Jun 232014
 
 23 junio, 2014  Publicado por a las 14:22  Añadir comentarios

08:00
Sé que hoy no será otro día más. La corporación WRG lleva días detrás de nosotros. Amenazas encubiertas, mensajes encriptados… demasiadas molestias se están tomando para que sea otra prueba de campo sin más.

Nuestro infiltrado empieza a mandarnos información. Tienen mi móvil intervenido y pese a usar el protocolo de encriptado nivel alfa no me fío. El vehículo en el que llega el resto del equipo desde Valencia lleva una bomba y ni tan siquiera hemos empezado a molestarles. Se están tomando esta amenaza muy en serio sin embargo eso no hace más que confirmar que estamos avanzando en la buena dirección. Tienen algo más que ocultar y vamos a descubrir que es.

10:00
Tengo la extraña sensación que alguien me sigue.

11:45
Llego con tiempo a la estación de trenes, prefiero llegar cuanto antes a Olías y poder reconocer el terreno. Siempre hay algo que no aparece en los mapas, un río, una casa, una horda de zombies en la esquina… y hay que estar preparado.

12:10
No hay trenes a Olías. ¡Imposible! ayer lo comprobé en la web. Puerta de Atocha- Olías del Rey, duración del trayecto 45 min. Precio 4,5€. Alguien no quiere que lleguemos a Olías pero eso no va a detenernos.
Abandono la estación y me dirijo a la terminal de autobuses justo a tiempo para subirme en uno dirección Olías, parece que es mejor improvisar durante el trayecto, conocen todos nuestros movimientos.

14:30
Llego a Olías. La zona parece tranquila, siempre parece tranquila. Nunca resulta ser verdad. Varias tiendas en la entrada del centro comercial son el único rastro que consigo encontrar de los militares, suficiente para saber que ya han estado aquí. Estamos en el lugar correcto. Ahora solo tengo que esperar al resto del equipo. Con suerte podrán abandonar el vehículo antes de que explote la bomba que llevan en el compartimento de equipajes.
Survival Zombie Olías del Rey
15:10
Hora de comprobar las instalaciones de WRG. Me dirijo al Check-In. Es una trampa mortal. En cualquier momento puede aparece un Z y acabar con todos los que estamos en esta habitación casi sin luz y sin salida. Es una trampa perfecta. Todavía no hay militares controlando las entradas así que es el momento ideal para pasar desapercibido. Al poco rato me reencuentro con el resto del Equipo 1500. Siempre es un gran honor y reconforta saber que puedes contar con gente así que te apoyan en los momentos más difíciles sea cual sea el peligro y creo que hoy van a poner a prueba nuestras habilidades más allá de cualquier duda razonable. Estamos preparados para morir con honor y para luchar hasta que caiga el último de nosotros. Luego vendrán más que seguirán donde nosotros lo dejamos y así hasta que por fin podamos acabar con la corporación y todos sus mercenarios.

16:10
Los Merovingios y otros grupos de militares empiezan a realizar controles aleatorios a la población. Es por nuestra seguiridad dicen. Empiezan a caer los primeros supervivientes.

Lo saben. Saben que estamos aquí, ya nos han identificado y dos miembros del S.M.A.S (Sick Monkeys Assault Sqaud) nos matienen bajo estricta vigilancia. Damos un rodeo al centro comercial y siguen ahí pegados a nosotros. Ha llegado el momento del Rollito de Primavera. Los atraemos hasta una esquina donde les esperamos con las armas desenfundadas. Chicos esto podría haber sido vuestro final. Demasiados civiles en los alrededores, quizá la próxima vez tengáis menos suerte.

Equipo 1500 en la Survival Zombie de Olias del Rey

Equipo 1500 en la Survival Zombie de Olias del Rey


22:00
Pero con esta gente no se juega, son profesionales y horas más tarde nos devuelven la pelota. En una maniobra que nos pilla por sorpresa, varios miembros del Sick Monkeys consiguen capturar a dos de nosotros y pese a la resistencia acabamos esposados, con la cabeza cubierta y en el maletero de un coche sin posibilidad de escapar. Parece que no somos los únicos, varios miembros de otros grupos organizados contra la Corporación también han caído. Los Peta Z’s descubren como también han capturado y encerrado a alguno de sus miembros en los coches y hay más, seguro que muchos más. Cada vez la resistencia es mayor y no van a poder solucionarlo con un par de coches. Si quieren apresarnos a todos van a necesitar algo mucho más grande. ¿Qué tal un portaviones en el Manzanares?

