Abr 102015
 
 10 abril, 2015  Publicado por a las 11:11  Añadir comentarios

Buenos días aprendices y rastreadores de Tierra Quebrada hoy vamos a conocer un poco más a Cosmin Flavius, autor de la saga Leyendas de Erodhar.

Cosmin FlaviusNacido en Hunedoara, Rumanía, en 1990.Es un gran apasionado de la lectura, sobre todo los géneros de la fantasía épica, ciencia ficción y las novelas de misterio.
Empezó a escribir a los 16 años cuando, a partir de un relato corto, surgió la idea de su primera saga, Leyendas de Erodhar, cuyo primer tomo, La Vara de Argoroth (2014), ha sido publicado por la editorial Éride Ediciones.
Actualmente trabaja en la segunda parte de Leyendas de Erodhar.

Puedes seguirlo en su web o en Facebook

 
¿Por qué nombre te conocen los humanos?
Suelen conocerme por el nombre de Cosmin, que es el que decidió otorgarme mi madre al nacer, sellando así un pacto mágico vinculante de por vida 🙂 Algunos me llaman “El del ladrillo” por el tamaño de mi primera novela publicada 🙂

¿Qué opinas del género de fantasía en nuestro país?
Por desgracia está lejos del nivel que hay en los países anglo-sajones donde es mucho más habitual leer este género. Quizás en los últimos años la cosa haya ido un poco a mejor gracias a las películas de El Señor de los Anillos, la serie de Juego de Tronos y videojuegos como Skyrim o The Witcher, pero en mi opinión sigue siendo un género demasiado desigual. Es decir, o bien tienes un exitazo y enganchas a cientos de miles de lectores, o vives en el anonimato con apenas unos pocos lectores entre amigos, familiares y conocidos.

¿Cuáles son tus obras literarias de referencia en el mundo de la fantasía?
Por orden: El Señor de los Anillos, Canción de Hielo y Fuego, La saga de Geralt de Rivia y Harry Potter.

¿Cuál fue el primer libro de fantasía que leíste?
La trilogía de El Señor de los Anillos.

¿Cuál es tu personaje de fantasía preferido? ¿Por qué?
No puedo decir solo uno así que diré dos. Aragorn y Arthas Menethil. El primero porque creo que reúne todas las características que un auténtico héroe, guerrero y rey debería reunir. Y el segundo porque su historia, su caída, me resulta emocionante y triste a la vez.
Entrevista a escritores de fantasía
¿Qué es lo que más detestas al leer un libro de fantasía?
Que la trama resulte predecible.

¿Desde cuando escribes fantasía?
Desde los 14 años.

¿Cómo describirías tu estilo de escritura?
Diría que es un estilo variado que busca siempre la sencillez en cuanto a narración para que al lector no se le haga pesada la lectura. Soy bastante detallista y pulcro en todo lo que hago, por lo que intento “pintar” en la mente del lector las escenas que describo de la manera más realista y acertada posible, siempre buscando no abusar de las descripciones e intentando que el ritmo de la narración y el dinamismo vayan acorde al ritmo de la escena. No es lo mismo emplear un ritmo lento para una escena donde varios personajes cabalgan a lomos de sus monturas a paso quedo por medio de un bosque, que emplear un ritmo ágil y veloz cuando al describir la acción en medio de una batalla.

¿Cómo trabajas la creación de un mundo de fantasía?
Creo que soy bastante desordenado en este aspecto. No suelo seguir un patrón. En el caso del mundo de Erodhar tengo que admitir que primero vino la historia, después los lugares donde ocurría la historia, después los reinos y continentes donde se encuentran esos lugares, y ya por último la historia. Muy importante para la narración y desarrollo de la trama de la saga, como para aportar mayor realismo al lector. Quiero que sienta que se encuentra inmerso en un mundo real, un mundo antiguo, variado, bello u oscuro, según la localización, pero que sienta que podría ser un mundo real.

