feb 122014
 

En la primera novela de Ernesto Domenech, las Crónicas de Ilandor, encontramos momentos de verdadera reflexión, de amor y de humor que quedan reflejados en algunas frases como estas:

  • “Nunca creí que me darías la oportunidad de amarte y ahora te amo todos los días.”
  • “Conocí un hombre que iba siempre tan rápido que nunca aprendió nada.”
  • “La magia no existe. Sólo creen en ella la gente que se ha pasado de la ralla mascando hierba de Efer o los locos como tu.”
  • “El temor tampoco existe. Sólo es creer que va a pasar algo improbable.”
  • “El poder no lo tienen los medios que uses, sino como los uses.”
  • “…solo aquellos que no quieren creer lo que ven, son capaces de creer en aquello imposible de ver.”
  • “¿Cómo va a quererme si no es capaz de soñar conmigo?
  • “Todos los sueños tienen un camino que lleva a ellos, tu única labor será decidir cómo recorrerlo y con quién.”
  • “Tuve una vez una vecina, que hablaba tanto, que una vez se le escapó sin querer una verdad.”
  • “Sólo sabiendo quién eres en este mundo, puedes saber que quieres llegar a ser.”
  • “Qué dolor se sufre cuando te asola la sola soledad de una multitud indiferente a tus gritos agónicos. Que remoto resulta pensar en la vida cuando la muerte te arrastra hacia sus oscuros dominios. Que triste pensar en la esperanza cuando tus ojos se cierran irremisiblemente, condenándote a liberar el abrazo que te mantenía unido al cálido tacto de la vida.”
  • “Deberás construir una esperanza allí dónde la muerte tenga su dominio. Deberás guiar al ciego hacia su destino. Deberás llevar la luz donde anide la oscuridad.”
  • “¿Qué hay de malo en creer en cosas que no te hagan daño? Que corres el riesgo de perder el hilo de la realidad y vivir en el filo de una falacia existencial. Que por prestar atención a una mentira, te pierdes una realidad.”
  • “El amor no obedece al deseo de nadie.”
  • “A los pies del amor, hallarás la llave del poder.”

Si has leído el libro seguro que te ha llamado la atención alguna otra frase. Añádela como comentario.


Fuentes
Crónicas de Ilandor. Autor: Ernesto Domenech Valero. Editorial: Acen
Frases en Crónicas de Ilandor 3.67/5 de 6 votos

Nunn

Ya de niña tenía la cabeza en las nubes. Con el paso del tiempo fue perdiendo las nubes y ganando en sabiduría, realista e inocente a la vez. Buscadora y recolectora de todo aquello que pueda serle útil, comienza el día al amanecer como las alondras porque el sol es su energía y recorre las tierras buscando hierbas, setas y manantiales.

  2 comentarios en “Frases en Crónicas de Ilandor”

  1. Excelente selección.

    Recomiendo al lector la página 104 del libro físico. En ella podrán descubrir un pasaje con gran cantidad de sustancia léxica. Seguro que la disfrutan.

    • Hola Ernesto, gracias por tu comentario en esta nuestra web. Para los que tenemos la versión en pdf ¿podrías darnos alguna otra indicación que nos ayude a localizar el pasaje?

 Deja un Comentario

(obligatorio)

(obligatorio)