Oct 052015
 
 5 octubre, 2015  Publicado por a las 11:11 Juegos de Mesa Tagged with: , , , , , , ,  6 comentarios »

Story Cubes - Juegos de Mesa

CONTENIDO

La caja de Story Cubes contiene nueve dados con diferentes dibujos en cada dado.

PREPARACIÓN

Story Cubes no requiere ninguna preparación previa para empezar una nueva partida.

EMPEZANDO A JUGAR

El objetivo de Story Cubes es crear historias épicas, divertidas, absurdas y descubrir nuevos mundos creados con tu imaginación y con la ayuda de los nueve dados de la caja.

La mecánica del juego es muy simple solo tienes que coger los 9 dados lanzarlos y empezar a crear una historia con las 9 imágenes resultantes. Si bien la mecánica es muy simple y no requiere de ningún esfuerzo previo para aprender a jugar conseguir historias épicas requiere un poco más de experiencia. Sea como sea la única norma que nos recomienda es que no existen respuestas erróneas para incentivar la creatividad y las ganas de crear historias cada vez más complejas de todos los jugadores.

Variante principal:
Coge los nueve dados, lánzalos y crea tu historia con las imágenes.

Dados Story Cube - Juegos de Mesa

Variante 1: Una historia con héroes
Empieza tirando 3 dados para crear un personaje y luego tira los 9 dados para que nuestro recién creado héroe pueda vivir su aventura.

Variante 2: 3×3
Crea tu historia paso a paso sin prisas, sin presión. Esta variante consiste en tirar los dados de tres en tres para crear la introducción, el desarrollo y el desenlace de la historia.

Variante 3: Todos para uno y uno para todos
Esta es una variante que me ha dado muy buenos resultados con grupos grandes de jugadores, entre 10 y 20 personas. Se trata de tirar todos los dados y cada jugador cuenta parte de una historia utilizando al menos tres de las imágenes que han salido. El siguiente jugador continua la historia con otras tres imágenes hasta que se han usado todas y se vuelven a lanzar los dados. Os garantizo que saldrán historias muy divertidas y todos tendrán su oportunidad de participar. Incluso los que ya han usado su turno siguen pensando como añadir algunas de las imágenes a la historia para ayudar a sus compañeros.

Variante 3: Uno por uno
Fomenta la improvisación con esta variante que mantiene las imágenes ocultas hasta tu turno. Así puedes evitar que alguien vaya pensando la historia en lugar de escuchar lo que tienes que contar. Simplemente se trata de que cada jugador cuando llega su turno tira un dado y añade esa imagen a la historia que entre todos se está creando. Especialmente útil en los viajes en coche.

Variante 4: Lenguas extranjeras
Si ya eres un experto narrador de historias y leyendas ¿Por qué no pruebas con otro idioma? ¿Qué tal el noruego o el ruso para empezar? Es una manera tan buena i divertida como cualquier otra para practicar un idioma extranjero así que no le pongas barreras a tu imaginación.

Variante Solitario:
Story Cubes permite jugar de manera individual e incluso puede ser un buen remedio para momentos de bloqueo creativo pero desde luego no es la mejor variante, al menos no la más divertida. Simplemente tira los dados en cualquiera de las variantes anteriores y empieza a crear tu relato.

MI EXPERIENCIA

Story Cubes es un juego donde no hay ganadores ni perdedores. Donde todos los jugadores pueden colaborar para crear una historia romántica o una aventura en un mundo desconocido. No es demasiado largo, incluso con relatos elaborados una partida no suele alargarse más allá de los 20 o 30 minutos, aunque la mayoría, sobretodo al principio o jugando con niños suelen ser mucho más cortas.

Se puede combinar con otras expansiones que también incluyen 9 dados con imágenes de diferentes temáticas como viajes, acciones… de manera que puedes acabar usando 9, 18 o 27 dados en la misma partida. Y su tamaño es perfecto para llevarlo de viaje para muestra basta con saber que uno de los lugares donde más jugamos a Story Cubes es durante los viajes largos en coche donde tenemos todo el tiempo necesario para dejar volar nuestra imaginación y poco espacio para hacerlo.

