May 192014
 
 19 mayo, 2014  Publicado por a las 11:11  Añadir comentarios
Survival Zombie: Lost Archives son una serie de posts ficticios basados en los Real Games de WRG y las Survivals Zombies organizadas por todo el territorio español.
Cornelius Tamphels, es el encargado de investigar cada nuevo brote y su misión es descubrir porque, cuando y dónde tendrá lugar el siguiente.
Si quieres participar te recomiendo que consultes la página oficial. www.survivalzombie.es dónde encontrarás, todas las fechas y lugares de las siguientes infecciones.

Completamente empapado, desnudo y abandonado por sus amigos. Desde luego no era la mejor manera de empezar la semana y menos después de esa noche interminable en Cabanillas. Lo habían utilizado, una y otra vez para llegar hasta Pablo y sus contactos, para acabar con todos, para seguir adelante con las pruebas, y sin embargo eso era lo mejor que le esperaba a Cornelius.

Después de varias horas tirado en el río se levantó algo entumecido, el golpe debía haber sido más fuerte de lo que le pareció en un principio. Le costaba recordar y le costaba reaccionar a los estímulos externos, solo sabía que había demasiado ruido y eso le estaba volviendo loco. Tenía que pararlo.

Survival Zombie - Feria

A lo lejos la música de la feria no paraba de sonar y Cornelius se dirigió hacia allí. No le parecía especialmente lejos pero tardó mucho más de lo que pensaba. Seguía aturdido por el golpe y le costaba caminar, era como si le hubieran drogado antes de tirarle al río como a una colilla usada. Seguramente tendría fiebre, estaba sin ropa y sin embargo no podía dejar de sudar. Y ese maldito ruido no paraba de sonar.

De repente, a lo lejos, una sirena. Instintivamente se giró e intentó correr hacia la ambulancia para detener ese horrible sonido, era como si miles de agujas se le clavaran en el cerebro y no podía soportarlo.

La gente que pasaba a su lado camino de la feria lo miraban con una mezcla entre asco y temor, con cara de yo a ti no te toco ni con un palo y aceleraban el paso para cambiar de acera.

Al fin el ruido de la ambulancia había parado, pero la feria seguía estando allí, demasiado cerca, demasiado ruido. Su entrada en la feria provocó las reacciones esperadas. Viejecillas gritando de terror al ver a un hombre completamente desnudo, jovencillas riéndose y haciendo todo tipo de comentarios sobre su desproporcionada anatomía, pero nadie hizo nada por él. Nadie salvo Samira le prestó su ayuda. Le cubrió con un trapo viejo y le llevó hasta su caravana donde le ofreció ropa limpia.

-¿De dónde sales tu con este aspecto tan deplorable?- Cornelius, sentía como le estallaba la cabeza con cada palabra que pronunciaba la joven Samira. Al fin pudo articular una frase entera.

-¿No tendrás una aspira por aquí? O algo un poco más fuerte, tengo un dolor de cabeza horrible, me cuesta respirar y…

-Dios mío estás ardiendo, voy a llamar al médico.- Cornelius la agarró instintivamente con fuerza para evitarlo.

-No, no necesito un médico, solo una aspirina.

-Suéltame. -Gritó Samira aterrorizada al ver como Cornelius la apretaba cada vez con más fuerza.- ¡¡¡Suéltame!!!

De repente la puerta de la caravana se abrió, entró un hombre con cara de pocos amigos y sin mediar palabra le lanzó un directo a la mandíbula, pero Cornelius seguía agarrado a su presa, cada vez presionando con más fuerza.

Samira no paraba de gritar presa del pánico. Intentaba zafarse y salir corriendo pero a pesar de que Cornelius no era especialmente fuerte solo otro directo de Fran consiguió que soltara a su presa.

Luego otro directo y en unos momentos estaban los dos rodando por el suelo. Cornelius intentaba parar los golpes que una y otra vez se estrellaban contra su cara, contra sus costillas… Intentaba rodar y patalear para alejar a ese tipo del que no conocía ni siquiera su nombre, pero la pelea fue breve. A los pocos minutos Cornelius volvía a estar tirado en la cuneta, inconsciente y seguramente con la mandíbula y alguna costilla rota. No era la mejor manera de empezar la semana.

Una multitud de gente se había arremolinado alrededor de la caravana al oír los gritos y la pelea. Muchos curiosos y poca ayuda. Los encargados de seguridad de la feria, como siempre que había altercados, llegaron demasiado tarde, cuando el peligro ya había pasado y solo les quedaba recoger los pedacitos del desafortundado perdedor para meterlo una noche en el calabozo a la espera de que se le pasara la borrachera. Y ese caso no fue una excepción. Entre los dos arrastraron a Cornelius hasta su celda y le dejaron ahí, tirado, inconsciente.

-Fran ¿estás bien?- preguntó Samira algo alterada.
-Si solo ha sido un pequeño mordisco, el muy cabrón… Si vuelvo a pillarle por aquí juro que va a ser la última vez que ese tipo se acerque a una feria ambulante, a menos que lo haga en una silla de ruedas.


Capítulo Anterior Survival Zombie: Lost ArchivesÍndice Survival Zombie: Lost ArchivesSiguiente capítulo Survival Zombie: Lost archives

Pergaminos Relacionados

Survival Zombie: Infección no controlada
Valora este pergamino

Aven

Historiador y Aventurero de día, Mago y Guerrero de noche siempre me ha gustado combinar la afilada hoja de mi espada con una bola de fuego o una tormenta de rayos.
Son... argumentos contundentes.

 Deja un Comentario

(obligatorio)

(obligatorio)