Dic 072015
 
 7 diciembre, 2015  Publicado por a las 11:11 Sin comentarios »

7- Babel

Vuelvo hacia casa, pero en el camino tengo una brillante idea, aunque a medida que la voy madurando no la encuentro tan buena. Él me dijo que no me quería ver cerca de Babel… Entonces es posible que él esté por allí para cerciorarse de que no me acerco. Me doy cuenta de que estoy barajando únicamente suposiciones, pero algo me dice que no me voy a equivocar.
Relatos de Fantasía - Torre de Babel
Así pues me encamino hacia ese sitio que se llama Babel y me sorprendo sabiendo hacia donde he de ir. ¿Estoy empezando a recordar cosas? Quizá el conjuro del renegado esté empezando a desvanecerse, y siento un poco de miedo por si descubro que yo soy el renegado.
Ando durante media hora, o eso me parece. Dudo que recorramos cada día ese trayecto a pie, algo que me aterra todavía más, porque eso quiere decir que lo hacemos en la tartana infernal de Baliel.

Al poco tiempo, me encuentro ante el imponente monumento llamado Babel.
Es una torre, y no me sorprende. Al parecer la imaginación en Paraíso está infravalorada, como la decoración de interiores.

─¿En serio? ¿Otra torre que se llama Babel?
Está construida con piedra de color marrón claro, aunque parece ser una única roca que se eleva hacia el cielo aproximadamente unos quince metros de altura y cuatro o cinco de diámetro. Puedo ver como en la cúspide se ensancha, formando una plataforma más grande que el tronco de la torre. La decoración es paupérrima; no tiene grabados, ni volutas, ni ningún tipo de motivos angelicales en sus paredes, aunque claro allí estamos todos tan ocupados que dudo que tengamos tiempo para admirar el arte. Supongo que es por eso que el mundo de los humanos nos tiene tan fascinado; ellos tienen lo que nosotros no: gusto.

La torre está rodeada de andamios de brillante metal, aunque la mayoría están ya a medio desmontar. Parece que las obras han terminado.
─Aquello de allí arriba tiene que ser la cámara de control…
El lugar donde Baliel y yo trabajamos.

Husmeo por los alrededores en busca de Ariel. En cuanto empiece a notar que mi corazón se acongoja sabré que está cerca, pero tras cuatro vueltas ─tal vez sean seis o incluso más, porque he perdido la cuenta─ decido sentarme a descansar, porque no hay ni rastro del ángel de negras alas y las mías empiezan a saludarme con ese incisivo dolor.
Me alejo unos pocos metros de la torre y algo llama mi atención. Escucho un gruñido en un callejón cercano a la torre. Me acerco, puede ser que se trate de Ariel…
Y lo que veo me hiela la sangre…

Descubre cada lunes una nueva entrega de Babel
¿Quieres vivir más aventuras? Consulta nuestra sección de relatos de fantasía

Dic 022015
 
 2 diciembre, 2015  Publicado por a las 11:11 Tagged with: ,  Sin comentarios »

Buenos días aprendices y rastreadores de Tierra Quebrada hoy vamos a conocer un poco más a Laura López Alfranca, autora de La otra cara del espejo, entre otras novelas.

Laura López Alfranca

Escritora de fantasía buscando editorial. En camino a ninguna parte y siguiendo cualquier sendero que se le presente. Cabeza de ciencias, corazón de letras y ganas de compartir con cualquiera todo lo que es.

 

¿Por qué nombre te conocen los humanos?
Desde Laura, a el Mal pasando por Xa. Esto de internet da para una cantidad de “alias” que ni la serie del mismo nombre.

¿Qué opinas del género de fantasía en nuestro país?
Es curioso, porque hay calidad como para parar un tren, pero casi no se promociona más que en pequeños círculos. Es cierto que la situación ha mejorado con el paso del tiempo (que en mi adolescencia, leer algunas cosas eran de muy frikis… Ahora lo sigues siendo, menos si hay peli o serie de por medio), pero necesitamos seguir avanzando.

