Abr 302014
 
 30 Abril, 2014  Publicado por a las 11:11  Añadir comentarios

Susanoo, dios de la tormenta, del océano y de las batallas nació de la nariz de su padre Izanagi junto con sus hermanos Amaterasu, diosa del sol y Tsukuyomi dios de la luna, cuando este regresaba del Inframundo.
Mitología japonesa - Susanoo - Dragón
Cuando Izanagi decidió repartir el reino entre su tres hijos entregó el sol y el cielo a Amaterasu, el rayo, la tierra y el mar a Susanoo y la luna y la noche a Tsukuyomi. El descontento que provocó este reparto en el que Susanoo no estaba de acuerdo provocó los posteriores enfrentamientos con su hermana Amaterasu y finalmente acabó con su expulsión del reino de los cielos.

Leyendas de Susanoo

Susanoo y el dragón de ocho cabezas

Susanoo resultó ser un dios de un carácter impetuoso y que siempre estaba causando problemas, celoso porque su padre había elegido a su hermana Amaterasu para gobernar al mundo al final resultó expulsado del reino celestial.

En su camino por la Tierra de las Llanuras de los Juncos llegó al país de Izumo y cerca del nacimiento del río Hi se encontró con una pareja de ancianos muy afligidos. Al preguntarles cual era la causa de su desgracia estos le respondieron que Yamata-no-Orochi, un dragón de ocho cabezas, estaba devorando a sus ocho hijas y que pronto regresaría a por la última de ellas, Kushi-nada-hime. Entonces Susanoo les ofreció acabar con la malvada bestia si en compensación le entregaban la mano de su hija a lo que los padres accedieron con gran esperanza.

Sin más espera Susanoo preparó una trampa para la serpiente de ocho cabezas y ocho colas, hizo preparar ocho barriles de saque que colocó en ocho cercados diferentes y se sentaron a esperar la llegada del monstruo.

Cuando Yamata no Orochi llegó Susanoo convirtió a la joven doncella en una peineta para ocultarla y se la puso en el pelo. La serpiente empezó a beber el saque de los ocho barriles hasta que cayó dormida y completamente bebida, Susanoo aprovechó su oportunidad y con su espada decapitó cabeza por cabeza y todas las colas del animal hasta que al cortar una de ellas encontró la famosa espada Kusanagi consiguiendo así la mano de su amada esposa.

Okuninushi y la leyenda del conejo blanco

Cuenta la leyenda que Okuninushi, dios de la medicina y sus ochenta hermanos iban en busca de la princesa Yakami para casarse con ella. En su camino hacia el palacio se encontraron con un conejo blanco gravemente herido que les pidió ayuda. Los ochenta hermanos impacientes por encontrarse con la princesa le dijeron que se bañara en el mar, lo que no hizo sino agravar su mala situación. Sin embargo Okuninushi le recomendó al conejo que se lavara con agua fresca del río y que luego debía revolcarse en polen de kama. El remedio funcionó y resultó que el conejo era en realidad un dios que le prometió que ninguno de sus otros hermanos se casaría con la princesa.

Los hermanos, furiosos por la profecía del conejo decidieron dar muerte a Okuninushi lanzándole una gran piedra a la cabeza. Pero ocurrió que Kami-Musubi le devolvió a la vida. Poco tiempo después los hermanos volvieron a intentarlo dándole muerte de nuevo y otra vez Kami-Musubi le devolvió la vida y le dijo que debía esconderse en el Inframundo.

