feb 122014
 

Huizilopochtli, dios de la guerra, del sol y patrón de Tenochtitlán es considerado uno de los principales dioses del panteón azteca junto con Tezcatlipoca y Quetzalcóatl.
Así mismo en uno de los mitos de la creación aztecas se le identifica con uno de los cuatro Tezcatlipoca, el Tezcatlipoca azul, creador y señor del sur.

Sobre su origen existen varias leyendas, una de ellas es la que le convierte en hijo de Ometéotl, dios de la dualidad. En otro se le representa como hijo de la diosa Coatlicue, diosa de la vida y de la muerte, de la fertilidad y de la tierra.
Mitologia Azteca Huitzilopochtli
Entre su atributos destaca Xiuhcoatl, una serpiente de fuego que usaba como arma, mencionada en algunos textos como espada, hacha o lanza y que usó para matar a sus hermanos.
Su nombre significa colibrí azul y ese es el color divino con el que se le identifica, a menudo se le representa con un escudo de plumas de águila, con un lanza-dardos azul y con sandalias cubiertas de plumas.

Leyendas de Huizilopochtli

En el siglo XII se le identifica con el conductor del pueblo azteca desde la mítica isla de Aztlán hasta el lugar donde fundaron Tenochtitlán.

Pero la leyenda por la que es más conocido es La Leyenda de los Cuatrocientes Surianos.
Según está leyenda, Coatlicue, diosa de la vida y de la muerte estaba cerca del templo de la montaña sagrada cuando le cayó una pluma en el vientre que la dejó embarazada de Huizilopochtli. Al enterarse sus cuatrocientos hijos y su hija Coyolxauhqui decidieron acabar con su vida. Justo antes de la llegada de sus hermanos Huizilopochtli nació ya formado y dispuesto a defender a su madre. Blandiendo a Xiuhcoatl, cortó la cabeza a su hermana Coyolxauqui y arrojó el resto de su cuerpo a las profundidades donde yació para toda la eternidad. Luego dio caza a sus hermanos a los que persiguió alrededor de la montaña sagrada. Los pocos que consiguieron escapar huyeron al sur de donde recibieron el nombre de los Cuatrocientos Surianos. Se dice que luego Huizilopochtli lanzó la cabeza de su hermana al cielo y esta se convirtió en la luna y los restos de sus cuatrocientos hermanos en las estrellas.

Simbólicamente esta leyenda representa la eterna lucha entre la luna y el sol y perpetua la creencia y la necesidad de los sacrificios aztecas para que tanto el sol como la luna sigan su curso en el firmamento y así evitar el fin de la era del quinto sol y la destrucción de la tierra.

Otra de las creencias extendidas que se asocian con el dios Huizilopochtli es la de los colibríes, animal que representa al dios de la guerra, y que son los encargados de llevar consigo las almas de los guerreros muertos.

Huizilopochtli en Guerra de Mitos

Una carta con las claves Dios y Guerrero, PM 9, F4 y coste 7.
Mitologia Azteca Huitzilopochtli en Guerra de Mitos
Esta carta se beneficia de dos de las claves más usadas a día de hoy, dios y guerrero, lo que nos permite usarla en diferentes estrategias en el momento de crear nuestro mazo. Su habilidad en fase de influencia potencia aún más el uso de estas dos claves permitiéndonos copiar la habilidad de cualquier personaje hasta final de turno lo que le da infinitas posibilidades en este campo, desde cansar enemigos, eliminar puntos de poder, asignar personajes al campo de batalla… y además nos permite ir cambiando según la evolución de la partida.

El análisis de Huizilopochtli en el Refugio del Atlante os dará más pistas sobre como usarlo para derrotar a vuestros oponentes

Y para finalizar unos mazos donde podrás verlo en acción

Nos vemos la próxima semana con otra entrega de la serie Mitos y Cartas.

¿No has jugado nunca a Guerra de Mitos?
Consulta nuestra Guía para aprender a jugar a Guerra de Mitos en menos de 15 minutos


Mitos y Cartas: Huizilopochtli, dios de la guerra 4.33/5 de 3 votos

Aven

Historiador y Aventurero de día, Mago y Guerrero de noche siempre me ha gustado combinar la afilada hoja de mi espada con una bola de fuego o una tormenta de rayos.
Son... argumentos contundentes.

 Deja un Comentario

(obligatorio)

(obligatorio)