Relatos

 

Joven aprendiz en esta sección podrás hallar los más antiguos, inverosímiles, fantásticos, extraños y curiosos relatos que a lo largo de los años, viajeros y peregrinos de todos los rincones del mundo, han hecho llegar a los monjes de la Biblioteca de Melk para su custodia.

En ellos se habla de magia, de aventuras y oscuridad, pero también de sentimientos humanos y amor. Si quieres conocer lo que se escribe en otras tierras, este es tu lugar. Sientate y disfruta.


Babel: Redención

14- Redención. Cojo a Ariel y lo dejo en el suelo. Más tarde me ocuparé de sus alas; ahora he de batallar contra dos demonios. Bato las alas con fuerza y levanto una gran polvareda; nunca antes había sentido tanto poder recorriendo mi cuerpo. Mis recuerdos empiezan a venir lentamente, tanto...Sigue leyendo

Babel: La caída del Ángel

13 – La caída del Ángel. ─No lo intentes más, Ariel ─la voz de Razyel sigue sonando igual de fuerte e impactante, pero no tan sagrada como cuando la escuché en el hospital─. Son tripas de demonio y solo nosotros podemos desatarlas. Pero Ariel no hace caso y sigue intentando liberarme. ─¡Déjalo, Ariel!...Sigue leyendo

Babel: Almas Blancas

12- Almas Blancas. Poco a poco voy recobrando el sentido. Estoy como cuando salí del hospital, con todo el cuerpo adolorido. Noto algo que impide que me mueva y al abrir los ojos descubro que estoy atado. Forcejeo para intentar soltarme, pero las cuerdas están bien atadas. Miro a mi...Sigue leyendo

Babel: Mañana

11 – Mañana. ─Yo… era humano… ─no entiendo lo que significa aquello y miro a los ojos de Ariel para que me de respuestas, aunque en mi mente empiezan a dibujarse más escenas haciéndome recordar mi pasado. ─Sí, eras humano y yo… el ángel custodio de tu madre. Aquello si que me pilla...Sigue leyendo

Babel: Serrah

10- Serrah. Quiero levantarme de la cama para hablar con ella pero no puedo. Mi cuerpo no responde y el intentar mover una pierna me causa un dolor más grande que el que siento cuando intento mover las alas. La puerta de la habitación se abre y entra un hombre. Va muy...Sigue leyendo

Babel: Ariel

9 – Ariel. ─¿Se puede saber por qué no me has hecho caso? ─tiene cara de enfadado─ ¡Te ordené que te mantuvieses lejos de aquí! ─aprieta un botón de la lanza y esta se encoje hasta tomar el tamaño de un puñal y se lo cuelga del cinturón─ ¿Es qué ni...Sigue leyendo

Babel: ¡Demonios!

8 – ¡Demonios! Una silueta indefinida está sobre el cuerpo de un ángel. Pero no en forma cariñosa ─nosotros aquí creo que ni decoramos ni demostramos cariño─. Mas bien parece que… Fuerzo la vista para ver que es lo que realmente está sucediendo en aquella oscuridad, y me doy cuenta de...Sigue leyendo

Babel: Babel

7- Babel Vuelvo hacia casa, pero en el camino tengo una brillante idea, aunque a medida que la voy madurando no la encuentro tan buena. Él me dijo que no me quería ver cerca de Babel… Entonces es posible que él esté por allí para cerciorarse de que no me acerco....Sigue leyendo

Babel: Cae la noche

6 – Cae la noche. Voy corriendo por la calle. Creo que estoy cerca de Babel. Estoy seguro de que estoy soñando porque no siento ni pizca de dolor, y puedo abrir y cerrar las alas a la perfección; de hecho, me canso de correr y empiezo a planear. Tengo...Sigue leyendo

Babel: Por fin en casa

5- Por fin en casa. En la puerta del hospital me espera Baliel junto a un carruaje a motor. El vehículo tiene aspecto de tener ya unos cuantos años ─si es su coche quiere decir que no tenemos buenos sueldos─. La carrocería no está muy bien cuidada, y tiene la puerta...Sigue leyendo

Babel: Al salir del hospital

4- Al salir del Hospital. Paso cinco días de martirio en el hospital antes de que me den el alta. Baliel ha venido a verme cada uno de los días y poco a poco he ido entendiendo lo que es Babel. Al parecer, un grupo de científicos ha descubierto la forma de...Sigue leyendo