¿Qué consideras más importante en la escritura de un libro (argumento, personajes, mundo…)?
Todo, es importante tener la mejor calidad de todos los ingredientes, pero… es cierto que hay muchas novelas cuyos personajes han sido tan buenos que el argumento ha pasado a segundo plano. En cambio tener un buen argumento y personajes aburridos, planos, sin la fuerza para crear ningún tipo de empatía en el lector…, sin duda ese libro está destinado al fracaso. En mi caso tengo especial cuidado en sacar el máximo partido a todos los elementos.

¿Le has cogido especial cariño a alguno de tus personajes? ¿Por qué?
Sí, sin duda. Cuando creas personas, y creas sus vidas, sus pasados, sus gustos, sus deseos, sus miedos, en definitiva su manera de hacer las cosas, ver a los demás y percibir el entorno, es imposible no empezar a sentir cierto apego a ellos. A algunos más que a otros. En mi caso hay 2 o 3 personajes a los que les tengo especial cariño por lo sencillo que resulta escribir sus tramas. Tramas que, mientras escribo, me entretienen muchísimo.

¿Cuál es la mayor estupidez que ha hecho alguno de tus personajes?
Entrar en un burdel para buscar a una persona, ser abordado por una prostituta y, por no reaccionar a tiempo diciéndole que no está interesado, que su novia le vea siendo manoseado por la meretriz.

¿Qué sientes al escribir la última palabra de una historia?
Depende. Si es el punto y final suelo sentir melancolía, añoranza, pesar por tener que decirle adiós. Si es un continuará… siento ganas de seguir avanzando en la historia y empezar a escribir el segundo libro.

¿Cuál es la principal dificultad a la que te has enfrentado como escritor?
Llegar a los lectores que podrían estar interesados en mi novela. Creo que es lo más difícil. Primero encontrarlos y luego convencerlos para que le den una oportunidad y lo lean.

¿Algún consejo para los nuevos escritores que quieren iniciarse en este mundo?
Que reflexionen mucho antes de hacerlo porque se meten en un mundo muy, muy duro, y no es fácil sobrellevar las críticas, el estrés si las ventas se atascan, etc. Por lo demás, si sienten la escritura como una necesidad, lo único que puedo decirles es que ¡adelante!, cada uno debe buscar lo que le hace feliz y hacerlo.

¿Autoedición o editorial?
Prefiero una buena editorial, por desgracia es muy difícil que alguna te publique, y ya no es solo por la calidad de la novela, sino también por la enorme cantidad de escritores que hay, buscando lo mismo. Puedes tener una buena novela que una buena editorial podría querer editar, pero si esa editorial recibe otras 100 buenas novelas, tendrá que elegir las 5 mejores, o las 10 mejores y publicar solo esas. En ese momento la cosa se convierte en una lotería.

¿Cuáles son los mayores obstáculos que hay que superar antes de poder publicar un libro?
Sin duda lo más importante es, antes de nada, estar completamente seguro que lo que has escrito tiene un nivel aceptable para ser publicado. Una vez superado ese hecho, viene la ardua tarea de encontrar a alguien que le interese publicarla. Para eso hace falta investigar mucho, aprender maneras y estrategias para hacer propuestas editoriales atractivas, y sobre todo tener mucha paciencia. Las editoriales tardan en contestar muchos meses.

¿Cómo definirías a tu público?
Creo que son aquellas personas que comparten los mismos gustos que yo. Intento escribir siempre la novela que a mí me gustaría leer, y luego espero encontrar a otras personas con gustos parecidos que haga que disfruten con la novela.

¿Sufres más leyendo o escribiendo?
No suelo sufrir ni cuando leo ni cuando escribo. Es todo lo contrario. Como un estado de relajación y gozo continuo.

¿Recuerdas alguna anécdota divertida, interesante… de tu carrera como escritor?
Que alguien me parara por la calle para decirme que me había reconocido por ser el autor del libro, y para felicitarme porque le había gustado mucho. Me resultó interesante y sobre todo divertida porque fue totalmente inesperado.

¿Cuál es tu mejor defecto?
Que me gusta cuidar hasta el menor de los detalles y no puedo seguir avanzando con la historia si hay una frase o un fragmento que no me convence cómo ha quedado. Lo tengo que dejar a un nivel que en mi opinión resulta aceptable, antes de seguir adelante.

