Ene 212015
 
 21 Enero, 2015  Publicado por a las 11:11  Añadir comentarios

Sé valiente, sé rápido, muy rápido y podrás alzarte con la victoria en Dobble, el juego de cartas en el que encontrar los símbolos iguales te llevará a la gloria.

A lo largo del tiempo he visto otros juegos parecidos como el Lince, Pictureka… pero, de todos ellos, Dobble me ha parecido especialmente dinámico y divertido. A los cinco minutos de abrir la caja ya estábamos disfrutando de la primera partida y de las primeras risas. Ahora vamos a analizarlo paso por paso. Sígueme.

CONTENIDO
El juego viene en una caja metálica redonda de unos 9 cm de diámetro. Dentro de esta divertida caja encontraremos las 55 cartas que componen el juego y las instrucciones para sus cinco modos de juego. Nada más y nada menos. El juego perfecto si ya tienes la estantería repleta de cajas y cajas o si quieres llevarlo de viaje contigo.

Contenido del juego de cartas Dobble

Contenido de Dobble con su bonita caja metálica

PREPARACIÓN
La preparación depende de cada mini-juego y varía ligeramente. Mi preferido hasta la fecha es el foso, pero seguro que después de unas cuantas rondas tú también tendrás algo que decir al respecto.

  • Torre infernal: Cada jugador empieza con una carta boca abajo. El resto de cartas forman un pila central de la que hay que ir consiguiendo cartas.
  • El foso: Se reparten todas las cartas entre todos los jugadores y se deja una única carta en el centro de la mesa. Hay que descartarse de todo lo que tienes encima cuanto más rápido mejor.
  • La patata caliente: Se reparte una carta por cada jugador y ronda. El resto de cartas no se utilizan. El objetivo es pasar todas las cartas al perdedor.
  • A por todas: Se pone una carta en el centro de la mesa boca arriba y tantas cartas como jugadores haya boca abajo. El objetivo es recuperar el mayor número de cartas de la mesa.
  • El regalo envenenado: Se reparte una carta boca abajo a cada jugador y con el resto se forma una pila central. Objetivo dar el mayor número de cartas de la pila central al resto de jugadores.

EMPEZANDO EL JUEGO
Una vez escogido el juego y preparadas las cartas ha llegado el momento de empezar a jugar.

Cada minijuego tiene su propia mecánica pero todos tienen un punto en común: hay que descubrir el símbolo igual entre dos cartas más rápido que el resto de participantes.

En la torre infernal hay que conseguir el mayor número posible de cartas, en el foso hay que deshacerse de ellas… después de una partida, la mecánica del juego ya no tendrá ningún secreto para los participantes. Antes de empezar te recomiendo que leas con detalle las instrucciones de cada minijuego para que no haya lugar a dudas. Son simples pero nunca está de más leerse las normas antes de empezar a jugar.

ESTRATEGIAS GANADORAS
El objetivo de todos los mini juegos se basa en ser el más rápido en reconocer los símbolos iguales entre dos cartas cualquiera. No existe una estrategia ganadora salvo ser el más rápido reconociendo símbolos. Puedes descartar por colores, puedes descartar por formas, puedes ir eliminando los símbolos uno por uno… pero hazlo rápido, si alguien se te adelanta tendrás que volver a empezar de cero y créeme, esos segundos son los que marcan la diferencia entre ganar o perder.

MI EXPERIENCIA
Hace relativamente poco que tengo este juego pero ya le hemos sacado brillo a las cartas, especialmente al foso. A los más pequeños les gusta, desde el primer momento. Más aún cuando ven que tienes muchas posibilidades de quedar entre los ganadores. Muchas más si lo comparamos con otros juegos de mesa algo más complicados para su edad como El Catan o El Carcassone por ejemplo.

Otro detalle que me gustaría destacar es que con la práctica empiezas a ver una mejora en tus habilidades y eso hace que te sientas feliz, pero a la vez hace que las partidas sean mucho más cortas.
Desde mi punto de vista es un juego para echarse unas risas durante una media hora, quizá algo más si los ganadores y perdedores se van alternando, pero no se puede ir más allá. No esperes grandes tardes de jugar al Dobble, son más bien sesiones cortas pero intensas, ideales por ejemplo para después del café o para antes de cenar.

EN RESUMEN
Dobble, un juego simple, divertido y al que puede jugar toda la familia y amigos, incluso aquellos a los que cualquier otro juego de mesa les resulta demasiado complicado. Sin más pretensiones que estas es un juego que da lo que promete.

HORA DE JUGAR
¿Qué te ha parecido Dobble? ¿Con ganas de jugar unas rondas? Entonces puedes jugarlo en tu iPhone, iPad y próximamente en Android y Facebook pero sin ninguna duda lo mejor es jugarlo en una mesa con los amigos.


Valora este pergamino

Aven

Historiador y Aventurero de día, Mago y Guerrero de noche siempre me ha gustado combinar la afilada hoja de mi espada con una bola de fuego o una tormenta de rayos.
Son... argumentos contundentes.

 Deja un Comentario

(obligatorio)

(obligatorio)