feb 052014
 
 5 febrero, 2014  Publicado por a las 11:11 El Pozo de los Recuerdos Tagged with: , , ,  Añadir comentarios

letra-las palabras reflejan aquello que sentimos, pensamos, hacemos y queremos. En las Leyendas de los Mirdalirs: El ermitaño, nos encontramos con una serie de frases dignas de formar parte de esta recopilación para el recuerdo.

  • “Ante el desplante que esa acción significaba para él, Belandras desenvainó, cortó y mató. Ninguno de ellos sobrevivió.”
  • “Hay que prevenir el peligro antes de que aparezca desde dentro y desde fuera.”
  • “¡A veces es mejor no saberlo todo!”
  • “Honor y gloria. Hermano. Solo un Mirdalir se despediría con aquellas palabras.”
  • “Aquellos que destruísteis el Resguardo de la Bestia, no profanaréis más el nombre del pueblo de Dagavan, ni los espíritus que en su interior moran.”
  • “Daba la impresión que el camino se abría delante de ellos con cada paso que daban y se cerraba con el anterior.”
  • “La historia la escribe quién menos la ha vivido.”
  • “Necesitaba algo a lo que adorar y algo a lo que odiar, aunque nunca hubiera estado seguro de ninguna de las dos.”
  • “La verdadera fe es la del poder, y el verdadero camino el sometimiento.”
  • “Vuestra propia gente ya no os tiene en el pedestal que os tenía cuando me marché, muchos piensan en los tiranos que les gobiernan y en lo que se han convertido, ¡¡en unos miserables!!”
  • “Intenta no cerrarte a nada y ten la mente lo más abierta que puedas…y cuando lo hayas hecho, entonces será el momento de decidir que hacer.”
  • “Creo que esta semana es tan buena como cualquier otra para morir.”
  • “Ahora los animales serán tus hermanos, protégelos y ellos harán lo mismo contigo. Atácalos y ellos harán lo mismo contigo.”
  • “El poder corrompía no sólo a hombres, sino a cualquiera que tuviera conciencia.”

¿Has encontrado alguna otra frase en Leyendas de los Mirdalirs: El ermitaño que crees que no debería faltar en esta recopilación? Añádela como comentario.


Fuentes
Leyendas de los Mirdalirs: El Hermitaño Autor: Segio García López Editorial: Bubok
Valora este pergamino

Nunn

Ya de niña tenía la cabeza en las nubes. Con el paso del tiempo fue perdiendo las nubes y ganando en sabiduría, realista e inocente a la vez. Buscadora y recolectora de todo aquello que pueda serle útil, comienza el día al amanecer como las alondras porque el sol es su energía y recorre las tierras buscando hierbas, setas y manantiales.

 Deja un Comentario

(obligatorio)

(obligatorio)