¿Qué te preguntarías a ti mismo? ¿Y cuál sería tu respuesta?
Quizás me preguntaría si merece la pena todo el esfuerzo, las horas sin dormir, las dudas, el tiempo dedicado a escribir pudiendo dedicarlo a otra cosa. Y mi repuesta sería un rotundo: ¡Sí, sin duda!

¿Alguna frase épica que quieras compartir con nosotros?
“Cuanto más alto suben los hombres, más dolor sentirán cuando llegue la hora de la caída. Y recuerda mis palabras: ¡tu caída vendrá! Tarde o temprano.”

Tu turno, tienes 1 minuto para convencernos de que leamos tus libros y no los de otro autor…
En ese caso les preguntaría si, como yo, sois amantes o les han gustado novelas como El Señor de los Anillos, Harry Potter, La saga de Geralt de Rivia o Canción de Hielo y Fuego (novelas que han marcado mi vida), y si la respuesta sería positiva, les invitaría a leer Leyendas de Erodhar pues, como dije antes, la escribí para que a mí me gustara, y si tenemos en común el que nos ha gustado alguna o todas las novelas que enumeré antes, significa que tenemos gustos parecidos, y lo más probable es que os guste mi novela.

Ahora es tu momento apreciado lector. Hazle tu pregunta a Cosmin Flavius, seguro que estará encantado de responderla 🙂

Pergaminos Relacionados

Entrevista a Cosmin Flavius
1 de 1 voto

Aven

Historiador y Aventurero de día, Mago y Guerrero de noche siempre me ha gustado combinar la afilada hoja de mi espada con una bola de fuego o una tormenta de rayos.
Son... argumentos contundentes.

  Un comentario en “Entrevista a Cosmin Flavius”

  1. Esta frase:

    “Es decir, o bien tienes un exitazo y enganchas a cientos de miles de lectores, o vives en el anonimato con apenas unos pocos lectores entre amigos, familiares y conocidos.”

    tiene, bajo mi punto de vista, un muy claro matiz, que es el del apoyo o la ausencia de publicidad. En realidad, estoy convencido de que puedes haber escrito un novelón impresionante, capaz de mirar a los ojos de las grandes obras maestras del género y no titubear un segundo, que sin esa publicidad no podrás hacer nada, del mismo modo que muchas malas obras llegan a las librerías como algo que no son y por ese bombo que han recibido venderán a montones. Entonces, ¿son los lectores los que no terminan de darle el apoyo que necesita la fantasía para que los prometedores autores que están apareciendo terminen de despegar o hay que ahondar un poco más en la raíz del problema, en esa “no cabida” del género en el mercado? El lector tiene ahora muchas más posibilidades de conocer esas obras y escritores que nadan en las sombras, pero no le llegan en su mayoría porque las editoriales no se arriesgan con ellos. Está más que claro que obras como Canción de hielo y fuego, libros de Warhammer o la saga de Geralt de Rivia tienen bastantes lectores detrás, aunque quizá no serían tantos de no existir esas campañas publicitarias de “los que tienen el dinero” (para hacerlas). Así las cosas, cuando da la impresión de que en otros países sí son rentables estos trabajos y, al final, suele aparecer algún iluminado al que le da por copiar lo que se hace en el extranjero, ¿crees que hay motivos para pensar que el género en castellano ocupará algún día el lugar que le corresponde? ¿O es una batalla perdida?

    Por otro lado, internet parecía ser la herramienta definitiva para que estos escritores (como autoeditores) lograran llevar sus obras mucho más lejos, y resulta que ha hecho que, de nuevo, queden ocultos a los ojos de los lectores, aunque en esta ocasión se debe a la ingente y brutal cantidad de obras de mala calidad que inundan el mercado. ¿Piensas que esta situción se pueda revertir, que la mayoría de los entusiastas autoeditados se aburrirán y dejarán paso a los más pacientes y apasionados por este arte o se verán estos por siempre relegados al más bajo escalón, allá donde nunca le reconocerán su buen hacer más que los amigos, familiares y pocas personas más?

    Mucha suerte en tu carrera 😉

 Deja un Comentario

(obligatorio)

(obligatorio)