Sin embargo el punto débil de Story Cubes es también su mayor virtud, la necesidad de usar la imaginación. Así como cualquiera puede coger un tablero de parchís y ponerse a jugar una partida disfrutar jugando con Story Cubes requiere algo más y no gusta a todos por igual. Siempre hay quien tiene mucha facilidad para inventarse cuentos y otros a los que les resulta una tarea especialmente difícil lo que puede provocar un rechazo inicial bastante fuerte.

La buena noticia es que con el tiempo y algunas partidas esta habilidad necesaria cada vez es mejor y es algo que los propios jugadores pueden ver. Eso les incentiva a crear nuevas historias y a intentarlo de nuevo pero no se puede negar que en algunos casos esa barrera inicial echa para atrás a muchos jugadores.

RESUMEN

Story Cubes es uno de esos juegos a los que hay que dar más de una oportunidad, pero más importante que eso es dejar volar nuestra imaginación y dejarnos sorprender por esos relatos descabellados que no tienen ni pies ni cabeza, todo el mundo puede hacerlo.

Es un juego apto para cualquier edad aunque está recomendado para jugadores a partir de los 6 años. Además por la propia mecánica del juego permite desde 1 único jugador hasta todos lo que podamos juntar alrededor de la mesa. Sin embargo entre 5 y 10 suele ser un número adecuado para agilizar las partidas y conseguir resultados divertidos. Con más jugadores la espera puede acabar con la diversión.

¿Quieres probarlo? Consíguelo en Amazon

May 152015
 
 15 mayo, 2015  Publicado por a las 11:11 Relatos Tagged with: , ,  8 comentarios »

“Jamás te fíes de nadie, jamás te fíes de nadie…”, una y mil veces resonaban en su mente las ya distantes palabras de su madre, que creía olvidadas hacía tiempo.

Corría sin cesar, sin rumbo fijo, sin cuidado, sin tan siquiera mirar en derredor. Los ruidos de la noche se manifestaban y multiplicaban por doquier en torno a ella: crujir de ramas, animalillos que dejaban sus escondrijos para emprender su vida nocturna, el ulular de un búho… El aire que se colaba entre las ramas y al compás del agitar de estas, con el rozar de sus hojas, componían una singular tonada de muerte.

Cuando sus piernas no aguantaron más y sus pulmones estallaban del esfuerzo, se dejó caer vencida sobre el suelo encharcado y embarrado por las cercanas lluvias que habían anegado el lugar.

Inconscientemente rebuscó entre las pieles intentando hallar aquello que siempre pendió de su cuello y que ya nunca volvería. Clamó al cielo en un grito silencioso y ahogado que culminó con una especie de sollozo sordo y contenido, quedando descubierto, pese al esfuerzo, por el movimiento convulso de su pecho y hombros. Era el aullido de un animal herido.

Respiró profundo y se tragó con dignidad las lágrimas que aún pugnaban por escapar. El salado caudal había dibujado marcas en su hermoso rostro que una tímida luna, que de vez en cuando se asomaba a curiosear, iluminó veladamente. Intentó sin mucho éxito acompasar el ritmo de la respiración, del todo descontrolada. –¿Por qué?– fue tal el grito de desesperación y dolor, traición y humillación, que el bosque entero calló, ni una brizna de hierba agitada por una corriente distraída se hubiera atrevido a quebrarlo.

Largo tiempo se mantuvo en aquella postura de súplica, alzando al cielo unas manos sucias y vacías, esperando qué: ¿El perdón de sus antepasados? Sacudió la cabeza: había perdido lo más valioso para su gente, lo que siempre debió proteger, por encima de su propia vida y… lo había extraviado. ¡No! Lo había entregado sin tan siquiera oponer resistencia. Se lo había ofrecido a un hombre, a cambio de qué: ¿amor? Escupió con repugnancia. ¿Promesas? Las promesas no valían de nada y ahora lo comprendía, pero era demasiado tarde. La gema de su clan ya no existía… ¿cómo invocarían a los espíritus de las cosechas, o a la lluvia o al sol?
Relatos de Fantasía - Tienda

