ene 282015
 
 28 enero, 2015  Publicado por a las 11:11 El Candelabro de Hierro, Juegos de Mesa Tagged with: , , , ,  Añadir comentarios

Esta es nuestra recopilación de los errores con los que nos hemos encontrado a lo largo de cientos, miles de partidas de Catan y seguro que aún nos quedan muchos por descubrir.

Sin embargo por mucho que te cuente la mejor manera de que entiendas realmente que es lo que pasa con cada uno de ellos es que los pongas en práctica en tus partidas. Eso te dará la experiencia necesaria para evitarlos cuando realmente lo necesites.
9 errores típicos jugando al Catan - Juegos de Mesa

Error #1: Jugar pensando en el futuro

El Catan no es un juego de estrategia a largo plazo como puede ser el ajedrez. Tienes que actuar y cuanto antes mejor. Lo más habitual es que de repente uno de los jugadores de la mesa decide que la mejor opción no es robarle al que va ganando sino al que cree que va a ganar. La mayoría de las veces el resultado es que el que va ganando acaba ganando. Sin más.

Juega siempre pensando en el momento actual. ¿Quién está ganando? ¿Quién controla más territorio? ¿Quién puede expandirse más? ¿Quién tiene el ejército y la ruta comercial? Cuando los jugadores están a 7 puntos la partida puede acabar en una ronda así que no hay lugar para el error. Luego ya será tarde.

Si aún tienes alguna duda sobre como jugar cuando sacas un 7 te recomiendo El ladrón ese gran desconocido que te aclarará porque robarle al que va ganando es casi siempre la mejor opción.

Error #2: Dejarse llevar por la pasión

Mucha gente es víctima de lo que popularmente se conoce como CatanRevenge. Resumiendo, un jugador se cruza en tu camino y decides que todo lo demás ya no tiene sentido, tu única meta en esta partida es reducirlo a cenizas y eso es un gran error, siempre que pretendas ganar la partida. El Catan es un juego donde el azar tiene un papel importante y la única manera de luchar contra el azar es inclinando la balanza de las probabilidades a tu favor. Ya sea en el momento de recoger materias, en el momento de colocar el ladrón o en el momento de decidir si coger una carta de desarrollo tienes que mantener frío y sereno. Si te dejas llevar por la pasión las cosas se pondrán feas, muy feas para tí. Robarás a quien no debes, contruirás donde no deberías y harás cosas que mas tardes lamentarás.

Sé frío como el acero es tu única arma frente al azar.

Error #3: Empezar la partida sin un plan

Si dejas que las cosas vayas a su aire tienden a ir de mal en peor. Si no tienes un plan no sabrás hacia donde debes construir, no sabrás cuales son tus objetivos… ¿Qué tienes que cambiar trigo por piedra? ¿piedra por trigo? Nada de esto tienen sentido si tus opciones pasan por construir la ruta comercial y 5 pueblos. Sin un plan eres como un barco sin rumbo acabarás etrellándote contra los arrecifes de los perdedores. Oye eso ha sonado muy poético ¿no?

Ten siempre un plan a punto, aunque sea malo será mucho mejor que no tener ningún plan.

¿No tienes claro como escoger un buen plan antes de empezar?

Error #4: Esperar que todos jueguen según tus normas

Esto en definitiva es más bien un error de concepto que puede llevarte a bajar la guardia. Jugadores que deciden jugar su particular CatanRevenge contra ti. Jugadores que deciden que es mejor probar suerte con el ladrón robándole al que va en última posición. Cambios desorbitados con tu rival directo. Puedes esperarte cualquier cosa y si no estás preparado eso supondrá un duro golpe en tu camino hacia el éxito.

Desconfía de todos, con una sonrisa profident, pero desconfía de todos, ellos solo quieren tu tesoooooooro.

Error #5: No estar en el juego

Por extraño que parezca incluso en las competiciones oficiales aún hay muchos jugadores que deciden que contar las cartas es una pérdida de tiempo. Incluso escuchar los cambios de los rivales no tiene ningún sentido para ellos. Luego llega el momento de jugar un monopolio y el resultado son 0 cartas de madera. O intentar cambiar durante largo rato una arcilla que nadie tiene revelando que cartas tienes tu para ofrecer. Más suerte la próxima vez. El único error es que en realidad no se trata de una cuestión de suerte, es solo una simple suma.

No hace faltar memorizar todas las cartas, simplemente con controlar que se está ofreciendo, que escasea y llevar la cuenta de alguna materia cuando tienes un monopolio en tus manos debería ser suficiente para afrontar con éxito la partida.