Fue en Yomi donde Okuninushi conoció a Suseri-Hime, hija de Susanoo, y se enamoró de ella. Susanoo furioso decidió dejarlo dormir en una habitación llena de serpientes pero Suseri-Hime le dio una capa mágica que evitó que ninguna de las serpientes le dañaran. La siguiente noche Susanoo lo encerró en una habitación llena de ciempiés venenosos y avispas pero Okuninushi también sobrevivió. No satisfecho con eso Susanoo mandó al joven a un enorme campo de trigo y entonces le prendió fuego, pero la oportuna ayuda de un ratón salvó de nuevo a Okuninushi. Entonces aprovechando que Susanoo se había quedado dormido Okuninushi ató los cabellos del dios a las columnas que sujetaba su propia casa y huyeron con su hija. Susanoo al oír el ruido despertó y al levantarse toda la casa se derrumbó encima suyo.
Admirado por el valor y coraje del joven al final Susanoo lo aceptó como esposo para su hija y le entregó su propia espada con la que combatir a sus ochenta hermanos y gobernar la tierra.

Ukemochi diosa de la fertilidad y la comida

Otra de las leyendas en las que aparece Susanoo es la relacionada con la diosa de la comida Ukemochi también conocida como Ogetsu. Fue así que Susanoo le pidió comida a Ukemochi y esta empezó a escupirla, a sacarla por el ano y por la nariz. Susanoo muy ofendido ante lo que él consideraba una afrenta irreparable la mató. Pero ocurrió que del cuerpo de la diosa entonces empezaron a brotar los alimentos que darían de comer a todo el Japón. De sus ojos nació el arroz, de sus orejas el mijo de su nariz las judías pintas, de sus genitales el trigo y de su ano la soja.

Sin embargo según otras fuentes quién mató a la diosa de la comida pudo haber sido Tsukiyomi, dios de la luna y hermano de Susanoo.

Susanoo en Guerra de Mitos

Mitología Japonesa - Susanoo en Guerra de Mitos
Susanoo, un carta con F2, PM6 y coste 4 que se beneficia de las claves Dios y Guerrero. Poco podemos añadir de estas dos claves que son de las más usadas en el juego y que permiten preparar estrategias muy diferentes en función de tus gustos.

Su habilidad, que se juega en fase de enfrentamiento, nos permite eliminar un punto de su reserva particular de poder y ganar +1F hasta dos veces por turno. En la práctica estaríamos hablando de un personaje que en combates largos puede llegar a pegar con F4, en la práctica sin embargo, esta habilidad podremos usarla poco ya que su reserva de poder es bastante limitada. Si pretendes atacar con F4 cada vez habría que añadir algún complemento a tu mazo como Oráculo de Delfos, Casa de Té, Poder Rúnico o equiparlo con Yoroi +1PM sino en un par de turnos quedará fuera de juego.

En el Refugio del Atlante podrás encontrar más información y recomendaciones sobre Susanoo, dios de la tormenta y de la batalla. No te lo pierdas.

Al igual que Aji-suki-taka-hi-kone Susanoo no goza del favor de demasiados jugadores, al menos no lo suficiente como para estar en los mazos top y salvo su aparición en los primeros torneos luego ha tenido poca presencia en la mesa, sin embargo aquí tienes una de sus apariciones.

¿No has jugado nunca a Guerra de Mitos?
Consulta nuestra Guía para aprender a jugar a Guerra de Mitos en menos de 15 minutos


Fuentes

Libros Consultados
Mitología del mundoAutor: Roy Willis Editorial: Blume
Mitos Y Leyendas De JaponAutor:F. Hadland Davis Editorial:Satori
Mitología Autor:Janet Parker Editorial:RBA
Japanese Mythology A to ZAutor:Jeremy Roberts

Enlaces
Guerra de Mitos el juego de Cartas
El Refugio del Atlante, exprimiendo las cartas del juego
Kojiki, registro de cosas antiguas
Crónicas de Japón (NihonShoki)

Valora este pergamino

Aven

Historiador y Aventurero de día, Mago y Guerrero de noche siempre me ha gustado combinar la afilada hoja de mi espada con una bola de fuego o una tormenta de rayos.
Son... argumentos contundentes.

 Deja un Comentario

(obligatorio)

(obligatorio)