Oct 212015
 
 21 octubre, 2015  Publicado por a las 11:11  Añadir comentarios

Buenos días aprendices y rastreadores de Tierra Quebrada hoy vamos a conocer un poco más a Ángel Torezano, también conocido como Raúl San autor del libro La Flor de la Poesía.

Ángel Torezano

Ángel Torezano creció entre dos mundos: el real y el de la fantasía. En una de esas vidas se convirtió en un ingeniero informático aficionado a los deportes de montaña; en la otra recorrió innumerables cuentos, viviendo infinitud de aventuras. Y así fue como descubrió una verdad pequeña, aunque poderosa, escondida a la sombra de los sueños: que la pluma es más fuerte que la espada.

 
¿Por qué nombre te conocen los humanos?
Aunque me llamo Raúl Sánchez, los humanos me conocen por el nombre de Ángel Torezano. Siempre que me preguntan por qué uso seudónimo, respondo que mi nombre es demasiado común para diferenciarme, sobre todo en el mundo de internet. ¿Por qué Ángel Torezano?, me preguntan a continuación. Torezano era el segundo apellido de mi madre. Me parece muy bonito, castizo y poco común, y era una forma de rendirle homenaje y de que el apellido no se perdiera. Y Ángel es un nombre que me gusta si no me llamara Raúl, por ser un nombre real que además representa una figura interesante.

¿Qué opinas del género de fantasía en nuestro país?
Afortunadamente, estoy viendo en los últimos años que es un género cada vez más conocido y reconocido, en parte gracias al boom que ha habido en el cine desde que llevaron a la pantalla “El Señor de los Anillos” y “El hobbit”, en parte gracias a varios éxitos de novela juvenil de fantasía moderna como “Harry Potter”, y también gracias a novelas que han trascendido las fronteras del público de la fantasía como “Juego de Tronos” y “El nombre del viento”.

¿Cuáles son tus obras literarias de referencia en el mundo de la fantasía?
No sabría decir si de referencia en el mundo de la fantasía, pero la trilogía de la Crónica del Asesino de Reyes, bajo los títulos del “El nombre del viento” y “El temor de un hombre sabio”, me parece una delicia literaria para el paladar. Los dos primeros tomos de “La espada de la verdad”, aunque son menos conocidos, también me resultan imprescindibles, y no tienen nada que ver con la serie a la que los adaptaron después y por lo que mucha gente no los lee.
A mi alrededor he constatado que los títulos que he mencionado suelen gustar incluso a las personas que no suelen leer este género.

¿Cuál fue el primer libro de fantasía que leiste?
“El hobbit” de Tolkien. Lo encontré en mi casa por casualidad con 15 años y me fascinó. Yo solía de niño quedarme ensimismado con la serie de dibujos “Dragones y mazmorras”, y descubrir, cuando encontré el libro de Tolkien, que detrás de ella había un mundo de literatura y juegos de mesa relacionados con el género, me abrió la puerta de un mundo que me sedujo para siempre.

¿Cuál es tu personaje de fantasía preferido? ¿Por qué?
Esta es una pregunta difícil, porque no he encontrado aún un personaje de fantasía que considere preferido. Sin embargo, Simkim de “La espada de Joram” es un personaje que me encantó y que me hacía sonreir desde que aparecía en el texto. En el fondo es muy parecido a Tasslehoff Burrfoot de Dragonlance ―al fin y al cabo ha sido creado por los mismos escritores―, pero quitándole la ingenuidad y añadiéndole un aura de misterio alrededor. Simkim es igual de irreverente, curioso e insidioso, fuera de los convencionalismos impuestos por la sociedad en la que se mueve, pero mucho más incisivo e inteligente, y mucho menos bondadoso…
Entrevista a escritores de fantasía
¿Qué es lo que más detestas al leer un libro de fantasía?
Lo cierto es que no soporto a los personajes víctimas y parias que siempre ponen la otra mejilla porque son incapaces de devolver los golpes y que acaban siendo héroes por causa de las circunstancias y a los que todos acaban admirando. Es como si tuvieran una personalidad unidimensional y no consigo simpatizar con ellos. Oj, es que me superan, jajaja. Supongo que se alejan tanto de mi propia forma de ser que no comulgo con ellos. También me aburre el dramatismo gratuito y claramente intencionado.

