Dic 022015
 
 2 Diciembre, 2015  Publicado por a las 11:11  Añadir comentarios

Buenos días aprendices y rastreadores de Tierra Quebrada hoy vamos a conocer un poco más a Laura López Alfranca, autora de La otra cara del espejo, entre otras novelas.

Laura López Alfranca

Escritora de fantasía buscando editorial. En camino a ninguna parte y siguiendo cualquier sendero que se le presente. Cabeza de ciencias, corazón de letras y ganas de compartir con cualquiera todo lo que es.

 

¿Por qué nombre te conocen los humanos?
Desde Laura, a el Mal pasando por Xa. Esto de internet da para una cantidad de “alias” que ni la serie del mismo nombre.

¿Qué opinas del género de fantasía en nuestro país?
Es curioso, porque hay calidad como para parar un tren, pero casi no se promociona más que en pequeños círculos. Es cierto que la situación ha mejorado con el paso del tiempo (que en mi adolescencia, leer algunas cosas eran de muy frikis… Ahora lo sigues siendo, menos si hay peli o serie de por medio), pero necesitamos seguir avanzando.

¿Cuáles son tus obras literarias de referencia en el mundo de la fantasía?
Pues soy más de autores, sea por su estilo o por sus tramas, me encantan y los suelo recomendar: Terry Pratchett, Neil Gaiman y Dianna Wynne-Jones (y si el próximo libro me gusta, añadiré a Joe Hill). Castellanos hay muchos ejemplos, pero diré a Javier Herce y Virginia Pérez de la Puente.

¿Cuál fue el primer libro de fantasía que leíste?
No lo recuerdo (pero sí los posteriores, como “La casa maldita” de Pesadillas)… el que sí recuerdo con muchísimo cariño es el “Príncipe de la niebla” de Zafón, dos amigas mías y yo pasamos el verano buscando más libros suyos que leer.

¿Cuál es tu personaje de fantasía preferido? ¿Por qué?
Esta ya sí que no puedo responderla, no puedo escoger solo a uno XD. ¿Me dais veinte días y un montón de chuches para elaboraros una lista como Dios manda? ¿Plzzz?
Entrevista a escritores de fantasía
¿Qué es lo que más detestas al leer un libro de fantasía?
A mí me gusta un libro que sea coherente consigo mismo y con lo que nos va presentando el autor, por lo tanto, un final sacado de la manga, un deus ex machina o una salida del personaje sin una evolución me dan migraña.

¿Desde cuando escribes fantasía?
Pues desde que empecé hace once años. La verdad es que la fantasía, en cualquiera de sus formas, da una gran libertad para crear mundos y hablar de cualquier tema que te preocupa. Debo reconocer que suelo usarla para poder poner en orden mis ideas y mis terrores (esto último, sobre todo, el miedo).

¿Cómo describirías tu estilo de escritura?
Varía según cada historia y relato, diría que se adapta a la trama, los personajes y lo que necesite en ese momento.

¿Cómo trabajas la creación de un mundo de fantasía?
La verdad es que suele ser una idea que enraíza y se expande por mi mente devorándolo todo, hasta que no me queda más remedio que escribir sobre ello. Luego, toca podar a ver qué podemos usar o no, para luego darle coherencia la mundo.

¿Qué consideras más importante en la escritura de un libro (argumento, personajes, mundo…)?
Todo es importante y debe tener un trabajo detrás. Es cierto que hay novelas que exigen más esfuerzo en la trama, otras en la ambientación o los personajes, pero mientras todo tenga sentido (dentro de una fantasía), para mí, todo va bien (y si no, siempre puedes correr en círculos por la habitación gritando histérica)

¿Le has cogido especial cariño a alguno de tus personajes? ¿Por qué?
A todos, pero no penséis que es alguna cosa de madre de “quiero a mis niños por igual”, lo que ocurre es que, al hacer una novela me destruyo y construyo a cada vez, que al final siempre dejo mucho de mí en cada una y no puedo evitar querer a esos personajes, los muy malditos me han robado parte de mi alma, llego a odiarles y me daría urticaria haberles dado tanto de mí.

¿Cuál es la mayor estupidez que ha hecho alguno de tus personajes?
Su lista es tan larga como la de “estupideces que hace la autora”, es cierto que yo no me habré enfrentados a enemigos tan grandes como una casa muerta de miedo…. ¿o sí, si incluimos una cola de clientes del Primark?