El asco que se había adueñado de la boca de su estómago apenas la dejaba respirar. Su colgante, su esfera, estaba en manos de la matriarca de los Askudy. Ella ni siquiera podía recurrir a su pueblo, era una proscrita, una exiliada. Se llevó la mano al cinto y extrajo cuidadosamente de su funda de piel, la daga que su padre forjase para ella cuando niña. El nublado brillo de la luna dejó escapar un destello de la pulida hoja que dirigió a su desbocado corazón. Y lloró, con pena, con amargura, porque había amado, había confiado y ahora estaba muerta, por dentro y por fuera. Las lágrimas que emanaban de sus ojos se mezclaban con el fango donde aún hundía sus manos y al enjugarse el rostro, dejaron tras de sí, una curiosa máscara de guerra. Se alzó con decisión y caminó entre la espesura. Las ramas arañaban su piel surcándola de hilos de sangre. Al mirar su reflejo en el lago, ella misma reconoció a la muerte.

El poblado Askudy apareció ante ella. Dormía. Dos vigilantes que perezosamente se apoyaban en la muralla de troncos mientras bromeaban, no la vieron venir, y sus gargantas fueron seccionadas sin apenas dejar escapar un silbido. Tenía claro el destino, la choza del jefe. Con paso sigiloso, casi felino, se encaminó hacia allí y sirviéndose del mismo arma apartó las pieles para poder contemplar el interior, apenas iluminado por una tea. Allí estaba Jurgo, descansando plácidamente en el cómodo lecho, sin atisbo de dolor o remordimiento en el rostro. Ella apretó fuertemente los dientes. Se aproximó con cuidado hasta que la punta del arma rozaba su garganta. Al contacto inmediato, despertó y buscó por inercia el arma que siempre descansaba junto a él pero que ella se había encargado de alejar. El hombre, desnudo y sorprendido trató de explicarse, pero un chasquido de la lengua de la joven lo hizo callar. Con la hoja dibujó una línea sanguinolenta hasta el corazón y allí dejó fija la punta.

–Creí en ti y te amé– él intentó defenderse, pero un gesto negativo y contundente de ella se lo impidió. –Me has convertido en una repudiada para mi gente y ¿por qué? Por una joya de invocación de los elementos que solo yo puedo usar…
–Mi madre…
–¡Cállate! No me interesa nada de lo que tengas que decir ya– y haciendo un esfuerzo sobrehumano hundió el arma en el corazón del joven. Cuando desprendió las manos de la empuñadura, se retiró tambaleante y aturdida de dolor. Al rozar el pecho que le ardía, retiró los dedos teñidos de la propia sangre, y comprendió que también ella estaba herida de muerte.

El muchacho consiguió alargar los dedos cuanto pudo y rozar la mano de ella, ya casi sin vida y susurrarle:

–Era la piedra o tu vida…–contempló su mirada vidriosa antes de dejar vencer la cabeza.
–Ahora, ya no será nada.
***
A la mañana siguiente solo encontraron dos cadáveres a los que habían dado muerte de igual modo, que se miraban y rozaban sus manos inertes.

María Martínez Ovejero

María Martínez OvejeroNació en Talavera de la Reina en 1987. Estudió Derecho en la Universidad Complutense de Madrid. Lectora voraz desde la infancia, los libros han supuesto una constante en su vida.Puedes seguirla en su web o en Facebook

¿Quieres más relatos de fantasía? Descubre a otros autores de fantasía en el Proyecto Golem

Abr 102015
 
 10 abril, 2015  Publicado por a las 11:11 Tagged with: ,  1 Comentario »

Buenos días aprendices y rastreadores de Tierra Quebrada hoy vamos a conocer un poco más a Cosmin Flavius, autor de la saga Leyendas de Erodhar.