¿Desde cuando escribes fantasía?
Creo que desde que me inicié en el juego de rol “Dungeons & Dragons”, a los 20 años. Aunque no estuviera escribiendo prosa como se entiende al escribir un relato o una novela, crear las historias que los jugadores iban a recorrer te obligaba a desarrollar personajes, escenarios y situaciones que, a la larga, me llevaron a escribir.

¿Cómo describirías tu estilo de escritura?
Otra pregunta difícil. Cuando escribo prosa, pretendo usar un estilo que sea elegante a la vez que funcional, sin que deje por ello de ser directo, y que siempre envuelva en un halo de misterio a la persona que está leyendo para atraparla dentro de mi historia y que necesite saber más. Procuro no ser excesivamente descriptivo y hacer entender las cosas necesarias al lector de forma natural y casi sin que se dé cuenta. Intento decir cosas sin decirlas explícitamente, estimulando la inteligencia y la participación activa de quien lee. Trato también de sorprender. Otra cosa es que lo consiga, jajaja; eso sólo pueden decirlo los lectores.
Cuando escribo poesía, me dejo llevar por el corazón y uso la cabeza como medio de encauzar las palabras, obligándolas a marcar el sendero de los sentimientos que quiero expresar. Empecé escribiendo poesía de verso libre, pero ahora prefiero la métrica porque me supone un reto más interesante.

¿Cómo trabajas la creación de un mundo de fantasía?
Como mencioné antes, fue siendo director del juego “Dungeons & Dragons” que me inicié en el género. Ahí, también, fue cuando empecé a crear mi propio mundo de fantasía, donde metía, literalmente, a mis amigos cuando jugaban. Cuando creo un entorno de fantasía, empiezo por crear un personaje dentro de ese mundo. Cómo es me lleva a desarrollar cómo ha sido su vida y su entorno, y en consecuencia desarrollo la sociedad en la que vive y los mitos que le rodean. Después parto de la idea base de la historia, y voy construyendo todo alrededor dando vueltas en espirales sucesivas hasta que creo que es “realista” y coherente.

¿Qué consideras más importante en la escritura de un libro (argumento, personajes, mundo…)?
En realidad todo es importante, pero la base de todo son los personajes y las motivaciones que les mueven. Son las cosas más sencillas las que llegan y en las que se basan las personas a la hora de empatizar y verse atrapados por la historia: amor, odio, venganza, esperanza… El atrezzo que hay alrededor después viste la historia de manera que sea atractiva e interesante, pero de qué sirve crear un mundo rico y extenso si la base no funciona.

¿Le has cogido especial cariño a alguno de tus personajes? ¿Por qué?
Curiosamente, al personaje que le he cogido más cariño es a uno que he usado algunas veces en los relatos que he escrito para el Proyecto Golem de Tierra Quebrada: Avazael Luín, o Sombra Azul. Porque es un personaje con el que distruto mucho escribiendo, quizá porque me sale de forma muy natural, y del que me encanta su forma de ser, irreverente e irreflexivo, intuitivo y encantador, sencillo y directo.

¿Cuál es la mayor estupidez que ha hecho alguno de tus personajes?
Sombra Azul hace muchas estupideces porque no se plantea mucho las cosas antes de hacerlas, actúa por impulsos.

¿Qué sientes al escribir la última palabra de una historia?
Primero satisfacción cuando estoy contento con el resultado, después algo de miedo escénico combinado con emoción por saber qué les parecerá a quienes la lean.

¿Cuál es la principal dificultad a la que te has enfrentado como escritor?
La constancia. Escribir algo relativamente largo es una carrera de fondo, y se necesita constancia para ir haciendo sin prisa pero sin pausa y no perder el hilo. Si te pones a pensar en la de tiempo que necesitas para un trabajo tan titánico, estás perdido.

¿Algún consejo para los nuevos escritores que quieren inicarse en este mundo?
Bueno, yo, aunque he autoeditado un compendio de microrrelatos y poemas de aire fantástico medieval, me sigo considerando nuevo en este mundo, así que no me veo dando consejos al respecto.