Error #6: Malgastar recursos

Los recursos no son infinitos, tienen esa fea costumbre. Es muy posible que después de una racha de buena suerte hayas conseguido 5 maderas de ese 3 por el que no dabas ni un centavo y ante la abundancia decides cambiar 4 maderas por una arcilla en la banca. O apostar por el gran ejército de caballería cuando alguien ya controla 7 caballeros. ¿De verdad crees que el 3 va a salir indefinidamente? ¿O qué la partida va a durar otras 8 rondas solo para que tú puedas conseguir el ejército? ¿Y que tu rival se va a quedar mirándolo con cara de besugo?

Los recursos son escasos, adminístralos con cabeza, sobretodo aquellos que te cuesta más conseguir. Si hay algún momento en que hay que pensar a más largo plazo ese momento es ahora. No tires recursos a la basura sino tus oportunidades acabarán junto a ellos.

Error #7: Bloquear a todos los jugadores

Nadie puede bloquear a todos los jugadores de la partida y esperar ganar. Nadie salvo Chuck Norris y el Hombre de Negro. Esto puede ser una consecuencia del Error #1 y/o del Error #2, juegas el ladrón al tuntún, bloqueas sin necesidad, cambias con quien no debes… todo esto tiene un nombre en las religiones orientales y se llama karma. Solo de ti depende que sea bueno o malo y creéme cuando tienes mal karma en una partida de Catan puede ocurrirte cualquier cosa por increíble que parezca.

Sé listo, tu objetivo es ganar la partida no luchar contra todos los jugadores. Solo tienes que conseguir 10 puntos antes que el resto y si lo haces con el menor número de daños colaterales tu karma te lo agradecerá.

Error #8: Abandonar la ruta comercial

Has invertido madera y arcilla en construir un bonito camino que recorre toda la costa. Y de repente decides que lo tuyo no son los caminos que eres un magnate de la construcción y prefieres construir ciudades. Aquí podemos encontrarnos con el Error #6, el Error #5 e incluso el Error #3. Pero en este caso concreto el error es no luchar por algo que ya tienes. Lo mismo podría suceder con el Ejército de Caballería. Como es lógico habrá situaciones en las que no se puede luchar. No tienes arcilla, no tienes madera y por lo tanto que tengas la Ruta Comercial ha sido solo una ilusión pasajera pero si tu objetivo es conseguir la Ruta Comercial esa tiene que ser una de tus prioridades. Incluso antes que construir pueblos o apostar por cartas de desarrollo. Si la pierdes te va a ser difícil recuperarla y tendrás que invertir más recursos de los que te costaría conservarla.

Recuerda, conservar la Ruta Comercial o El Ejército de Caballería no es una pérdida de tiempo, es un paso hacia la victoria.

Error #9: No tener trigo

Este es uno de los mayores errores que puedes cometer en una partida de Catan. No cobrar trigo en ninguno de tus pueblos o ciudades. El trigo es necesario absolutamente para todo. Pueblos, Ciudades, Cartas de desarrollo. Sin trigo solo podrás construir caminos y con caminos nunca vas a conseguir la victoria. Si no tienes trigo avanzarás lento en el inicio de partida y en el final de partida, serás víctima del exceso de cartas que no podrás usar y el precio de los cambios subirá. Si no tienes trigo estás perdido. Puedes compensarlo con puertos, con mucha cantidad de otros recursos pero al final seguirás siendo lento y tu progreso será mucho más caro.

Y si eres lento y caro acabarás como los dinosaurios…extinguiéndote.

Consigue trigo, aunque solo sea con un 3 o con un 4. Las probabilidades no serán mucho mejores pero puede representar la diferencia entre una victoria o la peor de las derrotas.

¿Y tu? ¿Cuáles son los errores que cometes con más frecuencia jugando al Catan? Cuéntanoslos en los comentarios

¿Quieres más? Prueba con alguno de estos artículos, seguro que te gustarán.

9 errores típicos en una partida de Catan 4.56/5 de 16 votos

Aven

Historiador y Aventurero de día, Mago y Guerrero de noche siempre me ha gustado combinar la afilada hoja de mi espada con una bola de fuego o una tormenta de rayos.
Son... argumentos contundentes.

  Un comentario en “9 errores típicos en una partida de Catan”

  1. Hola,
    Una consulta. Una gran ruta comercial puede acabar con un caballero? O debe acabar con un poblado, ciudad o catedral?
    Gracias!

 Deja un Comentario

(obligatorio)

(obligatorio)