¿Cuáles son tus obras literarias de referencia en el mundo de la fantasía?
Pues soy más de autores, sea por su estilo o por sus tramas, me encantan y los suelo recomendar: Terry Pratchett, Neil Gaiman y Dianna Wynne-Jones (y si el próximo libro me gusta, añadiré a Joe Hill). Castellanos hay muchos ejemplos, pero diré a Javier Herce y Virginia Pérez de la Puente.

¿Cuál fue el primer libro de fantasía que leíste?
No lo recuerdo (pero sí los posteriores, como “La casa maldita” de Pesadillas)… el que sí recuerdo con muchísimo cariño es el “Príncipe de la niebla” de Zafón, dos amigas mías y yo pasamos el verano buscando más libros suyos que leer.

¿Cuál es tu personaje de fantasía preferido? ¿Por qué?
Esta ya sí que no puedo responderla, no puedo escoger solo a uno XD. ¿Me dais veinte días y un montón de chuches para elaboraros una lista como Dios manda? ¿Plzzz?
Entrevista a escritores de fantasía
¿Qué es lo que más detestas al leer un libro de fantasía?
A mí me gusta un libro que sea coherente consigo mismo y con lo que nos va presentando el autor, por lo tanto, un final sacado de la manga, un deus ex machina o una salida del personaje sin una evolución me dan migraña.

¿Desde cuando escribes fantasía?
Pues desde que empecé hace once años. La verdad es que la fantasía, en cualquiera de sus formas, da una gran libertad para crear mundos y hablar de cualquier tema que te preocupa. Debo reconocer que suelo usarla para poder poner en orden mis ideas y mis terrores (esto último, sobre todo, el miedo).

¿Cómo describirías tu estilo de escritura?
Varía según cada historia y relato, diría que se adapta a la trama, los personajes y lo que necesite en ese momento.

¿Cómo trabajas la creación de un mundo de fantasía?
La verdad es que suele ser una idea que enraíza y se expande por mi mente devorándolo todo, hasta que no me queda más remedio que escribir sobre ello. Luego, toca podar a ver qué podemos usar o no, para luego darle coherencia la mundo.

¿Qué consideras más importante en la escritura de un libro (argumento, personajes, mundo…)?
Todo es importante y debe tener un trabajo detrás. Es cierto que hay novelas que exigen más esfuerzo en la trama, otras en la ambientación o los personajes, pero mientras todo tenga sentido (dentro de una fantasía), para mí, todo va bien (y si no, siempre puedes correr en círculos por la habitación gritando histérica)

¿Le has cogido especial cariño a alguno de tus personajes? ¿Por qué?
A todos, pero no penséis que es alguna cosa de madre de “quiero a mis niños por igual”, lo que ocurre es que, al hacer una novela me destruyo y construyo a cada vez, que al final siempre dejo mucho de mí en cada una y no puedo evitar querer a esos personajes, los muy malditos me han robado parte de mi alma, llego a odiarles y me daría urticaria haberles dado tanto de mí.

¿Cuál es la mayor estupidez que ha hecho alguno de tus personajes?
Su lista es tan larga como la de “estupideces que hace la autora”, es cierto que yo no me habré enfrentados a enemigos tan grandes como una casa muerta de miedo…. ¿o sí, si incluimos una cola de clientes del Primark?

¿Qué sientes al escribir la última palabra de una historia?
Creo que sobre todo alivio por haber podido plasmarlo todo, pero me dura muy poquito, porque a los meses ya sé que me toca corregir. No creo que piense en verdad que poner un “fin” me deje tranquila durante mucho tiempo, sé que solo es el final de una parte del trabajo de la novela.

¿Cuál es la principal dificultad a la que te has enfrentado como escritor?
Las editoriales, cuesta muchísimo saber si estás haciendo bien la presentación de tu novela, si captas su atención, si has sabido expresar lo que lleva consigo en un dossier literario…

¿Algún consejo para los nuevos escritores que quieren iniciarse en este mundo?
Armarse de paciencia y patatas fritas. Publicar, ganar un concurso o que te lean es una carrera de fondo muy larga, es cierto que hay gente que “besa el santo”, pero la mayoría tardamos mucho tiempo en hacerlo, no significa que seamos malos, solo que es muy complicado.
También que no te cierres a ningún género, porque ir saltando a otro tipo de ideas te limpia mucho la cabeza y te hace tener la misma ilusión que al principio.

