Ene 132014
 
 13 Enero, 2014  Publicado por a las 11:11  Añadir comentarios
Survival Zombie: Lost Archives son una serie de posts ficticios basados en los Real Games de WRG y las Survivals Zombies organizadas por todo el territorio español.
Cornelius Tamphels, es el encargado de investigar cada nuevo brote y su misión es descubrir porque, cuando y dónde tendrá lugar el siguiente.

Si quieres participar te recomiendo que consultes la página oficial. www.survivalzombie.es dónde encontrarás, todas las fechas y lugares de las siguentes infecciones.

Otro maldito día en el paraíso. Hacer un llamamiento a la colaboración ciudadana es como ponerte una diana en el culo, acabas pasándolo mal, muy mal. Miles de mensajes, llamadas, vídeos, avisos y ¿para qué?

El 90% de los informes son falsos. Gente que gruñe por las mañanas, perros que gruñen por las mañanas, loros que gruñen por las mañanas, hasta yo gruño por las mañanas, sobretodo cuando consigo ver mi reflejo en el espejo del baño. Pero entre toda esta basura uno siempre puede encontrar algo de información que vale su peso en oro, sino sería absurdo arriesgarse a provocar una oleada de pánico.

Y así ha sido, tengo tres casos recientes para investigar, el primero una cajera de Sotolargo, muy cerca de Cabanillas del Campo. No pasó la prueba del fuego. Ahora solo quedarán cenizas pero sus compañeros de trabajo y su familia podrán aclararme algunas dudas como los lugares que frecuentaba, la gente con la que se veía y que dieta post-navideña seguía, si es que seguía alguna.

El segundo, un animal en Brihuega. Comportamiento agresivo, ataques a personas y otros animales, mordeduras, heridas abiertas, sobrestimulo a los ruidos…todo perfectamente normal para un perro callejero pero no para un loro amaestrado. Y tampoco pasó la prueba del fuego. Sería una pérdida de tiempo preguntarle a su familia, los loros solo hablan loro, pero quizá sus dueños si puedan aportar más información.

El tercero en unos grandes almacenes de Guadalajara, minutos antes del inicio de las rebajas se produjo una estampida a las puertas del centro comercial. Algunos de los testigos hablan de una mujer aplastada y pisoteada por la marea de gente que se resistía a soltar un Guchi a mitad de precio.

Hasta la fecha el lugar, los alimentos y otras personas parecen las tres causas más probables de infección y estoy convencido que tiene que haber una relación. Todo apunta a los militares pero no tengo ninguna prueba sólida, lo único cierto es que ellos siempre están ahí.

Ellos y ese seat familiar negro que lleva días siguiéndome. Demasiada casualidad, teniendo en cuenta que he recorrido media península en la última semana. Y sin sillita para bebés. ¿Quién conduce un familiar negro con cristales tintados por todo el territorio español y sin la pegatina “Cuidado bebe a bordo”?. Parecen profesionales, en cada provincia cambian de matrícula, de conductor, pero nunca está la pegatina, un fallo de principiante que podría costarles la vida. Pero parece que no soy el único interesado en los casos de zombies aislados. Debo estar en el buen camino.

De nuevo amenaza tormenta, fuertes rachas de viento zarandean eso a lo que llamo coche con violencia así que decido parar a tomarme un vaso de leche y una zanahoria en la primera gasolinera que me pilla de camino. No tienen ni lo uno ni lo otro así que pido un pacharán con hielo, doble, con doble de hielo.

Tal y como esperaba el seat familiar negro sigue su camino, pararse habría sido una estupidez. En el local solo estamos el camarero, un hombre gordo y mal afeitado de unos 45 años y yo. Seguramente esconde un bate de béisbol detrás de la barra. Con suerte una escopeta y, a pesar de su deplorable aspecto, es más que probable que no tuviera ningún reparo en usarla llegado el momento.

Busco un lugar alejado desde donde pueda controlar quién entra y sale del local sin llamar demasiado la atención, tengo que revisar mis notas y decidir donde me dirijo primero. A parte de los casos recientes en las últimas décadas han habido una serie de desafortunados accidentes que empiezan a parecer no tan desafortunados y que tal vez también debería investigar. En base a su importancia los he clasificado en tres tipos: accidentes químicos y biológicos, ataques zombies y ataques no confirmados, pero cada día aparece un nuevo caso, un nuevo lugar.

