Abr 022014
 
 2 Abril, 2014  Publicado por a las 11:11  Añadir comentarios

Ha llegado el momento de hablar de la mitología japonesa en la serie Mitos y Cartas, desde hoy y durante todo este mes, hablaremos de los japones, otra de las mitologías con las que puedes demostrar tu poder y derrotar al resto de dioses en Guerra de Mitos.

Mitología japonesa - Izanagi e Izanami

Izanagi e Izanami

Mitología japonesa

Según la mitología japonesa el universo estaba formado por tres partes, hecho que coincide con muchas otras mitologías como la concepción azteca de la tierra el cielo y el inframundo y por más de nueve millones de kamis, espíritus o deidades.

En el caso japonés las tres ubicaciones que relata el Kojiki son

  • Takamagahara o la alta llanura celestial.
  • Ashihara no Nakatsukuni, la tierra central de las llanuras de caña.
  • Yomi, o la tenebrosa tierra de los muertos.

En sus orígenes, antes de que la tierra estuviera completamente formada cobraron vida tres dioses invisibles en el Takamagahara. Amanominakanushi, Takamimusubi y Kamimusubi, estos tres poderoso dioses o kami como se le conoce en la mitología japonesa, junto con otros dioses menores, Umashiashikabihikoji y Amanotokotachi formaban las Cinco Deidades Celestiales primordiales a partir de las que se creó el mundo y el resto de dioses y kami menores.
Entre los dioses y kamis a los que dieron vida encontramos a Izanagi e Izanami la pareja primordial que dio origen a la tierra.

Desde el puente Ama no uki hashi Izanagi e Izanami contemplaban la tierra aún sin formar como una masa viscosa en movimiento. Entonces decidieron hundir en esa masa una lanza decorada con joyas, Amenonuhoko. Al retirarla varias gotas cayeron sobre el océano y formaron la isla Onogoro a la que descendieron para unirse.
Iniciaron el ritual dando una vuelta alrededor de la columna celestial que habían creado y al encontrarse Izanami habló primero. Engendraron a su primogénito, Hiruko, un niño deforme que fue abandonado en una barca de juncos en el mar. Siguiendo el consejo de los dioses volvieron a intentarlo pero esta vez fue Izanagi quien habló primero al encontrarse y su matrimonio fue exitoso.
De esta unión nacieron las ocho grandes islas de la cadena japonesa,

  • Awazi
  • Iyo
  • Ogi
  • Tsukusi
  • Iki
  • Tsusima
  • Sado
  • Yamato

y a una serie de dioses entre ellos al dios del viento, de las montañas o de los árboles, pero cuando engendró al dios del fuego, Kagutsushi, murió. Sin embargo antes de morir pudo engendrar a la diosa del agua, la diosa de la tierra y la calabaza celestial que juntas podían controlar al dios del fuego y proteger al mundo de la destrucción. Izanagi entristecido por la muerte de su amada esposa decidió viajar al Yomi para recuperarla. Al llegar Izanami le dijo que ya había comido en el hogar de los muertos pero accedió a discutir su petición con los dioses del inframundo, solo le pidió que mientras tanto no la mirara. Izanagi impaciente rompió una de las púas de su peine y la encendió a modo de antorcha para poder ver a su esposa en la oscuridad pero lo que vio en su lugar fue un cuerpo putrefacto y lleno de gusanos. Esta sintiéndose traicionada envió a las brujas del inframundo y a los ocho dioses del trueno para que le dieran caza.
Cuando ya casi había llegado al paso entre Yomi y la Tierra Izanami salió también en su persecución, pero finalmente Izanagi logró escapar y cerró la entrada al Yomi con una gran piedra. En ese momento Izanami le amenazó con que mataría cada día a 1000 personas si no la dejaba salir, y así fue como se dió vida a La Muerte, sin embargo Izanagi contestó que si ella mataba a 1000 cada día él haría nacer a 1500.
Después del contacto con La Muerte Izanagi encontró un arroyo en el que se baño par purificar su cuerpo y su alma engendrando en ese mismo momento a varios dioses y kamis, entre ellos a las tres deidades más importantes del sintoísmo, Amarerasu, la diosa del sol, Tsuki-yomi, el dios de la luna y Susano-o, dios de la tormenta y la destrucción.