¿Autoedición o editorial?
A día de hoy las dos son buenas opciones, aunque es cierto que con la autoedición tienes mucho más trabajo por delante (buscar portadista, que te corrijan, maquetar…), pero he leído novelas autopublicadas que nada tenían que envidiar a una de publicación tradicional.

¿Cuáles son los mayores obstáculos que hay que superar antes de poder publicar un libro?
Los primeros son los que uno mismo tenga (yo siempre he sido muy insegura… y la cosa no ha mejorado, no creáis ^_^) y pasar por el filtro editorial, pero como este último son terceros y no siempre uno puede acertar, nos quedaremos con los que el autor tenga en su cabeza, que son muchos, variados y dan para un par de libros de psicología.

¿Cómo definirías a tu público?
Variado, escribo un poco de todo, así que a veces me encuentro con gente que me buscó por relatos de romántica y otros, por las novelas.

¿Sufres más leyendo o escribiendo?
Sufro sin hacer ninguna de las dos cosas, lo cual puede ser habitual si tengo mucho trajín en el trabajo de turno o en la universidad 😛

¿Recuerdas alguna anécdota divertida, interesante… de tu carrera como escritor?
La que más gracia me hace contar, es que un día, cansada de tantos noes de las editoriales, me dio por mandar la sinopsis de mi novela de terror a una conocida editorial de romántica, ¿por qué lo hice? Quería un no que cumpliese de verdad lo de “no encaja en nuestra línea editorial”. Lo divertido fue que, en el mismo día, me pidieron la novela entera para evaluarla… sí, me dieron el “no encaja con nuestra línea editorial”, pero a lo grande XD (me pregunto que pensaron al llegar a las escenas gore…)

¿Cuál es tu mejor defecto?
Soy muy autocrítica, por lo que miro y remiro mucho los textos y los machaco hasta… bueno, hasta que me dicen que o paro o me encierran en un manicomio, así que…

¿Qué te preguntarías a ti mismo? ¿Y cuál sería tu respuesta?
Yo: ¿Falta mucho?
Yo de nuevo: Eso lo haces por joder.

¿Alguna frase épica que quieras compartir con nosotros?
No devolvemos los calcetines ni las bragas, que es ropa int… Mierda, eso no… este… ¿podéis darme unos minutos para poderla pensar?

Tu turno, tienes 1 minuto para convencernos de que leamos tus libros y no los de otro autor

Leed lo que os dé la real, pero dadme una oportunidad o mataré a un gatito, pondré un vídeo horrible para que os arrepintáis de haber osado mirar a otro/a (o si os apetece pasar un rato entretenido y buscáis variedad, tenéis desde libros hasta un montón de relatos, estos gratuitos ^_^)

¿Quieres añadir alguna pregunta más? Déjanosla en los comentarios, seguro que Laura estará encantada de responderla.

Nov 302015
 
 30 noviembre, 2015  Publicado por a las 11:11 Tagged with:  Sin comentarios »

Viaje a Nadsgar I: Con el diablo no se juega

Novelas de Fantasía - Viaje a Nadsgar ISinopsis:
Ahora mismo estoy en compañía de un esclavo enorme, un enano deslenguado y una cría de dragón. Estamos perdidos, sin rumbo, en una ciudad que no conocemos y delante del cadáver de Rodek Maulo. Para colmo de males, nos persiguen.
Prueba fehaciente de que estamos bloqueados es que me he puesto a escribir un estúpido diario.

Comprar Viaje a Nadsgar I en Amazon
 

Viaje a Nadsgar II: El beso de la leónida

Novelas de Fantasía - Viaje a Nadsgar IISinopsis:
El amor tiene una y mil caras, pero sólo una de ellas no es una máscara. Curiosamente, esa es la última cara que debes mostrar. Hasta entonces has de elegir bien tus cartas, tus máscaras, tus trucos… El amor es saber ser bueno. Y también ser malo. Sobre todo eso último. El amor es algo inexplicable, pero todos lo entienden. Es duro, pero a todos les parece hermoso. Es efímero, pero a la vez es eterno. Es algo que todos sienten, pero aun así es algo único.