La situación empieza a ponerse fea, no hay manera de salir del coche y parece que están empezando a arder. Esto es el fin muchachos, ha sido un honor luchar a vuestro lado, siempre os llevaré en mi recuerdo y cuando pregunten por… ZAS en toda la luna. Alguien con una pata de cabra le arrea una y otra vez hasta que el cristal estalla en mil pedazos, parece que varios miembros del Komando Peta Z’s, del Equipo 1500 y de otros grupos han conseguido sortear el cerco militar y han venido en nuestra ayuda. Por fin una oportunidad para escapar y seguir luchando, justo a tiempo para que el blindado no convierta nuestros huesos en comida para perros.

Ahora ya hemos enseñado todos nuestras cartas y sabemos lo que hay que esperar. Estaba claro que no iba a ser otra Survival más. ¡¡¡Esta va a ser una Survival para el recuerdo!!!

23:12
Gritos, gente corriendo, está volviendo a ocurrir…han soltado a los zombies. Incluso los militares temen por sus vidas e intentan contenerlos a tiros. Ellos serán los primeros en caer, no tenían que haber desafiado a sus superiores y esta es su recompensa por ello, un puesto en primera línea para disfrutar del espectáculo.

Militar controlando las masas en la Survival Zombie

Militar controlando las masas en la Survival Zombie


La gente corre como pollo sin cabeza hacia la pasarela, otra trampa mortal en la que los últimos militares del recinto intentan contener a los zombies y Z’s que se abren paso entre las balas. El puente ya no es seguro, lo mejor es buscar una vía de escape adicional y con un Z pisándonos los talones lo mejor es dar un “pequeño” rodeo al centro comercial y volver cuando los ánimos estén más tranquilos.

Finalmente conseguimos cruzar el puente y reunirnos con todo el equipo. Nos dirigimos hacia los puntos clave en busca de algún superviviente, ayuntamientos, iglesias, cementerios… la gente siempre acude a estos lugares en busca de ayuda o consuelo y el 1500 ha venido aquí para ayudar. Traemos una vacuna experimental para los supervivientes. Desconocemos aún los efectos secundarios pero es su única esperanza de seguir con vida así que cuantas más podamos repartir a más gente vamos a ayudar.

Hay gente en el ayuntamiento pero un Z nos cierra el camino. Sergio se enfrenta a él llamando su atención y consiguiéndonos una vía de acceso, parece que hay gente con problemas médicos a la que tenemos que ayudar. Una chica necesita su inhalador en la planta inferior. ¿Y cual es el problema? Tampoco estamos en un quinto sin ascensor ¿no?

Cuando asomamos la cabeza y vemos a ese zombie mirando fijamente al espejo lo comprendemos…eso es trabajo para un 1500. Esther Capitena Ladi sin dudarlo corre hasta el centro de la sala antes de que el zombie pueda llegar, se hace con el inhalador y volvemos a la primera planta. Según nos cuentan parece que hay más gente a la que ayudar, pequeños grupos logran resistir así que lo único que tenemos que hacer es encontrarlos a todos y facilitarles un antídoto.

Nuestro siguiente objetivo el polideportivo. Y luego la casa de Cultura, ahí, junto con Pedro, Gerard y Darwin vivimos una experiencia aterradora. Teníamos que salvar a una chica, Vanesa, atrapada en el interior de un edificio rodeado por varios zombies. Hasta aquí puede parecer una sensación normal durante un apocalipsis zombie, pero si no lo habéis vivido no os podéis imaginar que es meterse en un edificio y encerrar a un zombie fuera…¡¡¡cuando tienes otro dentro!!! Afortunadamente los zombies no tienen demasiado cerebro sino nunca habríamos conseguido escapar.

Al final de la noche conseguimos repartir bastantes antídotos y ayudar a mucha más gente, incluso a la chica del gato, Olaf. Sentimos tu perdida pero aún hay esperanza y muchos gatitos que necesitan a alguien como tu que les dé amor y cariño para crecer fuertes y ser felices, otros Olaf que maullan esperando que alguien les dé un hogar en el que vivir.

Por lo demás solo me queda añadir algunos detalles y agradecimientos (Es el momento de ir al baño si aún no lo has hecho, lo que viene a continuación es importante y requiere tu atención)

De nuevo WRG nos ha vuelto a regalar una gran Survival, para mí la mejor, con diferencia, hasta la fecha. Aviso, espero vivirlas mejores aunque el listón está muy alto.