Yomi y Takamagahara

Yomi, el hogar de los muertos, el inframundo en la mitología japonesa. Según la leyenda y los datos que nos proporciona el Kojiki aquí es donde los muertos permanecen por toda la eternidad y una vez han comido en su hogar ya no pueden regresar al mundo de los vivos. Se podría identificar con el infierno o el Hades aunque al parecer no es un lugar tan terrible como los anteriores sino un lugar gris donde los muertos continúan con su existencia de manera indefinida.

Takamagahara, hogar de los kami, el cielo en la mitología japonesa. Aquí es donde empezó todo con los tres poderoso kami que dieron origen a los otros dioses y divinidades menores que luego crearon el mundo y lo conectaron por el puente Ama no uki hashi al cielo.

El panteón Yomi en Guerra de Mitos

Panteón Yomi en Guerra de Mitos

Panteón Yomi en Guerra de Mitos

Si juegas un mazo con el panteón Yomi empiezas con 20 puntos de poder y la habilidad de eliminar dos puntos del panteón de tu adversario y del tuyo propio en fase de influencia. Este panteón solo superado en poder por Atlántida con 22 y La Orden con 29 es una buena opción para estrategias de contención y jugar a desgastar al rival. Al final tu oponente tendrá 0 puntos en su reserva y tu 1. Combinado con Pescadores y Templo de Shitennoji puede llegar a ser devastador para un adversario no preparado que ve impotente como cada turno pierde 3 puntos de poder mientras Yomi sigue igual. Contra mazos de desarrollo lento y panteones de 18 en 7 u 8 turnos puedes haber terminado la partida sin sacar un solo guerrero al campo de batalla. No conozco ningún caso pero teóricamente es más que posible.
Estos son algunos de los mazos donde puedes verlo en acción:

El panteón Takamagahara en Guerra de Mitos

Panteón Takamagahara en Guerra de Mitos

Panteón Takamagahara en Guerra de Mitos

Los mazos basados en Takamagahara siguen la filosofía de la mitología japonesa, desgastar al enemigo. En este caso la habilidad que tienes disponible en fase de influencia te permite cansar un personaje y ganar en él un punto de poder quitándoselo a un personaje enemigo.

Esta habilidad, para mí inferior a la que ofrece Yomi, nos permite limitar, hasta cierto punto, los efectivos del contrario en el campo de batalla. Sus 18 puntos de poder tampoco ayudan demasiado a jugar mazos de contención donde un punto más o menos de poder puede significar la diferencia entre la victoria o la derrota. Lo mejor es enfocarlo como un mazo rápido con el que poder atacar con muchos guerreros y a la vez evitar que el adversario también llene el campo de batalla robándole poder a sus tropas. Para ello usar invocadores de coste 0 puede ser una buena opción.

Estos son algunos de los mazos donde puedes verlo en acción:

En el Refugio del Atlante podrás ver una análisis en detalle de estos dos panteones japoneses, Yomi y Takamagahara. Seguro que entre sus consejos descubrirás nuevas formas de preparar tu mazo para la victoria.

Y añado un par más de entradas que os pueden resultar interesantes sobre Yomi en GDM4 y el tercer panteón japonés Amenoukihashi
¿No has jugado nunca a Guerra de Mitos?
Consulta nuestra Guía para aprender a jugar a Guerra de Mitos en menos de 15 minutos


Fuentes

Libros Consultados
Mitología del mundoAutor: Roy Willis Editorial: Blume
Mitos Y Leyendas De Japon
Autor:F. Hadland Davis Editorial:Satori
Mitología Autor:Janet Parker Editorial:RBA

Enlaces
Guerra de Mitos el juego de Cartas
El Refugio del Atlante, exprimiendo las cartas del juego
Kojiki, registro de cosas antiguas

Valora este pergamino

Aven

Historiador y Aventurero de día, Mago y Guerrero de noche siempre me ha gustado combinar la afilada hoja de mi espada con una bola de fuego o una tormenta de rayos.
Son... argumentos contundentes.

 Deja un Comentario

(obligatorio)

(obligatorio)