Comprar Viaje a Nadsgar II en Amazon
  

Viaje a Nadsgar III: La lágrima perdida

Novelas de Fantasía - Viaje a Nadsgar IIISinopsis:
Tus padres no existen. Tu vida aquí no existe. Nada existe y por eso no lo puedes recordar. Porque alguien te ha obligado a vivir una vida que no es la tuya. Tú no perteneces a este sitio, ni a este momento. Tu lugar y tiempo están muy lejos de aquí. Los tuyos también lo están. Por eso todas esas personas que creías conocer desde hace años te son desconocidos. Porque realmente no les conoces. Pero los tuyos no hemos estado tan lejos como crees…

Nov 302015
 

6 – Cae la noche.

Voy corriendo por la calle. Creo que estoy cerca de Babel. Estoy seguro de que estoy soñando porque no siento ni pizca de dolor, y puedo abrir y cerrar las alas a la perfección; de hecho, me canso de correr y empiezo a planear. Tengo la intención de tomar altura y la extraña sensación de que he de detener algo, y ese algo está arriba, muy arriba.
De repente noto la presencia de un depredador. Alguien me acecha en las sombras que proyecta esa torre. Y entonces algo me golpea en la espalda y empieza mi caída.
Me despierto sobresaltado y completamente sudado. Tengo la boca pastosa y salgo de mi habitación para beber agua. El monitor que hay en la pared está encendido y solo emite niebla gris y un sonido bastante desagradable e incesante.
Relatos de Fantasía - Calle Oscura
─A ver, en esta casa donde puede beber uno agua…
Miro alrededor pero no hay nada, nada ni nadie. Pico a la puerta de la habitación de Baliel pero nadie me responde. Vuelvo a llamar… Y mi naturaleza de eterno preocupado sale a la luz, y por si le ha pasado algo intento abrir la puerta pero está cerrada. Aunque claro, bien pensado… pocas cosas pueden pasar en una habitación donde lo único que hay es una cama y un armario…
─Habrá salido…
Y desisto en mi búsqueda de algo que beber y me siento en el sofá.

Tener las alas vendadas resulta algo incómodo; no las puedo mover del todo bien y en la única postura en la que no me duelen hacen que el sofá sea algo parecido a un potro de tortura, pero estoy cansado de estar tumbado en la cama y al menos así puedo mirar la tele, que sigue emitiendo esa señal. Busco el mando, lo encuentro en un lateral del sofá y cambio de canal. Justo en el instante en el que la niebla gris cambia, creo escuchar una voz que ha dicho “Mañana”. Intento volver a la niebla pero no la encuentro, y de repente, en la pantalla, aparece la habitación granate, con el butacón de terciopelo rojo…

¡Aquello no era una tele! ¿Estaba mostrándome a mi protegido? La mujer no está en la habitación porque no se escucha el rezo. Solo está la persona postrada en la cama, pero la cámara ─o lo que sea que grabe en el mundo de los humanos─ tiene un ángulo por el que sólo puedo ver el cuerpo inmóvil. La cara la tapa uno de los doseles. Escucho la puerta de la habitación abrirse y unos pasos acercarse. Es la mujer, que va a sentarse en el butacón. Coge el rosario que está en la mesilla de noche y empieza a rezar.

Me gustaría saber su nombre e ir a ponerle mi mano sobre el hombro para ofrecerle consuelo. Está claro que está sufriendo por la persona que está en la cama. Empieza a rezar de nuevo. Sus ojos, azules, expresan cansancio y las arrugas de su cara y su cuerpo encorvado, me dicen que lleva mucho tiempo rezando. Su voz está cargada de suplica… Reza para que su hijo deje de sufrir, para que Dios escuche su súplica. Me sorprendo pensando eso ¿Cómo lo sé? ¿Vuelven a funcionar mis habilidades angelicales?