Babel: Baliel

3 – Baliel. Miro hacia la ventana y sigo con la vista el camino que ha seguido aquel ángel de la muerte. Sinceramente me preocupa el no saber cómo he llegado a estar postrado en una cama en el hospital y me da rabia que aquel ángel parezca tener información que...Sigue leyendo

Babel: El Ángel de la Muerte

2- El Ángel de la Muerte. Creo que la medicación que me ha inyectado el Potestad es lo que me mantiene mi cabeza en ese eterno sopor. Me pesan los párpados, pero al menos el dolor que siento en mis alas ha cesado. »Santa María Madre de Dios… Escucho los rezos de...Sigue leyendo

Babel: Despertar

Prólogo »Dios te salve, María, llena eres de gracia, el Señor es contigo… No veo de dónde procede esa voz de mujer; a mi alrededor todo es oscuridad. Sé con certeza que la conozco, que me es familiar, pero estoy demasiado cansado para intentar recordar. Me duele el pecho y me cuesta respirar. »Bendita...Sigue leyendo

Venganza por María Martínez Ovejero

“Jamás te fíes de nadie, jamás te fíes de nadie…”, una y mil veces resonaban en su mente las ya distantes palabras de su madre, que creía olvidadas hacía tiempo. Corría sin cesar, sin rumbo fijo, sin cuidado, sin tan siquiera mirar en derredor. Los ruidos de la noche se manifestaban...Sigue leyendo

Sangre en las calles por Ignacio López

El humo de los mosquetes aún imperaba en el aire nocturno. Tras la primera andanada por parte de la guardia urbana de Bermouth, los obreros orcos y semiorcos se detuvieron por un instante, tras lo cual, al ver que los guardias esperaban titubeantes las órdenes de sus capitanes, cargaron todos...Sigue leyendo

Fuerza de Mascarón: Epílogo

Fuerza de Mascarón: Epílogo Los sueños cumplidos no muestran piedad. El capitán sabía de sobra que a veces hay que pagar un precio demasiado caro por lograr lo que uno anhela. En su profesión, manipulando esa fuerza tan voluble llamada Animación, el coste a veces supone la propia vida. Sin poder reprimir...Sigue leyendo

Fuerza de Mascarón: El Descanso del Mascarón (II)

Capítulo 19 Fuerza de Mascarón: El descanso del mascarón Me detuve en seco, casi chocando contra los titanes. No comprendía lo que pasaba. O sí, pero no quería admitirlo. Me volví. El capitán estaba a menos de una braza de mi posición. Me observaba con su rostro casi tan pálido como...Sigue leyendo

Fuerza de Mascarón: El Descanso del Mascarón

Capítulo 19 Fuerza de Mascarón: El descanso del mascarón –Regresad a los nichos. No tuve que repetir la orden. Las cuatro enormes manos del mascarón maestro se apoyaron en la cubierta. Parecían las patas de una imposible araña de madera. Los brazos elevaron a pulso el enorme cuerpo, que emergió como un...Sigue leyendo

Fuerza de Mascarón: Misión cumplida

Capítulo 18 Fuerza de Mascarón: Misión cumplida La Orgullo navegaba abandonada a su suerte. Con el horror y la desesperación campando por la cubierta habíamos olvidado nuestras responsabilidades, esas que cualquier buque exige de manera permanente. Yo mismo tenía mi parte de culpa: durante el acto final del combate entre Marco...Sigue leyendo

Fuerza de Mascarón: Un combate no imaginado (VI)

Capítulo 17 Fuerza de Mascarón: Un combate no imaginado De improviso Marco se abalanzó contra la criatura. Parecía imposible que alguien como él, que nos superaba a todos tanto en edad como en peso, pudiera moverse con esa agilidad. Su carrera, explosiva y súbita, cruzó las brazas de cubierta que le...Sigue leyendo

Fuerza de Mascarón: Un combate no imaginado (V)

Capítulo 17 Fuerza de Mascarón: Un combate no imaginado Mi grito llegó tarde, lo sé. El daño ya estaba hecho: con mi inconsciencia le había mostrado a la bestia el camino directo para llegar al mascarón maestro. O a mí. Temí que el engendro empezara a rodar pasarela adelante, hacia proa....Sigue leyendo

