Jul 302014
 
 30 Julio, 2014  Publicado por a las 11:11  Añadir comentarios

Frases Los Ojos del Cuervo de Juan Tejerinaavarish está en peligro. Algo oscuro se esconde en su calles y parece que la mejor opción para descubrir de que se trata y acabar con ello será contar con los servicios de un asesino… ¿o tal vez esta no?

Mientras decides si contar con la inestimable ayuda de los profesionales de este antiguo oficio te dejamos con nuestra selección de las mejores frases de Los Ojos del Cuervo.

  • Sea el cuervo el que contemple la luna desde su prisión de cinco puntas, hermano.
  • Que la suerte esté de tu lado si tal es el caso, noble.
  • No conviene asustar a los cuervos. Son seres vengativos.
  • Reinaba con mano férrea la oscuridad, que solo se veía levemente amenazada por unos relámpagos cada vez más frecuentes y premonitorios.
  • Hijos del mal- contestó Doblehacha con una sonrisa igualmente siniestra- Que sus muertes sean lentas.
  • Sea lo que sea que busquéis aquí solo hallaréis la muerte.
  • Sus ojos parecieron salirse de sus cuencas y de pronto un dolor inexplicable recorrió todo su cuerpo obligándole a retorcerse. Fue entonces -y solo entonces- cuando se percató que el asesino le había propinado un puntapié en la entrepierna.
  • El destino no solo depende de nosotros mismos.
  • Sus ojos escrutaban una oscuridad anormal. Impenetrable. Ajena a la poca luz del lugar. Siniestra y malvada. Indistinta a la mismísima realidad.
  • La luna presagiaba muerte.Era algo evidente, innegable e inevitable.
  • Nunca, hasta esa misma noche, había prestado atención al olor de la libertad.
  • ¿Vas a leerme esos ritos? -preguntó sin interés-. Deberías saber que no rendimos culto al mismo Dios…
  • ¿Sabes asesino? siseó Vórtimer al oído de Aldreth -Se dice que los vampiros son capaces de leer las mentes.

Fuentes
Los Ojos del Cuervo Autor: Juan Tejerina Villamuera Editorial: Createspace
Frases en Los Ojos del Cuervo de Juan Tejerina
4.57 de 7 votos

Aven

Historiador y Aventurero de día, Mago y Guerrero de noche siempre me ha gustado combinar la afilada hoja de mi espada con una bola de fuego o una tormenta de rayos.
Son... argumentos contundentes.

 Deja un Comentario

(obligatorio)

(obligatorio)