellir o Svartálfaheim, la oscuridad, hogar de los elfos oscuros y los enanos oscuros; y por último Midgar, el reino medio, habitado por los hombres. Estos reinos se encuentran conectados por Yggdrasil el fresno de Odín, utilizando el puente arcoíris, Bifrost.

Para poder seguir viendo las variantes entre cosmogonías, damos un salto hacia África del norte, la zona de Egipto. Aquí la mitología y la religión fueron partes esenciales de la vida del ciudadano egipcio, rindiendo culto a divinidades zoomórficas y antropomórficas, entendiendo el mundo de un modo muy peculiar.
Esta cosmogonía tiende una serie de puentes hacia la griega al colocar como origen el caos primigenio, un caos, que en la cosmovisión egipcia se trata de un océano, una masa líquida de cuyas aguas nace la colina primigenia, el ciclo de vida, nacimiento y muerte. De este caos líquido nacen los principios del mundo, la diosa Nut -representación de la bóveda celeste-, Geb, la tierra firme del hombre –separados por Shu, el aire- y Duat, la tierra de los muertos, una imagen de la tierra donde las personas tendrán una nueva vida después de la muerte, preparándose en vida para ella.
Al igual que en el mundo griego se divide en tres partes, igual que en Egipto, únicamente cambiando el principio primigenio, no oscuro ni nocturno, sino vital y fluido.
Este océano primigenio se repite en diferentes cosmogonías y en especial en la última cosmogonía que trataremos, la mitología mesopotámica, una cultura relacionada con el agua.

Mitología egipcia - Nut y Duat, representación del mundo

Representación de la cosmogonía egipcia

En Mesopotamia se pensaba que el mundo fue creado a partir de dos dioses primigenios: Apsu o Absu, las aguas primordiales y Tiamat, el principio femenino, en forma de dragón.

Mitología Sumeria - Concepción del mundo

Concepción del mundo mesopotámica y sumeria


La unión de ambos creó a los dioses, unos dioses que se volvieron insoportables, acto que condujo a Tiamat a matarlos, pero en un giro de los acontecimientos, Ea, dios del agua y el conocimiento, mata a Apsu y Tiamat busca vengarlo. Ea cae derrotado ante Tiamat y su ejército de demonios, y será el hijo de Ea, Marduk, el que mate a Tiamat, partiéndola en dos y creando, a partir de sus trozos el universo: la bóveda celeste y la tierra firme, que cubre las aguas primordiales, dividiendo el mundo en: An: el cielo, Ki: la tierra, Apsu o Absu: las aguas subterráneas e Irkalla: el inframundo.
El mundo y su creación han sido interpretados de múltiple maneras a lo largo de la historia, dejándonos relatos magníficos que muestran como entendían su vida y como configuraban su manera de existir.

1. Conjunto de concepciones sobre el mundo y la existencia de una determinada civilización

Fabián Alcaide López

Foto Fabián AlcaideFabián Alcaide López, 22 años, Málaga.
Historiador del arte, especialista en videojuegos y arte, nuevas tecnologías, arte aplicado a los juegos y mitología.
Apasionado de la fantasía y la ciencia ficción, los videojuego y todo tipo de juegos de mesa.
Puedes encontrarle en Facebook, Twitter, o por mail en falcart91 @ gmail.com

Fuentes

Mitología e historia del arte. Volumen 1: Tomo I: De Caos y su herencia. Los Uránidas Autor: González de Zárate, Jesús María. Editorial:Encuentro, D.L. 2012.

Mitos mesopotámicos (El pasado legendario) Autor: MacCall, Henrietta Editorial: Akal, D.L. 1994

MITOLOGIA NORDICA Autor: Mogk, Eugen Editorial: Labor, 1932

Mitologia egipcia Autor: Müller, Max Editorial: Edicomunicación, D.L. 1990

El mito de la creación del Mundo
1 de 1 voto

Aven

Historiador y Aventurero de día, Mago y Guerrero de noche siempre me ha gustado combinar la afilada hoja de mi espada con una bola de fuego o una tormenta de rayos.
Son... argumentos contundentes.

  2 comentarios en “El mito de la creación del Mundo”

  1. Esta información es verdaderamente fabulosa los felicito deberás.

    • Gracias Enrique,

      Esperamos que puedas encontrar mucha más información que te resulte interesante navegando por el resto de nuestro pequeño mundo.

      Hasta pronto,

 Deja un Comentario

(obligatorio)

(obligatorio)