Noto algo que me baja por la mejilla. Es una lágrima. ¿Por qué lloro? Sí, el mensaje de la mujer está cargado de tristeza, pero en nuestro trabajo como guías de los humanos, nos encontramos cada día con situaciones parecidas.
Me levanto del sofá y decido salir a la calle para ver si el aire frío se lleva este pesar que siento en mi corazón. Me visto únicamente con una túnica y salgo a dar un paseo. Para mi sorpresa, el ángel de la muerte está bajo la ventana de mi casa, sosteniendo una esfera luminosa entre sus manos y mirando fijamente hacia allí.

─¡Tú! ¿Se puede saber que haces aquí?
Él se asusta al verme y me mira con cara de asombro. Primero sale corriendo y a los pocos segundos alza el vuelo. Yo le intento seguir, al menos durante el tiempo que va por el suelo, y cuando abre sus alas le intento imitar, consiguiendo elevarme unos pocos centímetros, antes de que el dolor termine dejándome tirado en el suelo, maldiciendo a todos los ángeles de alas negras. Era él, el que me producía ese sentimiento de tristeza, era la presencia de Ariel…
─¡Un momento! ─recuerdo su nombre─ ¡Se llama Ariel!

Descubre cada lunes una nueva entrega de Babel
¿Quieres descubrir más historias? Consulta nuestra sección de relatos de fantasía

Nov 252015
 

Buenos días aprendices y rastreadores de Tierra Quebrada hoy vamos a conocer un poco más a Alejandro Barrero Santiago, autor de la saga de fantasía épica Viaje a Nadsgar.

Alejandro Barrero Santiago

Alejandro Barrero nació en Valladolid en 1993. Gran lector, sus lecturas favoritas siempre fueron las fantásticas. Con tan sólo diecisiete años acaba su primera novela, Viaje a Nadsgar I: Con el Diablo no se juega y con diecinueve su continuación, Viaje a Nadsgar II: El beso de la leónida. Dos años después de su pluma brota Te querré toda la vida, su primera novela erótica. Además de la escritura disfruta de otras aficiones como el deporte y la música, que han conformado el carácter idóneo para la creación de sus novelas.

No Posts for this author.

 
¿Por qué nombre te conocen los humanos?
Mi nombre Alejandro Barrero Santiago, pero soy conocido por diferentes nombres.
Para mis amigos soy simplemente «Alex»; para mi madre, «Alejandro»; para mi entrenador de judo, soy «¡¡Barrero!!», para ese señor que lee las listas en las que van primero los apellidos y luego el nombre y que tiende a confundirse, soy «Santiago» y para los humanos que están en el Gobierno soy un número de DNI.

¿Qué opinas del género de fantasía en nuestro país?
Creo que se trata de un género muy rico y a la vez bastante desconocido. Nuestra literatura fantástica nacional tiene joyas que nada tienen que envidiar a las de otros autores extranjeros.
En mi opinión, el principal enemigo del género fantástico en España es el desconocimiento y la escasa promoción. Parece que muchas de nuestras librerías prefieren vender libros de autores internacionales (de esos con un nombre inglés, que suena muy bien) y dejan las obras nacionales en un segundo plano.

¿Cuáles son tus obras literarias de referencia en el mundo de la fantasía?
Mi obra de referencia es la saga de Geralt de Rivia, el brujo, escrita por Andrzej Sapkowski (siempre tengo que buscar en internet cómo se escribe). Gracias a él descubrí cómo fantasía y realismo pueden ir de la mano y cómo un relato bien contado y ambientado puede hacernos rozar la “fantasía real” con la punta de los dedos.

¿Cuál fue el primer libro de fantasía que leíste?
Posiblemente algunos de esos pequeñitos que se leen en los colegios. Sin embargo, mi primera novela de fantasía propiamente dicha fue Eragon. Me abrió las puertas a un mundo nuevo cuando yo tenía once años y me hizo disfrutar del largo viaje del protagonista y su maduración a lo largo de él.
De hecho, el inicio de mi primer libro, Con el Diablo no se juega, comienza de manera similar a él, haciéndole un guiño y un pequeño tributo. Qué menos para la obra que inspiró las aventuras de mi adolescencia.

