Feb 112015
 
 11 febrero, 2015  Publicado por a las 11:11 El Candelabro de Hierro, Libros Tagged with: ,  Sin comentarios »

Carátula Elantris de Brandon Sanderson“El príncipe Raoden de Arelon despertó temprano esa mañana, completamente ignorante de que había sido condenado para toda la eternidad.”

Así da comienzo Elantris , la primera novela escrita por Brandon Sanderson y publicada por la editorial Ediciones B en el 2006.

Ahora que se ha puesto tan de moda esto de las trilogías no puedo evitar recordar aquellos libros que empezaban y terminaban. Unos conseguían que quisiera saber más de sus personajes, otros simplemente terminaban ahí y debía utilizar mi imaginación para continuar las historias, deshacerme del protagonista, dejar de soñar con él o finiquitar las tramas secundarias; y lo aceptaba, sin más. Pero ahora, no. Ahora, aunque eres libre de continuar en tu mente las escenas hasta que salga el siguiente volumen, sabes que ese “continuará” está escrito o lo estará (tal vez tarde uno, dos, tres o cinco años en publicarlo pero saldrá). Y entonces no queda otro remedio que activar el Stand by. En mi inconsciente ese rechazo va en aumento.

Y me he acordado de Elantris.

Sinópsis

La maravillosa ciudad de Elantris, capital de Arelon, había sido llamada la «ciudad de los dioses», un lugar repleto de poderosa magia. En ella seres inmortales, brillantes y con grandes poderes, invocados por medio de unas figuras geométricas dibujadas en el aire llamadas Aones pierden todo su poder de la noche a la mañana. Elantris ha caído en desgracia. Cualquiera puede sufrir los efectos de la Transformación y la ciudad se convierte en un centro de reclusión para los nuevos «muertos en vida».

Un matrimonio de estado destinado a unir los dos reinos de Arelon y Teod se frustra, ya que el novio, Raoden, el príncipe de Arelon, sufre inesperadamente Shaod y es obligado a refugiarse en Elantris. Su reciente y desconocida esposa, la princesa Sarene de Teod, creyéndole muerto, se ve obligada a incorporarse a la vida de Arelon y su nueva capital, Kae, a la que aporta un nuevo elemento: la novedad y, tal vez, el caos. Mientras, el embajador y alto sacerdote de otro reino vecino, Fjordell, va a usar su habilidad política para intentar dominar los reinos de Arelod y Teod con el propósito de someterlos a su emperador y su dios.

Hace ya unos años que disfruté con su primera lectura. Así que, cuando me dispongo a escribir sobre él, lo primero que me viene a la mente son los Aones, y mis prácticas sin resultados. Se impone una relectura y el buen recuerdo guardado me ayuda a comenzarlo.

Esta vez tampoco me defrauda. A diferencia de muchos libros fantásticos el hecho de no encontrar entre sus páginas elfos, enanos o dragones me acerca a una fantasía más… ¿real? ¿Por qué no puede ser real la fantasía? ¿Acaso no vivimos momentos fantásticos en el día a día? Solo hay que saber mirar.

La historia va alternando los capítulos con los tres personajes principales: el cada vez más deteriorado Raoden que se aferra a una idea para seguir adelante, la imparable y deslenguada Sarene, y Hrathen movido por sus ansias de poder y fanatismo religioso. Tal vez sean los capítulos de este último los que en ocasiones no llegan al nivel de los de Raoden y Sarene en cuanto al interés que despiertan, pero creo que eso siempre ocurre con un personaje u otro.

Elantris es uno de esos libros que recomiendo sin dudarlo a mis amigos amantes de la lectura y la fantasía. Pero también ha pasado por lectores devoradores de todo tipo de géneros y ha superado la prueba con nota. Tal vez las guerras entre religiones, los enfrentamientos políticos y la eterna lucha de sexos entre sus grandes personajes hayan ayudado a ello. Sin duda, es un libro que ha gustado, y mucho.

Elantris, la ciudad de los dioses: un lugar de poder, esplendor y magia.


Fuentes

Elantris de Brandon Sanderson. Editorial: Ediciones B

En Kindle

Nov 292013
 

¿Qué es lo que diferencia una novela de fantasía de una novela histórica como Los Pilares de la Tierra? Ambas tienen héroes y villanos que a golpe de espada van solucionado sus problemas. ¿O de una novela de aventuras como La Isla del Tesoro? En las dos sus protagonistas tienen que enfrentarse a numerosos peligros con la única ayuda de su ingenio y de sus compañeros… Entonces ¿porqué es diferente una novela de fantasía a estos otros géneros tan próximos, pero a la vez tan lejanos?

Por la magia.

En el momento en que interviene la magia todo cambia, todo se vuelve posible, desde derrotar a dragones y hordas de trasgos a devolverle la vida a nuestro ser más querido. La magia es algo que en nuestro mundo, a veces tan frío y tan rígido, no podemos llegar a comprender, es algo que no existe y al verla u oírla nos trasladamos automáticamente a un mundo de fantasía. Empezamos a pensar en elfos, kenders, bosques y valles idílicos por donde discurren lentamente riachuelos de aguas cristalinas. En viejas sendas que recorrer escuchando los consejos de un viejo mago, nuevos peligros contra los que luchar y nuevas aventuras por vivir.

Los elementos
¿Quién no ha querido, aunque sea solo por un momento poder realizar un hechizo, uno pequeñito de nivel 1 nada más? Yo si, y recuerdo con especial emoción todas las obras que más me han aportado sobre este tema.

Elantris de Brandon Sanderson, uno acaba la lectura del libro dibujando aones en el aire y buscando que es lo que está mal para corregirlo y que todo funcione. Las Crónicas de la Dragonlance, el primer libro en el que pude aprender conjuros de verdad como Shirak o Ast tasarak simralan krynawi…nunca funcionaron, aunque acababa agotado después de cada invocación, o la saga de Harry Potter, el sueño de cualquier niño que quiera empezar una carrera como mago, ahí estaba todo, artes oscuras, pociones…quizá sea ese acercamiento al mundo real, desdibujando los límites tradicionalmente impuestos a este género lo que le dio tanta fama a Potter. Todos eramos muggles esperando nuestra carta de ingreso a Hogwarts.

Parece que el solo hecho de mencionar la magia hace que empiece a funcionar creando mundos imposibles, fantásticos en los que, en apenas unas páginas, nos sumergimos y nos dejamos llevar.

Me gustaría hablar de los diferentes sistemas de magia que existen, la magia vanciana, la magia psiónica, Terry Pratchet, Ars Magica…pero eso me llevaría parte de esta vida y un poco de la otra. Creo que hoy llegaré tarde a cenar…

Lo único con lo que me quedo por el momento es con la cantidad y calidad de estos sistemas que a lo largo del tiempo han ido tomando forma, algunos han subsistido, otros han quedado enterrados en el olvido por el inexorable paso del tiempo. Pero de una cosa podemos estar seguros, la magia a existe, solo hay que saber donde mirar.

Aven RoyHistoriador y Aventurero de día, Mago y Guerrero de noche siempre me ha gustado combinar la afilada hoja de mi espada con una bola de fuego o una tormenta de rayos.
Son… argumentos contundentes.
Puedes encontrarme en Tierra Quebrada

¿Quieres más relatos de fantasía? Descubre a otros autores de fantasía en el Proyecto Golem