Feb 092015
 
 9 Febrero, 2015  Publicado por a las 11:11  Añadir comentarios

Frases en La Espada del Destino de Andrzej Sapkowskintrigas, traiciones, monstruos y Geralt, un brujo que de repente descubre que no puede escapar a su destino y que tendrá que luchar no solo contra monstruos y seres demoníacos…

Aquí tienes nuestra recopilación de las mejores frases de La Espada del Destino, el segundo libro de la saga Geralt de Rivia de Andrzej Sapkowski.

  • ¿Cómo es eso? Caballo ajeno, albardas ajenas, propiedad de otro. ¿Y tu pones en ellos tus ojos legañosos?
  • Los Poderes del Orden, los Poderes del Caos. Unas palabras terribles de grandes, Borch.
  • Sólo en la leyendas puede perdurar lo que en la naturaleza perdurar no puede.
  • Una espada es una espada, Jaskier. Si se la desenvaina…
  • No había pasado ni el tiempo que a un hombre bien entrenado le lleva desatarle el corsé a una dama, cuando el dragón empezó a soltar humo por delante y por detrás.
  • En mis tiempos los brujos no apestaban a dinero sino a peal, se cargaban a lo que se les señalara, les daba igual que fuera un lobizón, un dragón, o un cobrador de impuestos. Lo único que importaba era si los cachitos eran lo suficientemente pequeños.
  • Había en aquella criatura, en la posición en la que estaba sentada, una especie de gracia indescriptible, algo felino, algo que contradecía su evidente procedencía reptiliana.
  • Al ver sus largas garras y su fisonomía temblorosa y caricaturesca, la muchacha abrió la boca en toda su amplitud y expulsó un chillido que taladraba los oídos.
  • No, amigo, lo único que se puede hacer es aproximarse al asunto filosóficamente, o sea, decirse a uno mismo: “Se lo comió el gato”
  • Esto me gusta. Esto es de verdad a lo brujo. Directamente al grano, sin conversaciones innecesarias.
  • Yo, querido mio, conocí una vez a un tabernero que era capaz de tirarse pedos sin parar durante diez minutos.
  • Era una muchacha humana de los más común y corriente. En el centro de Brokilón, el lugar menos común y corriente para muchachas humanas comunes y corrientes.
  • Yo, gato, se engañarlos, tengo mil doscientas ochenta y seis mañas para los cazadores estos, así de astuto soy.
  • Terrible. Sabes, Ciri, si a una persona le cortan la cabeza puede morir de ello.
  • Asquero es el mundo alrededor. Pero esa no es razón para que nosotros todos nos volvamos asquerosos.
  • No- dijo con una voz dulce, sosegada, aterciopelada que excavó, que arañó los estratos de la memoria, de una memoria que no existía ya, que nunca había existido y que, sin embargo, existía.
  • Vivir hemos. No importa lo que haya pasado. Vivir hemos.
  • Desde que el mundo es mundo, los ejércitos que recorren un país matan, roban, queman y violan, no necesariamente en ese orden.

Fuentes
La espada del destinoAutor: Andrzej Sapkowski Editorial:Alamut
Frases en La Espada del Destino de Andrzej Sapkowski
4.59 de 17 votos

Aven

Historiador y Aventurero de día, Mago y Guerrero de noche siempre me ha gustado combinar la afilada hoja de mi espada con una bola de fuego o una tormenta de rayos.
Son... argumentos contundentes.

 Deja un Comentario

(obligatorio)

(obligatorio)