Fuerza de Mascarón: Un combate no imaginado (IV)

Capítulo 17 Fuerza de Mascarón: Un combate no imaginado La criatura pareció comprender que la batalla había llegado a un nuevo punto de inflexión, uno en el que ella podía acabar perdiendo. Al menos esa impresión me dio al ver cómo dejaba por completo en paz a los hombres de...Sigue leyendo

Fuerza de Mascarón: Un combate no imaginado (III)

Capítulo 17 Fuerza de Mascarón: Un combate no imaginado Dos hombres surgían en ese momento de la bodega. En sus manos no esgrimían arma alguna, sólo teas encendidas. Se quedaron al borde de la escalera, contemplando horrorizados el panorama: LoMing apenas se movía ya, sus pálidas manos aferradas al cuello...Sigue leyendo

Fuerza de Mascarón: Un combate no imaginado (II)

Capítulo 17 Fuerza de Mascarón: Un combate no imaginado Un intenso pinchazo me indicó que mis chicos me requerían. Debía devolver mi atención a los mascarones mientras media tripulación se jugaba la vida por mantener su seguridad. ¿Cuánta sangre se vertería esa noche por ellos? ¿Y por mí? ¿Debía trabajar ajeno...Sigue leyendo

Fuerza de Mascarón: Un combate no imaginado

Capítulo 17 Fuerza de Mascarón: Un combate no imaginado Mi grito sólo estaba vocalizando lo obvio. O quizá imploraba porque el pasmo y el temor desaparecieran de mis compañeros. Dependía de ellos. En otras circunstancias hubiera relevado de su trabajo de remero al mascarón atacado, lanzándole contra el engendro. Pero...Sigue leyendo

Fuerza de Mascarón: Un hilo de luz lechosa (II)

Capítulo 16 Fuerza de Mascarón: Un hilo de luz lechosa (II) –¡Despejen la borda! Sortanno, ¡los dragones! Cuando estén listos abran fuego sobre… sobre… ¡sobre eso! Mientras el viejo intentaba deshacer el caos y organizar una defensa ante aquella cosa los acontecimientos seguían otros derroteros. Un puñado de hombres de la tripulación...Sigue leyendo

Fuerza de Mascarón: Un hilo de luz lechosa (I)

Capítulo 16 Fuerza de Mascarón: Un hilo de luz lechosa Ya nadie discutía que nuestra la Orgullo iba ganando distancia. El empuje de los mascarones estaba resultando decisivo. Sus enormes torsos oscilaban en un continuo hincharse y relajarse, los músculos de madera tirando de los seis remos con una eficacia...Sigue leyendo

La ciudad del tormento perpetuo, por Ignacio López

Atrás había quedado la noche del lobo, y más aún el día de las almas errantes. Erland sabía que debían de estar atravesando a esas alturas los valles verdes de Brócia, y no ese extraño bosque de olmos; todo ramas retorcidas, musgo y liquen colgando por doquier como si de enormes...Sigue leyendo

Fuerza de Mascarón (III)

Capítulo 15 Fuerza de Mascarón Oí el sordo restallido de las ballestas. Los dados de siemprearde, invisibles en la oscuridad, surcaron el aire hacia el cazador. Pocos instantes después dos súbitas y pequeñas explosiones iluminaron el barco pirata. El arte del Hombre parecía superar a la magia y la Voluntad...Sigue leyendo

Fuerza de Mascarón (II)

Capítulo 15 Fuerza de Mascarón –¡Ahora! ¡Prendan los faroles de los mástiles! Señor Sortanno, que sus hombres estén dispuestos a hacer fuego a mi orden –conmigo gobernando la nave con los mascarones Larsenbar se dedicaba a coordinar la defensa. Ahora que los faroles de zafarrancho iluminaban la cubierta se hizo...Sigue leyendo

Héroe de leyenda, por Javier Prada

El ataque se llevaba a cabo de madrugada, al amparo de la oscuridad de una noche sin luna. Aun así el guerrero sentía cerca, de algún modo que no podía explicar, a todos sus camaradas, rodeándolo, protegiéndolo. Guiándolo. El objetivo, a pesar de las tinieblas en las...Sigue leyendo

Fuerza de Mascarón (I)

