Feb 102014
 
 10 Febrero, 2014  Publicado por a las 11:11  Añadir comentarios
Survival Zombie: Lost Archives son una serie de posts ficticios basados en los Real Games de WRG y las Survivals Zombies organizadas por todo el territorio español.
Cornelius Tamphels, es el encargado de investigar cada nuevo brote y su misión es descubrir porque, cuando y dónde tendrá lugar el siguiente.
Si quieres participar te recomiendo que consultes la página oficial. www.survivalzombie.es dónde encontrarás, todas las fechas y lugares de las siguentes infecciones.

– ¿Es que estabais todos dormidos? – gritó el capitán Fernández.- Solo faltan 46 días y teníais que cagarla ahora, precisamente ahora. Las órdenes eran muy simples, mantener a los sujetos de Cabanillas en sus celdas solo 46 días más para que los científicos pudieran hacer su trabajo. Y ¿qué es lo que me encuentro cuando llego? Dos sujetos huidos, veintisiete zombies que hemos tenido que abatir a tiros y restos de lo que podrían ser otros once o doce sujetos. Ni siquiera sabemos si alguien más ha podido huir. ¿Quién controlaba las puertas de las celdas?
– El cabo Fernández, señor y el soldado Fernández, señor. Intentaron controlar el brote pero entraron en la sala y…

Al menos una buena noticia, dos incompetentes menos en el equipo.

-¿Alguno de vosotros quiere ser el siguiente?- Su mirada y su tono no dejaban lugar a dudas, quería cortar cabezas y quería hacerlo ya. En sus mentes todos tenían muy presente su último arrebato en el cuartel…

Esta nueva remesa estaba siendo con diferencia las más problemática de todas desde que empezaron los experimentos. La última modificación que habían añadido esos estúpidos científicos había vuelto a los zombies más agresivos, más hambrientos y por supuestos mucho menos controlables. ¿Qué parte era la que no habían entendido? El objetivo era poder controlar a los zombies, no tener que abatirlos a tiros cada vez que hubiera un nuevo brote.

Survival Zombie: Lost Archives, Laboratorio 5

Laboratorio 5 – Deutsche Fotothek

Esto le recordaba demasiado al accidente en el laboratorio 4, decenas de zombies corriendo libremente por todo el recinto. En cuestión de pocas horas más de la mitad del personal científico había caído y varios de los militares que custodiaban el centro también. Solo el ruido de miles de casquillos de bala al rebotar contra el frío cemento del suelo pudieron zanjar la cuestión. Desde entonces el proyecto se abandonó oficialmente y destinaron una unidad específica para encontrar una solución al problema. La amenaza era grave, muy grave, aunque una vez aislado e identificado el problema era solo cuestión de tiempo y dinero, y ahora mismo no tenían ni lo uno ni lo otro. Las pruebas en entornos controlados parecía que avanzaban a buen ritmo pero no era suficiente, necesitaban contrastar los resultados en un ambiente hostil y no hay nada más hostil que un grupo de gente luchando por sobrevivir a cualquier precio.

Ahora tenían que volver a empezar, nuevos sujetos, nuevas pruebas, y solo tenía 46 días o ya podía despedirse de una prometedora carrera militar, lo que a decir verdad le importaba un pimiento, y a una jugosa recompensa porque a fin de cuentas para eso había aceptado formar parte de ese descabellado proyecto, por la pasta y por el pisito en la playa, algo que por derecho merecía.

-A ver, Fernández y Fernández, organicen un grupo de búsqueda y captura, utilicen todos los medios disponibles, pero los quiero de vuelta antes de seis horas, sino sus cabezas serán el próximo desayuno de los sujetos del laboratorio cinco.- Empezó a gritar órdenes, a escupir insultos, a zarandear a ese tipo delgado y con gafas con tal fuerza que estas salieron volando para estrellarse contra el duro suelo. A los pocos segundos, más de una veintena de soldados corrían en todas direcciones sin mirar atrás. “Nunca mires atrás” les decía siempre a los nuevos en su discurso de bienvenida, “Nunca mires atrás”.

-Señor capitán Fernández- le interrumpió uno de los científicos aún a riesgo de ser zarandeado como el tipo que intentaba encontrar sus gafas aplastadas por el peso una de las botas del capitán.- Si no tenemos de vuelta a esos dos sujetos antes de 23 horas y 42 minutos la cosa puede ponerse muy fea y aún no estamos en condiciones de controlarlo…


Capítulo Anterior Survival Zombie: Lost ArchivesÍndice Survival Zombie: Lost ArchivesSiguiente capítulo Survival Zombie: Lost archives

Valora este pergamino

Aven

Historiador y Aventurero de día, Mago y Guerrero de noche siempre me ha gustado combinar la afilada hoja de mi espada con una bola de fuego o una tormenta de rayos.
Son... argumentos contundentes.

 Deja un Comentario

(obligatorio)

(obligatorio)