Cosmin FlaviusNacido en Hunedoara, Rumanía, en 1990.Es un gran apasionado de la lectura, sobre todo los géneros de la fantasía épica, ciencia ficción y las novelas de misterio.
Empezó a escribir a los 16 años cuando, a partir de un relato corto, surgió la idea de su primera saga, Leyendas de Erodhar, cuyo primer tomo, La Vara de Argoroth (2014), ha sido publicado por la editorial Éride Ediciones.
Actualmente trabaja en la segunda parte de Leyendas de Erodhar.

Puedes seguirlo en su web o en Facebook

 
¿Por qué nombre te conocen los humanos?
Suelen conocerme por el nombre de Cosmin, que es el que decidió otorgarme mi madre al nacer, sellando así un pacto mágico vinculante de por vida 🙂 Algunos me llaman “El del ladrillo” por el tamaño de mi primera novela publicada 🙂

¿Qué opinas del género de fantasía en nuestro país?
Por desgracia está lejos del nivel que hay en los países anglo-sajones donde es mucho más habitual leer este género. Quizás en los últimos años la cosa haya ido un poco a mejor gracias a las películas de El Señor de los Anillos, la serie de Juego de Tronos y videojuegos como Skyrim o The Witcher, pero en mi opinión sigue siendo un género demasiado desigual. Es decir, o bien tienes un exitazo y enganchas a cientos de miles de lectores, o vives en el anonimato con apenas unos pocos lectores entre amigos, familiares y conocidos.

¿Cuáles son tus obras literarias de referencia en el mundo de la fantasía?
Por orden: El Señor de los Anillos, Canción de Hielo y Fuego, La saga de Geralt de Rivia y Harry Potter.

¿Cuál fue el primer libro de fantasía que leíste?
La trilogía de El Señor de los Anillos.

¿Cuál es tu personaje de fantasía preferido? ¿Por qué?
No puedo decir solo uno así que diré dos. Aragorn y Arthas Menethil. El primero porque creo que reúne todas las características que un auténtico héroe, guerrero y rey debería reunir. Y el segundo porque su historia, su caída, me resulta emocionante y triste a la vez.
Entrevista a escritores de fantasía
¿Qué es lo que más detestas al leer un libro de fantasía?
Que la trama resulte predecible.

¿Desde cuando escribes fantasía?
Desde los 14 años.

¿Cómo describirías tu estilo de escritura?
Diría que es un estilo variado que busca siempre la sencillez en cuanto a narración para que al lector no se le haga pesada la lectura. Soy bastante detallista y pulcro en todo lo que hago, por lo que intento “pintar” en la mente del lector las escenas que describo de la manera más realista y acertada posible, siempre buscando no abusar de las descripciones e intentando que el ritmo de la narración y el dinamismo vayan acorde al ritmo de la escena. No es lo mismo emplear un ritmo lento para una escena donde varios personajes cabalgan a lomos de sus monturas a paso quedo por medio de un bosque, que emplear un ritmo ágil y veloz cuando al describir la acción en medio de una batalla.

¿Cómo trabajas la creación de un mundo de fantasía?
Creo que soy bastante desordenado en este aspecto. No suelo seguir un patrón. En el caso del mundo de Erodhar tengo que admitir que primero vino la historia, después los lugares donde ocurría la historia, después los reinos y continentes donde se encuentran esos lugares, y ya por último la historia. Muy importante para la narración y desarrollo de la trama de la saga, como para aportar mayor realismo al lector. Quiero que sienta que se encuentra inmerso en un mundo real, un mundo antiguo, variado, bello u oscuro, según la localización, pero que sienta que podría ser un mundo real.

¿Qué consideras más importante en la escritura de un libro (argumento, personajes, mundo…)?
Todo, es importante tener la mejor calidad de todos los ingredientes, pero… es cierto que hay muchas novelas cuyos personajes han sido tan buenos que el argumento ha pasado a segundo plano. En cambio tener un buen argumento y personajes aburridos, planos, sin la fuerza para crear ningún tipo de empatía en el lector…, sin duda ese libro está destinado al fracaso. En mi caso tengo especial cuidado en sacar el máximo partido a todos los elementos.