Capítulo 15 Fuerza de Mascarón Me llevé la mano a la camisa y extraje el colgante que ocultaba bajo ella. Desde el momento de mi ordenación no me había separado de él: mi medallón de Thxotugá, Señor del Movimiento. Se trataba de un disco de aleación de platino de apenas...Sigue leyendo

Fuerza de Mascarón: Y llega el momento (III)

Capítulo 14 Fuerza de Mascarón – Y llega el momento –¡Los remos –bramó Larsenbar, su grito desafiando en potencia a un trueno–, preparen los remos! Abdarmar, quiero ver los remos dispuestos en menos de lo que tarda en caer la mierda de un zarcajo desde la cofa del palo mayor a...Sigue leyendo

Fuerza de Mascarón: Y llega el momento (II)

Capítulo 14 Fuerza de Mascarón – Y llega el momento –Detengan el lanzamiento de carga –nadie esperaba escuchar la voz del capitán, y menos aún dando esa orden. ¿Acaso noté en la voz del viejo cierto aire de cansancio? Pero no había tiempo para apreciaciones. La orden se acató con fatalismo:...Sigue leyendo

Fuerza de Mascarón: Y llega el momento (I)

Capítulo 14 Fuerza de Mascarón – Y llega el momento Las nubes de tormenta ya cubrían casi todo el cielo. Desde su oscuro corazón pulsaban vientos salvajes, vientos que parecían querer expulsar al sol y a su moribunda luz. El astro, acobardado, se agazapaba tras su velo de vapor, allá en...Sigue leyendo

Fuerza de Mascarón: ¡Larguen velas!

Capítulo 13 Fuerza de Mascarón – ¡Larguen velas! Debíamos hacer algo para no caer en manos de esos piratas. Aunque quizá tratarlos como simples piratas suponía cometer un error: brujos, nos enfrentábamos a brujos dotados de Voluntad. Buscamos con la mirada al capitán. Mientras habíamos estado hablando él había regresado al alcázar....Sigue leyendo

Fuerza de Mascarón: ¿De dónde vienen?

Capítulo 12 Fuerza de Mascarón – ¿De dónde vienen? Voluntad. La palabra, en forma de murmullo inquieto, rompió el silencio que hasta entonces cubriera la nave propagándose como la peste. No me quedó la menor duda de que no sólo yo había pensado en esa maldita palabra. La reacción ante esa...Sigue leyendo

Fuerza de Mascarón: Una argucia en la bisectriz

Capítulo 11 Fuerza de Mascarón– Una argucia en la bisectriz Me arrastré sobre la red de chichorro hasta asomarme hacia la banda de estribor. Por fortuna y pese a mi temor inicial, no vi ningún hombre braceando desesperado sobre las aguas. Sin embargo mientras contemplaba las olas volvió a escucharse el...Sigue leyendo

Fuerza de mascarón: Ritos de Madurez (II)

Capítulo 10, Fuerza de mascarón:Ritos de Madurez (II) En el portón principal de acceso a la escuela del templo estaba inscrito el lema de los tutores: ‘Un tutor posee dos corazones: puede regalar dos vidas’. Las palabras parecían danzar aunque estuvieran grabadas en el granito: dotadas de un leve toque de...Sigue leyendo

Fuerza de mascarón: Ritos de Madurez (I)

Capítulo 10, Fuerza de mascarón:Ritos de Madurez (I)Crecí. Al principio la idea vaga de convertirme en tutor de mascarones estaba dotada de ese halo de perfección que posee toda visión infantil; sin embargo con el paso de los años y a medida que profundizaba en mis estudios se volvió algo...Sigue leyendo

Fuerza de mascarón: Recuerdos de tiempos olvidados (III)

Capítulo 9, Fuerza de mascarón:Recuerdos de tiempos olvidados –Todo, Gussy. Todo. Si ese día no se hubiera realizado esa representación, si no se hubiera animado esa estatua del Padre Tritón, si el sumo maestre no hubiera quedado tan impresionado, si no fuéramos un pueblo de pescadores… si todo eso no se...Sigue leyendo

Fuerza de mascarón: Recuerdos de tiempos olvidados (II)

Capítulo 9, Fuerza de mascarón:Recuerdos de tiempos olvidados –Esto sucedió hace mucho, mucho tiempo –prosiguió padre colocando su mano sobre mi hombro–. Por aquel entonces la mayor parte de las costas estaban habitadas por tribus pescadoras. Como se sabían débiles ante cualquier amenaza se habían unido en una liga llamada Nación...Sigue leyendo