Mapa infecciones y ataques zombies

Mapa infecciones y ataques zombies

Icono Tóxico Un brote de Cólera asola la ribera del Jalón.
Icono Tóxico Vertido tóxico en Aznalcollar. Se desconocen los efectos en humanos.
Icono Ataque Zombie Vecinos de Mondéjar atacan a familiares y amigos.
Icono Zombie Policía hospitalizado tras ser mordido por tres mujeres en Palma.
Icono Zombie Crean búnquer antizombies en Cataluña
Icono Tóxico Brote del síndrome Urémico Hemolítico
Icono Ataque Zombie Niño de cinco años fallece en Sot de Chera por el ataque de un perro rabioso.
Icono Zombie Un virus desconocido provoca la muerte de un hombre en Viladecans.
Icono Ataque Zombie Incidente biológico leve en Mondéjar. Acotada la zona del sur de la Alcarria.
Icono Tóxico Vertido tóxico en Flix
Icono Zombie Mujer muerde a varias personas en el interior de una discoteca en Andalucía
Icono Tóxico Vertido tóxico en Humia
Icono Tóxico Vertido tóxico en Rio Tinto
Icono Ataque Zombie Un centenar de personas mueren en los disturbios de Alameda de la Sagra. Se desconocen las causas.
Icono Ataque Zombie Alarma en Olías del Rey ante hordas de zombies que recorren las calles
Icono Zombie Un paciente ataca a mordiscos a un agente de policía en Ibiza
Icono Tóxico Investigadores estadounidenses encuentran la manera de devolver la vida a los muertos

De repente un nuevo mensaje en facebook, llevo días tratando de comunicarme con alguno de los supervivientes del primer brote en Mondéjar y por fin alguien ha contestado a mi llamada. Unos supervivientes que se hacen llamar el Equipo 1500 parece que tienen información importante. Tal vez haya otros, pero si alguien está tratando de ocultar información sabe lo que se hace y ha limpiado cuidadosamente cualquier prueba.

¿Donde debería acudir en primer lugar?

Cuéntanos cual sería tu primera opción y porqué. La respuesta más interesante será la base de nuestro próximo post y el superviviente responsable conseguirá un pack de twinkies totalmente gratis y libres de impuestos en la próxima Survival. Ánimo, ha llegado tu momento !!!


Capítulo Anterior Survival Zombie: Lost ArchivesÍndice Survival Zombie: Lost ArchivesSiguiente capítulo Survival Zombie: Lost archives

Valora este pergamino

Aven

Historiador y Aventurero de día, Mago y Guerrero de noche siempre me ha gustado combinar la afilada hoja de mi espada con una bola de fuego o una tormenta de rayos.
Son... argumentos contundentes.

  6 comentarios en “Survival Zombie: Rastreando Pistas”

  1. Yo intentaría ir a una isla con pocos habitantes donde estar a salvo de los grandes grupos de zombies que estarían en las ciudades de la península y de otros supervivientes que también pueden ser peligrosos

    • Es una buena opción para sobrevivir danidofe pero no para encontrar pistas. En las islas se dan pocos casos de brotes zombies y cuando se dan acaban rápidamente con la población local. 🙂

  2. Yo iria a rio Tinto. Por alli suele haber mucha gente estudiando si las condiciones naturales del rio serian equiparables a las que se pueden encontrar en el espacio. Es decir: un monton de biologos especializados en formas de vida no humana

    • Biólogos, vida no humana… pensaba que tras el accidente esa zona era de acceso restringido. Y aunque así sea, biólogos experimentando con formas de vida alternativas puede que estemos detrás de algo gordo.

  3. Yo iría a ver a mi madre, seguro que ella tiene información sobre el tema… no os imaginais la cantidad de comida que guarda entre la despensa y el congelador, parece que se prepare para el apocalipsis, en serio mi madre sabe algo.

    • Siempre es mejor estar preparado que no estarlo xDD. Nunca se sabe y luego te das cuenta que en mitad del caos solo tienes una base de pizza y nada que echarle encima y ya es demasiado tarde para acercarse al supermercado.

 Deja un Comentario

(obligatorio)

(obligatorio)