¿Le has cogido especial cariño a alguno de tus personajes? ¿Por qué?
Sí, sin duda. Cuando creas personas, y creas sus vidas, sus pasados, sus gustos, sus deseos, sus miedos, en definitiva su manera de hacer las cosas, ver a los demás y percibir el entorno, es imposible no empezar a sentir cierto apego a ellos. A algunos más que a otros. En mi caso hay 2 o 3 personajes a los que les tengo especial cariño por lo sencillo que resulta escribir sus tramas. Tramas que, mientras escribo, me entretienen muchísimo.

¿Cuál es la mayor estupidez que ha hecho alguno de tus personajes?
Entrar en un burdel para buscar a una persona, ser abordado por una prostituta y, por no reaccionar a tiempo diciéndole que no está interesado, que su novia le vea siendo manoseado por la meretriz.

¿Qué sientes al escribir la última palabra de una historia?
Depende. Si es el punto y final suelo sentir melancolía, añoranza, pesar por tener que decirle adiós. Si es un continuará… siento ganas de seguir avanzando en la historia y empezar a escribir el segundo libro.

¿Cuál es la principal dificultad a la que te has enfrentado como escritor?
Llegar a los lectores que podrían estar interesados en mi novela. Creo que es lo más difícil. Primero encontrarlos y luego convencerlos para que le den una oportunidad y lo lean.

¿Algún consejo para los nuevos escritores que quieren iniciarse en este mundo?
Que reflexionen mucho antes de hacerlo porque se meten en un mundo muy, muy duro, y no es fácil sobrellevar las críticas, el estrés si las ventas se atascan, etc. Por lo demás, si sienten la escritura como una necesidad, lo único que puedo decirles es que ¡adelante!, cada uno debe buscar lo que le hace feliz y hacerlo.

¿Autoedición o editorial?
Prefiero una buena editorial, por desgracia es muy difícil que alguna te publique, y ya no es solo por la calidad de la novela, sino también por la enorme cantidad de escritores que hay, buscando lo mismo. Puedes tener una buena novela que una buena editorial podría querer editar, pero si esa editorial recibe otras 100 buenas novelas, tendrá que elegir las 5 mejores, o las 10 mejores y publicar solo esas. En ese momento la cosa se convierte en una lotería.

¿Cuáles son los mayores obstáculos que hay que superar antes de poder publicar un libro?
Sin duda lo más importante es, antes de nada, estar completamente seguro que lo que has escrito tiene un nivel aceptable para ser publicado. Una vez superado ese hecho, viene la ardua tarea de encontrar a alguien que le interese publicarla. Para eso hace falta investigar mucho, aprender maneras y estrategias para hacer propuestas editoriales atractivas, y sobre todo tener mucha paciencia. Las editoriales tardan en contestar muchos meses.

¿Cómo definirías a tu público?
Creo que son aquellas personas que comparten los mismos gustos que yo. Intento escribir siempre la novela que a mí me gustaría leer, y luego espero encontrar a otras personas con gustos parecidos que haga que disfruten con la novela.

¿Sufres más leyendo o escribiendo?
No suelo sufrir ni cuando leo ni cuando escribo. Es todo lo contrario. Como un estado de relajación y gozo continuo.

¿Recuerdas alguna anécdota divertida, interesante… de tu carrera como escritor?
Que alguien me parara por la calle para decirme que me había reconocido por ser el autor del libro, y para felicitarme porque le había gustado mucho. Me resultó interesante y sobre todo divertida porque fue totalmente inesperado.

¿Cuál es tu mejor defecto?
Que me gusta cuidar hasta el menor de los detalles y no puedo seguir avanzando con la historia si hay una frase o un fragmento que no me convence cómo ha quedado. Lo tengo que dejar a un nivel que en mi opinión resulta aceptable, antes de seguir adelante.

¿Qué te preguntarías a ti mismo? ¿Y cuál sería tu respuesta?
Quizás me preguntaría si merece la pena todo el esfuerzo, las horas sin dormir, las dudas, el tiempo dedicado a escribir pudiendo dedicarlo a otra cosa. Y mi repuesta sería un rotundo: ¡Sí, sin duda!