Fuerza de mascarón: Recuerdos de tiempos olvidados (I)

Capítulo 9, Fuerza de mascarón:Recuerdos de tiempos olvidados Aquel día casi no comí: la excitación me cerraba el estómago. Creo recordar que madre cocinó la habitual caldereta de pescado, un plato que desde pequeño me había encantado. Apenas le hice caso. En mi interior bullía un vacío que no se podía...Sigue leyendo

Fuerza de mascarón: El descubrimiento

Capítulo 8, Fuerza de mascarón: El descubrimiento Nací y me crié en Larsoña, un pequeño pueblo pesquera en la provincia más meridional de Ashrae. Mi casa familiar era una más en el pequeño barrio de pescadores, paredes encaladas y puertas, ventanas y contraventanas pintadas de un vivo color verde. Se elevaba...Sigue leyendo

Fuerza de mascarón: Una nave sin bandera

Capítulo 7, Fuerza de mascarón: Una nave sin bandera Por el rabillo del ojo aprecié nueva actividad sobre cubierta: el viejo salía de su caverna y empezaba a lanzar órdenes con ese tono imperativo que sólo se obtiene tras años de experiencia al mando de un navío. El continuo bramido del...Sigue leyendo

Fuerza de mascarón: Esas queridas estatuas de madera

Capítulo 6, Fuerza de mascarón: Esas queridas estatuas de madera Me puse a contemplar las estatuas de madera que decoraban la parte superior de la roda. La Orgullo contaba con tres mascarones en su proa y ninguno en popa. No suponía mucha ayuda en comparación con otras naves de similar eslora...Sigue leyendo

El camino de las mil estatuas por Ignacio López

El camino de las mil estatuas El vestido largo de seda plisado malva y con delicadas filigranas de plata, ondeaba al son de la brisa fresca de la mañana. La novicia y aspirante a hija de la diosa Yameria no estaba acostumbrada a los vestidos lujosos, tan propios de la aristocracia...Sigue leyendo

Fuerza de mascarón: En el cuarto de derrota

Capítulo 5, Fuerza de mascarón: En el cuarto de derrota –Capitán, algunas de las estructuras se están debilitando, como usted ya sabrá… Necesitan una reparación urgente. –Señor Gustaff, buenos días. Encantado de verle por aquí. Desde el segundo instante me había dado cuenta de que había empezado mal aquella conversación. Pero claro, enterarse...Sigue leyendo

Fuerza de mascarón: El capitán

Capítulo 4, Fuerza de mascarón: El capitán Mi posición en el bauprés, casi a ras de cubierta, no me permitía divisar velamen alguno: el horizonte visible desde la cofa del vigía quedaba mucho más lejos. El personal que como yo estábamos a pie de cubierta todavía tardaríamos algún tiempo en distinguir...Sigue leyendo

Fuerza de mascarón: Rumores de Cargamento

Capítulo 3, Fuerza de mascarón: Rumores de Cargamento La ida desde la vieja capital hasta Cargamarga había resultado en extremo tranquila. Portábamos un cargamento variado pero típico: la bodega principal estaba repleta de rollos de telas de gran calidad, mientras en las otras se repartían aceites, herramientas e incluso un pequeño...Sigue leyendo

Fuerza de mascarón: Una Ruta Peligrosa

Capítulo 2, Fuerza de mascarón: Una Ruta Peligrosa Una buena proporción de la tripulación que había permanecido bajo cubierta asomó tanto del castillo de proa como del alcázar. Los más desafortunados, aquellos que realizaban tareas que no les permitían moverse del sitio, estiraban el cuello o cuchicheaban tratando de enterarse de...Sigue leyendo

Fuerza de mascarón: Antes de la Tormenta

Capítulo 1, Fuerza de mascarón: Antes de la Tormenta Los sueños cumplidos no muestran piedad. Más aun cuando gran parte de tu vida, si no toda, te ha dirigido hacia ellos. Ya tengan forma de obsesión como de simple devoción, conseguirlos puede suponer que obtengas un premio o que pagues un...Sigue leyendo

Valora este pergamino

 Deja un Comentario

(obligatorio)

(obligatorio)