Ago 192015
 
 19 Agosto, 2015  Publicado por a las 11:11  Añadir comentarios

C Frases en uando al abrir un libro encuentras una dedicatoria de la propia autora pensando en ti, las frases de su interior se hacen aun más bonitas. Si esta misma autora te pide que no le envíes una horda de dragones en el hipotético caso de que no nos guste su novela, lo primero que deseas es enviarle esa misma horda de dragones. Y en el fondo quiero creer que a más de uno le gustaría asomarse un día por la ventana y encontrar flotando al otro lado del cristal el imponente cuerpo de un hermoso y terrorífico dragón. Con su mirada fija en él. Esperando.

Gracias María.

Estas son algunas de las frases que encontrarás en la novela de María Martinez Ovejero, Tierras de Luz, tierras de sombra

  • “-¡Debe ser muy fácil tratar de inútil a alguien cuando eres capaz de usar el fuego para defenderte!”
  • “-Todos son malvados, son monstruos; y todos deben desaparecer.”
  • “-¡Que ironía, que cuando más cerca te he tenido sea mientras me estoy muriendo!…Supongo que no podía ser de otra manera.”
  • “-¿Osas decir que no he hecho nada por este reino?
    – Todo lo contrario, lo habéis dominado bien.”
  • “-No es una petición, padre. No os estoy pidiendo que permitáis que me lleve el diamante. Solo os lo estoy comunicando.”
  • “-Si, ese entrecejo que tienes siempre fruncido, se te quedará así para siempre algún día, ya lo verás.”
  • “-No se quiere más a alguien por hablarle todo el tiempo de su vida.”

¿Has encontrado alguna otra frase en Tierras de Luz, Tierras de Sombra que crees que no debería faltar en esta recopilación? Añádela como comentario.


Fuentes

Tierras de luz, tierras de sombra
Autor: María Martínez Ovejero
Editorial: Éride Ediciones

Frases en “Tierras de Luz, Tierras de Sombra” de María Martínez
4.18 de 11 votos

Nunn

Ya de niña tenía la cabeza en las nubes. Con el paso del tiempo fue perdiendo las nubes y ganando en sabiduría, realista e inocente a la vez. Buscadora y recolectora de todo aquello que pueda serle útil, comienza el día al amanecer como las alondras porque el sol es su energía y recorre las tierras buscando hierbas, setas y manantiales.

  4 comentarios en “Frases en “Tierras de Luz, Tierras de Sombra” de María Martínez”

  1. Gracias por ampliar la selección de frases. Es una bonita manera de enriquecer y recordar la lectura de este libro.

  2. Hmm… Yo había apuntado otras frases:

    –El sinsentido es que yo siga aquí, que mate simplemente porque alguien dijo que había nacido para eso, que haya perdido lo que más amaba porque alguien creyó que tenía derecho a arrancarme de mi vida.

    –¡No me gusta estar así, no lo soporto! Prefiero que te enfades, que me grites, que me digas que me odias… pero tu indiferencia no la soporto.

    –Le dije que no era justo empeñar su propia felicidad por la de su hermano. Así que, finalmente, un día se fue.

    –Si yo fuera tú, desaparecería. Pase lo que pase, no me gustaría estar en tu pellejo.

    –Para mí vales más que nadie, y no por la fortuna de tu padre.Vales por lo que eres, por tu inteligencia, por tu fortaleza, por tu carácter…

    Algunas hay que leerlas en el contexto en el que están escritas, pero las hay bastante buenas 😉

    • ¡Hola, Jorge!
      Me ha encantado tu selección, es más, en alguna te me has adelantado. Yo también añado un par, ¿vale?

      –Mi pueblo está condenado desde siempre a vivir en un mundo en el que es de noche: no hay luz, no hay vida, no hay calor… y solo porque se decidió que debía ser así. ¿Es acaso justo, Adelle? ¿Que sin haber cometido ningún crimen, condenen a tu gente a una oscuridad enterna y completa, a vivir de los restos de la vida de los que mueren en la luz?

      –Habláis de asesinos, ¿pero qué sois vosotros? ¿En qué me habéis convertido a mí? Los juzgáis a todos por igual porque algunos matan, ¿pero acaso no matan también los magos y los hombres?

      –¿La guerra? ¿Qué sabéis aquí de guerras? Los magos aprovecháis vuestra superioridad para dominar al resto, que son más débiles. Vivís en una estabilidad ficticia. Si vuestro poder desapareciera, todos se convertirían en monstruos… El mundo en el que vivís no os respeta, os teme, y eso es tan endeble como la aparente calma de una charca. Sólo lanza una pequeña piedra y las ondas se expandirán por toda la superficie.

  3. ¡Muchas gracias! Es bonito ver citas textuales que le han gustado a un lector. Un besote.

 Deja un Comentario

(obligatorio)

(obligatorio)