¿Qué sientes al escribir la última palabra de una historia?
Creo que sobre todo alivio por haber podido plasmarlo todo, pero me dura muy poquito, porque a los meses ya sé que me toca corregir. No creo que piense en verdad que poner un “fin” me deje tranquila durante mucho tiempo, sé que solo es el final de una parte del trabajo de la novela.

¿Cuál es la principal dificultad a la que te has enfrentado como escritor?
Las editoriales, cuesta muchísimo saber si estás haciendo bien la presentación de tu novela, si captas su atención, si has sabido expresar lo que lleva consigo en un dossier literario…

¿Algún consejo para los nuevos escritores que quieren iniciarse en este mundo?
Armarse de paciencia y patatas fritas. Publicar, ganar un concurso o que te lean es una carrera de fondo muy larga, es cierto que hay gente que “besa el santo”, pero la mayoría tardamos mucho tiempo en hacerlo, no significa que seamos malos, solo que es muy complicado.
También que no te cierres a ningún género, porque ir saltando a otro tipo de ideas te limpia mucho la cabeza y te hace tener la misma ilusión que al principio.

¿Autoedición o editorial?
A día de hoy las dos son buenas opciones, aunque es cierto que con la autoedición tienes mucho más trabajo por delante (buscar portadista, que te corrijan, maquetar…), pero he leído novelas autopublicadas que nada tenían que envidiar a una de publicación tradicional.

¿Cuáles son los mayores obstáculos que hay que superar antes de poder publicar un libro?
Los primeros son los que uno mismo tenga (yo siempre he sido muy insegura… y la cosa no ha mejorado, no creáis ^_^) y pasar por el filtro editorial, pero como este último son terceros y no siempre uno puede acertar, nos quedaremos con los que el autor tenga en su cabeza, que son muchos, variados y dan para un par de libros de psicología.

¿Cómo definirías a tu público?
Variado, escribo un poco de todo, así que a veces me encuentro con gente que me buscó por relatos de romántica y otros, por las novelas.

¿Sufres más leyendo o escribiendo?
Sufro sin hacer ninguna de las dos cosas, lo cual puede ser habitual si tengo mucho trajín en el trabajo de turno o en la universidad 😛

¿Recuerdas alguna anécdota divertida, interesante… de tu carrera como escritor?
La que más gracia me hace contar, es que un día, cansada de tantos noes de las editoriales, me dio por mandar la sinopsis de mi novela de terror a una conocida editorial de romántica, ¿por qué lo hice? Quería un no que cumpliese de verdad lo de “no encaja en nuestra línea editorial”. Lo divertido fue que, en el mismo día, me pidieron la novela entera para evaluarla… sí, me dieron el “no encaja con nuestra línea editorial”, pero a lo grande XD (me pregunto que pensaron al llegar a las escenas gore…)

¿Cuál es tu mejor defecto?
Soy muy autocrítica, por lo que miro y remiro mucho los textos y los machaco hasta… bueno, hasta que me dicen que o paro o me encierran en un manicomio, así que…

¿Qué te preguntarías a ti mismo? ¿Y cuál sería tu respuesta?
Yo: ¿Falta mucho?
Yo de nuevo: Eso lo haces por joder.

¿Alguna frase épica que quieras compartir con nosotros?
No devolvemos los calcetines ni las bragas, que es ropa int… Mierda, eso no… este… ¿podéis darme unos minutos para poderla pensar?

Tu turno, tienes 1 minuto para convencernos de que leamos tus libros y no los de otro autor

Leed lo que os dé la real, pero dadme una oportunidad o mataré a un gatito, pondré un vídeo horrible para que os arrepintáis de haber osado mirar a otro/a (o si os apetece pasar un rato entretenido y buscáis variedad, tenéis desde libros hasta un montón de relatos, estos gratuitos ^_^)

¿Quieres añadir alguna pregunta más? Déjanosla en los comentarios, seguro que Laura estará encantada de responderla.

Entrevista a Laura López Alfranca
3.67 de 3 votos

Aven

Historiador y Aventurero de día, Mago y Guerrero de noche siempre me ha gustado combinar la afilada hoja de mi espada con una bola de fuego o una tormenta de rayos.
Son... argumentos contundentes.

 Deja un Comentario

(obligatorio)

(obligatorio)