¿Cuál es tu personaje de fantasía preferido? ¿Por qué?
La verdad es que es una pregunta difícil. Ahora mismo estoy enfrascado en mis escritos y los que se vienen a mi mente son los personajes de mis novelas. Si pudiera elegir uno de mis propios libros, elegiría a Untric Dorrin, pues sus caídas y su carácter a menudo constituyen la pimienta de la saga.
Eligiendo un personaje de fantasía de otras novelas, probablemente me quedaría precisamente con Geralt de Rivia, porque cada vez que interviene lo hace con un aplomo y seguridad que parece que el mundo se pone de su lado.
Entrevista a escritores de fantasía
¿Qué es lo que más detestas al leer un libro de fantasía?
Que sean predecibles. Que usen nombre ridículos u obvios. Que no aporten nada nuevo. Que se use a «la magia» como excusa para explicar todo lo fantástico. Que, por ende, no sean realistas. Que cualquiera sepa manejar una espada/hacer magia con tan sólo probar…

¿Desde cuando escribes fantasía?
Empecé a escribir pequeños relatos con doce años, pero no comencé a dedicarme a ello de una manera más profesional hasta que cumplí diecisiete.
Creo que escribir es una virtud compuesta por dos vertientes. La primera es dominar el lenguaje: la forma. Esa se puede aprender y mejorar con la práctica. La segunda, tener buenas ideas. En mi opinión, con esa última hay que nacer.
No fue hasta que cumplí los diecisiete cuando dominé el fondo y la forma lo suficiente como para atreverme a escribir.

¿Cómo describirías tu estilo de escritura?
Fresco, ágil, rápido. Con muchos diálogos. Centrándose más en los personajes que en la descripción del entorno.

¿Cómo trabajas la creación de un mundo de fantasía?
Cuando empecé con la saga de Viaje a Nadsgar, no quise hacer un mundo de fantasía, quise hacer EL mundo de fantasía. Quise que todas las criaturas pudiera convivir en un mismo mundo (tanto las nórdicas como los orcos, como las griegas, como los centauros, por ejemplo). Hacer que todos los elementos de la fantasía pudieran coexistir en armonía en un solo universo. Quise hacer el mundo más completo.

¿Qué consideras más importante en la escritura de un libro (argumento, personajes, mundo…)?
Creo que lo más importante es un buen argumento. Algo que te atrape, que no puedas dejar de leer. Intriga. Una trama que te deje boquiabierto.
Sin embargo, para mí los personajes son un elemento clave, pues un buen argumento no es nada sin unos buenos caracteres que interactúen en él. Cuando lees una aventura acompañada por buenos compañeros de viaje a los que comúnmente llamamos personajes, no la lees, sino que la vives. Ríes con ellos, lloras con ellos, amas con ellos. Durante esa travesía que es la novela ellos serán tus compañeros inseparables.
Por último, el mundo es por supuesto importante, pero con un buen argumento y unos buenos personajes puede pasar a segundo plano. Y eso que hay novelas de fantasía que han conquistado a los lectores con su mundo, como por ejemplo Harry Potter. Pero donde esté ese personaje que se queda con tu corazón o esa historia que no te dejó dormir y que nunca se fue de tu mente incluso años después… por mí como si el lugar donde acontece es una hamburguesería.

¿Le has cogido especial cariño a alguno de tus personajes? ¿Por qué?
Claro. La verdad es que le he cogido cariño a muchos de mis personajes. Me encanta Árator, el protagonista, por su astucia y por cómo es capaz de salir de las situaciones más adversas usando su mente. También Dhú Coverte, la vicerrectora de la EHM (la Escuela de hechicería de Migdala), que aunque no aparece hasta el segundo libro, El beso de la leónida, no tuvo problemas para encandilarme a mí y a mis lectores con su particular carácter.
Podría así hablar de varios de mis personajes, pero al que no puedo evitar mentar (nuevamente, pues ya le he mentado por ahí arriba) es al enano Untric Dorrin. No es necesariamente el personaje favorito de mis lectores, pues simplemente es un personaje secundario, pero no imagino un Viaje a Nadsgar sin él.

