Ago 032015
 
 3 Agosto, 2015  Publicado por a las 11:11  Añadir comentarios

¿Alguna vez te has preguntado por qué nos fascinan tanto las frases? ¿Por qué una combinación concreta de palabras funciona mucho mejor que otra?

El gran poder de las frases es su capacidad de evocación, de trasladarnos en un instante a lugares remotos, a mundos lejanos y desconocidos en los que alguna vez estuvimos. Una simple frase, con sus tres o cuatro palabras, es capaz de emocionarnos, de hacer aflorar sentimientos que creíamos olvidados y de hacernos revivir situaciones del pasado o permitirnos viajar al futuro.

Si empiezo este párrafo con algo tan simple como “El invierno se acerca” enseguida nos trasladamos a un paraje frío, nevado, donde los caminantes blancos acechan y las intrigas y traiciones son algo tan habitual como el susurro de las hojas mecidas por el viento.

Probemos con otra, con una frase que nos lleve un poco más lejos, al futuro, hacia un futuro incierto con una de las frases que casi todo el mundo habrá oído alguna vez y que dice así “Yo he visto cosas que vosotros no creeríais. Naves de ataque en llamas más allá de Orión. He visto Rayos-C brillar en la oscuridad cerca de la puerta de Tannhäuser. Todos esos momentos se perderán en el tiempo como lágrimas en la lluvia. Es hora de morir”

Sin embargo si queremos disfrutar de un viaje tranquilo, verdes praderas con riachuelos y pájaros cantando tal vez podríamos probar con algo como “En un agujero en el suelo vivía un hobbit

Es tan fuerte el poder de las frases que la industria del marketing las usa como herramienta para conseguir emocionarnos, para impulsarnos a actuar, a levantarnos del sofá y acudir a la tienda más cercana a comprar aquello que nos anuncian. “Just do it

Y así podríamos seguir con cientos de frases bonitas, épicas, evocadoras… pero como un gran sabio dijo una vez “No es bueno dejarse arrastrar por los sueños y olvidarse de vivir

Recopilación de Frases - Geralt de Rivia

Pero toda gran frase tiene una gran historia detrás. Sin esa historia cualquier frase se convertiría en un conjunto de palabras vacías, sin sentido. Quizá una de las frases que mejor puede servir de ejemplo en este caso es la de “Corred, insensatos“. Seguramente si nunca has leído El Señor de los Anillos estas dos palabras no tendrán mayor relevancia para ti, sin embargo para cualquier fan de Tolkien al pronunciar esas dos palabras todo se vuelve mucho más oscuro, como el interior de una mina abandonada, las flechas empiezan a silbar y aparecen miles de orcos dispuestos a conseguir un poco de carne fresca para la cena.

Podríamos concluir diciendo que toda gran aventura empieza con un viaje y toda gran frase con una gran historia. Nunca sabremos que es lo que fue primero, si la gran historia de la que brotaron grandes frases o las grandes frases que crearon grandes historias. Sea como sea esos dos conceptos caminan juntos y son lo que hacen grande a cualquier libro o película que merezca se recordado con el paso del tiempo.

Antes de cerrar esta entrada me gustaría proponeros un juego. Es simple, rápido y muy divertido si eres un amante de los refranes, frases y grandes citas literarias y cinematográficas.

Pueden participar un número indeterminado de personas y trata de lo siguiente. El jugador inicial lanza una frase al aire y el primero que consiga acertar en que libro o película aparece esa frase se anota un punto y lanza su frase al aire. Si nadie acierta el origen de la frase el jugador que la ha formulado se anota un punto y lanza una segunda frase. El juego termina con el primer jugador que llegue a los 10 puntos, a los 100 o incluso si tenéis toda una tarde por delante a los 1000 puntos. Eso ya lo dejo a vuestro criterio y a vuestras ganas de recordar frases épicas, divertidas, absurdas o sencillamente geniales.

Si no puedes esperar aquí van mis retos, la mayoría de ellos relacionados con la literatura y el cine fantástico, pero no todos.
Cada frase tiene un link a la solución, pero te animo a publicar tus respuestas en los comentarios antes de resolver y ver cuantas eres capaz de acertar.

  1. “Es hora de elegir entre lo que es fácil y lo que es correcto”
  2. “Una vida sin amor no es una vida en absoluto”
  3. “Pronto no quedarán estigres, vivernos, endriagos, ni lobisomes. Pero hijos de puta seguirá habiendo siempre”
  4. “Muchos de los que viven merecen morir y algunos de los que mueren merecen la vida ¿Puedes devolver la vida? Entonces no te apresures a dispensar la muerte, pues ni el más sabio conoce el fin de todos los caminos”
  5. “Recuerda que todo hombre sabio teme tres cosas: la tormenta en el mar, la noche sin luna y la ira de un hombre amable.”
  6. “Llega un momento en que uno tiene que arriesgar su vida por algo en lo que cree firmemente…algo que vale más que la propia vida.”
  7. “Permite que te dé un consejo, bastardo. Nunca olvides qué eres, porque desde luego el mundo no lo va a olvidar.”
  8. “El miedo es el camino hacia el Lado Oscuro. El miedo lleva a la ira, la ira lleva al odio, el odio lleva al sufrimiento.”
  9. “Necesito tu ropa, tus botas y tu motocicleta”
  10. Yipee-kay-yai… hijo de puta.
¿Por qué nos emocionan las frases?
4.55 de 11 votos

Aven

Historiador y Aventurero de día, Mago y Guerrero de noche siempre me ha gustado combinar la afilada hoja de mi espada con una bola de fuego o una tormenta de rayos.
Son... argumentos contundentes.

  2 comentarios en “¿Por qué nos emocionan las frases?”

  1. ajajaja, la última es la mejor!!
    Buenísimas, he dientificado al menos 5, me conformo.

    Me ha gustado esta oda a las frases, un metaReconocimiento merecido, de aquellas frases que, tras una bien elegida combinación de palabras se las dota de un segundo significado, un nivel semántico superior, más cercano a la leyenda.

    Un abrazo!
    Chris.

    • Gracias por tu comentario Chris y enhorabuena por haber acertado al menos 5. No es nada fácil aún siendo fan del género de fantasía. Algunas si que son muy conocidas pero otras resulta mucho más difícil ubicarlas.

      Hasta pronto,

 Deja un Comentario

(obligatorio)

(obligatorio)