Proyecto Golem: ¡Soy malo y me gusta!

 

¡Que ardan! por Álvaro Peñalver

¡Que ardan! por Álvaro Peñalver ¿Quieres más ilustraciones de fantasía? Descubre a otros autores e ilustradores de fantasía en el Proyecto Golem ...Sigue leyendo

Soy malo por Melanie Arias

Soy Malo por Melanie Arias ¿Quieres más ilustraciones de fantasía? Descubre a otros autores e ilustradores de fantasía en el Proyecto Golem ...Sigue leyendo

Tormento por Carlos Villa

3547, Año del Kervus, segundo mes del invierno Catacumbas de la Fortaleza Orfak Dolor. Miedo. Odio. Dolor. Impotencia. Ira. Desesperación. Dolor. Dolor. Miedo. Odio. Dolor. Impotencia. Ira. Desesperación. Dolor. El mantra se repetía en su cabeza de forma involuntaria y hasta casi natural; la siniestra voz sellaba cada palabra en su memoria y también...Sigue leyendo

Iguales por Sonia Centeno

Mi sueño siempre fue la inmortalidad, aunque desconocía que iría unida a la maldad. Los corazones pueden soportar mucho amor y aún más dolor, pero nunca por un tiempo indeterminado, jamás por algo que dure eternamente. Observé oculta bajo la capa a todos los que pasaban frente a mí, hombres...Sigue leyendo

Soy malo, ¡y me gusta! por Jorge Diez

En una ciudad costera de la península de Iberia hacia finales del siglo XI. El frío aire de la noche le golpeó el rostro hinchado al abandonar la taberna. Achicó los ojos hasta reducirlos a meras rendijas y oteó la calle en busca de la mujer. La vio justo doblando una...Sigue leyendo

I'm already a Demon por Noelia Alcaraz

I’m already a demon, por Noe Alcaraz ¿Quieres más ilustraciones de fantasía? Descubre a otros autores e ilustradores de fantasía en el Proyecto Golem ...Sigue leyendo

Una extraña en la nieve por Sergio García

La habían encontrado a la orilla del camino, tiritando y con un aspecto andrajoso, mientras traían el rebaño al redil y se preparaban para pasar el invierno. Los primeros copos de la estación comenzaban a cubrir con un fino manto blanco los campos de mieses y aquella extraña se encontraba...Sigue leyendo

Sinrazón por Jorge A. Garrido

Yánder comenzó a abrir los ojos con suma dificultad. Confuso, las primeras imágenes le llegaron bajo un suave velo rosado. No tardó en entender que se trataba de su propia sangre emborronando su vista, proveniente de una herida en la frente que debía tener una profunda relación con las punzadas...Sigue leyendo

Proyecto Golem: ¡Soy malo y me gusta!
4.25 de 8 votos