He vivido experiencias que no había conseguido en ninguna survival anterior. Aunténtico TERROR, PÁNICO, cuando estás agazapado en silencio en la completa oscuridad del parque y a dos metros de ti oyes el grito espeluznante de un Z y corres como pollo sin cabeza sin ver absolutamente nada. Corres por instinto, aunque sea contra un muro o hacia una muerte mucho peor.

He sufrido con todos los Z’s, con los que corrían como gamos, incansables e insaciables buscando víctima tras víctima, con los que saltaban desde arriba o aparecían de la nada entre los coches. Mi enhorabuena a todos ellos, incluso a los que a las 6:45 cuando nos dirigiamos en busca del comandante aún esprintaban cuesta arriba al vernos con el pañuelo verde.

Nos hemos topado con bastantes hordas de zombies y he podido comprobar en mis propias carnes como la combinación de laberinto de calles, Z’s y hordas te llevan a una muerte más que segura. Sorteas al primer Z, sorteas al segundo y cuando giras la calle ves a la horda, lenta e impasible que se dirige hacia ti. Entonces piensas, los coches, los coches son mi salvación y esprintas hasta que sale un Z de la horda y acabas siendo el aperitivo de la noche.

Gracias a los chicos del centro médico por atenderme tan bien y acertar con el diagnóstico, gracias a ellos hoy solo puedo resentirme de un dolor indescriptible en todo el cuerpo pero que con el tiempo pasará, espero.

Las pruebas han sido en general muy buenas, quizá la más floja fue la del psicólogo en la calle de las Rosas. La del ayuntamiento y la de la casa de Cultura, para mi las mejores. Sobre el número de Z’s y hordas patrullando la ciudad, a mi me han parecido suficientes, quizá habría añadido alguna horda más, lejos del centro, que ya de por si era una trampa mortal pero el uso de Z’s como control de colas en las pruebas me ha parecido acertado y han conseguido lo que venía buscando hacia tiempo en una survival, llevarme al límite de mi resistencia.

Los actores en general hicieron muy bien su trabajo pero merecen un reconocimento especial los del último parque. Aún hoy me pregunto cómo los dos militares consiguieron que después de horas de huir de Z’s y sin ninguna fuerza fuéramos a buscar a la chica del gato. De verdad, nos disteis lo que necesitábamos y algo más para seguir corriendo esa media hora final. Nos disteis esperanza cuando sabíais que ya no la había y por eso os lo agradezco. Por eso y por contener a los Z’s a la salida del parque, sin vuestra ayuda no habríamos conseguido llegar al centro comercial con vida en busca del comandante. Desafortunadamente ya era demasiado tarde para nosotros.

Mención especial también requieren los dos Z’s que controlaban la entrada del parque con los que pude charlar durante un buen rato. Se trató más bien de un monólogo pero se les veía interesados, aguantaron muy bien mis palabras sin demasiado sentido y la interrupción de algún tarado en coche que nos interrumpió y siguieron ahí buscando carne. Siento que os dispararan en la cabeza pero los vivos no tenemos mucho aprecio por los Z’s 😉

Afortunadamente no nos cruzamos con muchos militares aunque me consta que realizaron un trabajo impecable acabando con algunos supervivientes, infectados o no, eso es difícil saberlo. Pero aunque no sea del agrado popular los militares hicieron un servicio impecable. Yo por mi parte seguiré evitándolos todo lo que pueda, salvo cuando me encuentre con un Merovingio, ellos son gente de honor y tienen toda mi confianza.

Y por último solo me queda agradecer a todo el Equipo 1500 su apoyo en todo momento, sus risas y sus momentos 1500. Sois lo más grande y espero ver más amaneceres a vuestro lado.

Pergaminos Relacionados

Survival Zombie: venid a por nosotros Z’s
5 de 12 votos

Aven

Historiador y Aventurero de día, Mago y Guerrero de noche siempre me ha gustado combinar la afilada hoja de mi espada con una bola de fuego o una tormenta de rayos.
Son... argumentos contundentes.

  2 comentarios en “Survival Zombie: venid a por nosotros Z’s”

  1. jajaja gracias a vosotros por venir…atentamente uno de los Z’s de la prueba de la niña y la vela

    • Aún me pregunto como pudimos salir de allí con vida y la tensión que entre todos los actores conseguistéis darle a la escena fue sencillamente genial.

 Deja un Comentario

(obligatorio)

(obligatorio)