¿Autoedición o editorial?
No creo que la respuesta a esta pregunta sea sencilla. Cada una de las dos opciones tiene sus pros y contras. La autoedición te deja todo el beneficio sin que haya nadie por el medio lucrándose con tu trabajo, pero añade tanto trabajo extra que se corre el riesgo de dejar de escribir para dedicarse a la logística. La edición editorial te deja todo el tiempo para escribir porque otros, si tienes suerte, se encargan de hacer gran parte del resto del trabajo, pero el precio, a mi parecer, es demasiado alto actualmente. Si estuvieramos en una sociedad menos capitalista en la que las artes estuvieran un poco más valoradas, imagino que no sería todo tan complicado e injusto.

¿Cuáles son los mayores obstáculos que hay que superar antes de poder publicar un libro?
Escribir un buen libro ya es un proceso arduo durante el que hay que superar muchas barreras, sobre todo con uno mismo, pero publicarlo no es difícil, lo difícil es que te lean. Hay tanta oferta de opciones, que distinguirse entre ellas es el principal problema de fondo.

¿Cómo definirías a tu público?
La verdad es que no sabría decirte. No tengo una respuesta para esta pregunta.

¿Sufres más leyendo o escribiendo?
Sin duda, escribiendo. Leyendo no tengo que hacer nada porque la historia ya está escrita y no depende de mí, jajaja.

¿Recuerdas alguna anécdota divertida, interesante… de tu carrera como escritor?
¿Carrera como escritor? Jajaja, creo que no tengo de eso todavía… :p

¿Cuál es tu mejor defecto?
El ingenio.

¿Qué te preguntarías a ti mismo? ¿Y cuál sería tu respuesta?
¿Por qué escribes? A mí me gusta inventar historias, lo he hecho de forma innata desde niño porque tengo mucha imaginación. Escribir es sólo uno de los medios que uso para llevarlas a los demás.

¿Alguna frase épica que quieras compatir con nosotros?
Uno no es dueño de su destino hasta que decide dejar de lamentarse y se responsabiliza de él.

Tu turno, tienes 1 minuto para convencernos de que leamos tus libros y no los de otro autor…
No me siento cómodo intentando convencer a nadie de que me lea, pero si te gusta la fantasía, que te sorprendan con algo diferente y tienes sensibilidad, dame una oportunidad. Y si te gusta la fantasía y además la poesía, diría que no puedes dejar de leerme.

Ahora es tu momento apreciado lector. Hazle tu pregunta a Ángel, seguro que estará encantado de responderla y descubrirte detalles que no conocías sobre sus relatos y mundos de fantasía.

Pergaminos Relacionados

Entrevista a Ángel Torezano
4 de 6 votos

Aven

Historiador y Aventurero de día, Mago y Guerrero de noche siempre me ha gustado combinar la afilada hoja de mi espada con una bola de fuego o una tormenta de rayos.
Son... argumentos contundentes.

  2 comentarios en “Entrevista a Ángel Torezano”

  1. Felicidades Raul!
    Tu tema con la constancia no me queda muy claro, yo siempre te he visto constancia en tus fundamentos, que es lo más importante (o consecuente con tu ser, tu esencia). Comulgo contigo con el tema de las RR.PP. y la Logística, que nos resta tiempo para escribir y crear.

    Raul o Ángel Torezano es tal cual lo veis en esta entrevista, le conozco bien.

    Y ya que esto va de preguntas…. ahí va la mía.

    1.- Si viniera una editorial como Planeta y te hiciera un contrato muy pero que muy suculento para escribir sobre un género que no fuera el tuyo (la Fantasía), por ejemplo, el costumbrismo, el realismo, literatura erótica, etc….. ¿aceptarías?

    • Gracias Jordi!

      La constancia es una batalla contra la que siempre tengo que luchar. A lo que me refiero es que, así como otros ya la tienen como cualidad de base, yo no la tengo, así que me toca conseguirla a base de lucha diaria!

      Respecto a tu pregunta, por supuesto que aceptaría, porque fantasía épica no es lo único que escribo 😉 Ya escribo otras temáticas más “realistas” sin tener contratos de ningún tipo.

      Saludos!

 Deja un Comentario

(obligatorio)

(obligatorio)