¿Cuál es la mayor estupidez que ha hecho alguno de tus personajes?
Posiblemente, y aunque no puedo profundizar para no desvelar nada, poner los cuernos. ¿En qué estaría pensando? Eso sí fue meter la pata.

¿Qué sientes al escribir la última palabra de una historia?
¡Adrenalina! Sólo de pensarlo vuelve a mí esa sensación. Esa que activa en mi mente el registro de entrenador de fútbol americano: «¡que es la última puta palabra, joder, vamos a enseñarles a esa gente de qué pasta estamos hechos!».
Tras esa sensación (que dura un buen rato de dar brincos por mi habitación) llega la calma. La satisfactoria sensación de haber terminado un buen trabajo. Es en ese momento cuando me pongo a releer el capítulo completo para asegurarme que todo ha quedado perfecto.

¿Cuál es la principal dificultad a la que te has enfrentado como escritor?
Posiblemente la incomprensión. Ahora que me dedico a ello de una manera más profesional no tengo esos problemas. Cuando me encierro a escribir todos asumen que se trata de algo importante y se comportan como «oh, dejemos trabajar al genio». Todos comprenden que se trata de algo importante. Pero no siempre fue así.
Escribir un libro de 800 páginas es difícil. Pero es mucho más difícil si no eres nadie. Mis padres no se explicaban cómo podía perder el tiempo escribiendo en vez de estudiando. Mis amigos se molestaban cuando algún día no quedaba con ellos porque estaba inspirado y tenía que escribir. Todos en mi casa se enfadaban cuando de repente yo me levantaba de la mesa durante la cena y corría a mi habitación a apuntar alguna idea fantástica que se me acababa de ocurrir.
Pero, sin duda, conseguir que una editorial me publicara marcó un antes y un después en todo esto. Para mí fue lograr que me tomaran en serio.

¿Algún consejo para los nuevos escritores que quieren iniciarse en este mundo?
Tesón, pasión, confianza, coraje… Nunca rendirse. Para no rendirse hay que creer en ti mismo. Pero lo que es mejor es tener la enorme suerte de contar con alguien a tu lado que crea en ti. Alguien que esté para levantarte cada vez que te desmorones y a recordarte «tú vales para esto, sigue».

¿Autoedición o editorial?
Editorial, de la mano de Éride Ediciones.

¿Cuáles son los mayores obstáculos que hay que superar antes de poder publicar un libro?
Creo que más o menos he respondido a esto en la pregunta número quince. El mayor obstáculo eres tú mismo: necesitas confiar en ti y en tu obra al cien por cien o no llegarás a ningún lado. Necesitas estar preparado para levantarte las veces que sean necesarias.
Por supuesto, es un gran problema que pocas editoriales estén dispuestas a publicar a autores noveles. En mi caso además hubo otro obstáculo a mayores: tenía sólo diecisiete años.

¿Cómo definirías a tu público?
Mi público es generalmente joven, tanto adolescentes (11-16 años) como jóvenes (17-30), aunque se trata de una novela para todos los públicos. Creo que el motivo de esto es que nos encontramos frente a un género relativamente nuevo que para personas más mayores puede ser un gran desconocido. Para mis padres y tíos mi novela fue la primera que leyeron del género fantástico.

¿Sufres más leyendo o escribiendo?
Leyendo. Cuando estoy escribiendo sé que tengo el control de la situación y que podría impedir una situación en cualquier momento. Sin embargo cuando lees estás a merced de una historia sin opción a réplica.

¿Recuerdas alguna anécdota divertida, interesante… de tu carrera como escritor?
La verdad es que soy relativamente nuevo en esto, mi carrera no ha hecho más que comenzar. Sin embargo, una anécdota que se me viene a la cabeza es la de cómo nació la dedicatoria de mi novela erótica Te querré toda la vida.
El año pasado, en mi último año de carrera, tuve una asignatura complicada: Estadística. Pero por si no fuera suficiente que la asignatura en sí no fuera sencilla, teníamos una profesora que, hablando eufemísticamente, no acaba de conectar con los alumnos y nadie nos enterábamos de nada.
Yo asistía a clase, pero después de las primeras semanas me di cuenta que tratar de atender era una pérdida de tiempo y empecé a escribir la novela erótica. La acabé durante sus clases.
El día del examen final (el de segunda convocatoria, pues la primera fue un destrozo) pregunté durante el examen que cómo se pasaba de centímetros cúbicos a litros. Soy de letras de toda la vida y no recordaba cómo se pasaba de esas unidades; de todos modos, eso no era materia de examen, sino un complemento para resolver un ejercicio. La profesora se portó y lo dijo en voz alta. La anécdota vino después.
Cuando entregué el examen (creo que fui el penúltimo, la clase estaba vacía) comenzó a discutir conmigo. En resumidas cuentas defendía que el conocimiento era la base de todo y que el saber enseñar y conectar con los alumnos era una estupidez. Yo, por el contrario, le decía que el conocimiento siempre estará en los libros, pero que lo realmente importante era saber transmitirlos.
Tras esa discusión no dudé en dedicarle la novela, haciendo alusión a la famosa frase de Einstein:
Gracias a mi profesora de Estadística, pues sin su apasionante metodología no habría sacado tiempo de escribir esta novela. A veces la imaginación es más importante que el conocimiento.

¿Cuál es tu mejor defecto?
Soy muy exigente y meticuloso en lo que a mis historias se refiere. No sólo creo que es imposible encontrar un agujero en mis argumentos (os reto), sino que son los pequeños detalles los que hacen de mi obra un conjunto muy contundente. Cuando la lees por segunda vez multitud de esos pequeños detalles cobran sentidos y otorgan un enfoque completamente diferente a la lectura.

¿Qué te preguntarías a ti mismo? ¿Y cuál sería tu respuesta?
Me preguntaría acerca de la tercera entrega de Viaje a Nadsgar. La respuesta es que estoy en ello, a ritmo lento. De momento en mi página está colgado el proyecto de cubierta y ya sabemos que el nombre será La lágrima perdida. Sin embargo, antes de cerrar la saga me gustaría saber la opinión de la comunidad lectora sobre la segunda parte. Quizás eso me ayude a encaminar el final de una manera determinada.

¿Alguna frase épica que quieras compartir con nosotros?
Bueno, no sé si ésta será una frase épica sacándola de contexto, pero creo que es una de las mejores intervenciones en Viaje a Nadsgar I. Creo que puede servir para alentar a esos futuros escritores que están leyendo esta entrevista:
«Por un lado, están los que se conforman con escuchar historias en las tabernas, mientras dejan la vida pasar, sumidos en sueños que jamás realizarán… Por otro, están las personas que se levantan de sus sillas en ese mismo instante para vivir esas historias».
-Untric Dorrin, Viaje a Nadsgar I: Con el Diablo no se juega.

Tu turno, tienes 1 minuto para convencernos de que leamos tus libros y no los de otro autor…
Esto siempre se me ha dado fatal. No os voy a convencer que no leáis los libros de otros autores, pero os voy a intentar convencer de que leáis mi libro…
La saga de Viaje a Nadsgar se trata de una obra extensa (una trilogía), por lo que nos encontramos en un mundo cuidado y trabajado y con muchas páginas para empaparnos de él y disfrutar. Porque, por supuesto, estoy seguro de que la vais a disfrutar. Escribo de manera fresca y ágil, así que la podéis leer muy rápido. La trama os va a enganchar, eso seguro. Y estoy convencido de que los carismáticos personajes os van a encantar.
Sin duda, recomendaría mi primer libro, Con el Diablo no se juega, porque el argumento está muy bien tramado y a medida que vas leyendo todo va cobrando sentido. Te das cuenta que incluso los detalles más nimios eran importantes.
Y su continuación, El beso de la leónida, que sale a la venta a finales de este mes, supera incluso al primero. De verdad, no os perdáis la oportunidad de leer esta interesante historia, os sorprenderá.
De todos modos, creo que no hay nadie mejor que la comunidad lectora como para convenceros de que os leáis la saga de Viaje a Nadsgar. Os invito a que leáis algunas de las reseñas que encontraréis en mi web.

¿Quieres añadir alguna pregunta más? Déjanosla en los comentarios, seguro que Alejandro estará encantado de responderla.