¿Alguna frase épica que quieras compartir con nosotros?
“Cuanto más alto suben los hombres, más dolor sentirán cuando llegue la hora de la caída. Y recuerda mis palabras: ¡tu caída vendrá! Tarde o temprano.”

Tu turno, tienes 1 minuto para convencernos de que leamos tus libros y no los de otro autor…
En ese caso les preguntaría si, como yo, sois amantes o les han gustado novelas como El Señor de los Anillos, Harry Potter, La saga de Geralt de Rivia o Canción de Hielo y Fuego (novelas que han marcado mi vida), y si la respuesta sería positiva, les invitaría a leer Leyendas de Erodhar pues, como dije antes, la escribí para que a mí me gustara, y si tenemos en común el que nos ha gustado alguna o todas las novelas que enumeré antes, significa que tenemos gustos parecidos, y lo más probable es que os guste mi novela.

Ahora es tu momento apreciado lector. Hazle tu pregunta a Cosmin Flavius, seguro que estará encantado de responderla 🙂

Mar 272015
 
 27 marzo, 2015  Publicado por a las 11:11 Tagged with: , ,  4 comentarios »

Buenos días aprendices y rastreadores de Tierra Quebrada hoy vamos a conocer un poco más a María Martínez Ovejero, autora de Tierras de Luz, Tierras de Sombra.

María Martínez Ovejero

Nació en 1987 en Talavera de la Reina. Cursó estudios de Derecho en la Universidad Complutense de Madrid. En la actualidad amplía su formación con estudios en Criminología en la UDIMA. En enero de 2014 publicó Recuérdame, su primera novela. Tierras de luz, Tierras de sombra supone su incursión en el mundo de la fantasía, sin abandonar la literatura de corte juvenil.


 

¿Por qué nombre te conocen los humanos?
Los humanos y los habitantes de todos los demás lugares que visito me llaman María.

¿Qué opinas del género de fantasía en nuestro país?
La fantasía atraviesa una situación delicada. Creo que la literatura en general pasa por un momento complicado. Pero este género, en mi opinión, está fuertemente asociado por el lector a ciertas mitologías de autores de sobra conocidos y se cierran en banda. Por eso, y porque si carecen de “romances moñas interespecies” parece que no interesa, no auguro éxitos de ventas.

¿Cuáles son tus obras literarias de referencia en el mundo de la fantasía?
No tengo obras de referencia, toda la literatura es un referente en mi vida. He crecido con un libro entre las manos y no importaba el género al que perteneciera, siempre que me hiciera volar.

¿Cuál fue el primer libro de fantasía que leiste?
Esta es fácil, mis primeras obras de fantasía fueron los cuentos clásicos.

¿Cuál es tu personaje de fantasía preferido? ¿Por qué?
Realmente me resulta complicado elegir. Por lo general, si un libro me gusta, es prácticamente indispensable que uno de sus personajes me haya cautivado. Aunque… es cierto que con once años conocí la trilogía de “La materia Oscura” de Philip Pullman y su protagonista, Lyra, me fascinó. Su curiosidad insaciable, sus ganas de saber y lo mucho que hablaba, hicieron que me identificara fácilmente con ella. ¡Ah, y porque yo también quería un Daimonion!
Entrevista a escritores de fantasía
¿Qué es lo que más detestas al leer un libro de fantasía?
El excesivo tono solemne y serio que muchos autores pretenden conferirle a la totalidad de su obra. Es cierto que la vida es muy dura a veces, pero sonreír y alguna que otra bromilla, no están de más.

¿Desde cuando escribes fantasía?
Desde muy jovencita ya inventaba historias con seres fantásticos, mundos mágicos y realidades alternativas, pero la primera novela seria la comencé con veinte años.

¿Cómo describirías tu estilo de escritura?
Como lectora, mis mejores etapas fueron la niñez y la adolescencia. Creo que es cuando más capacidad se tiene para transportarse al interior de un libro, y al escribir he intentado recuperar un poco aquellas sensaciones, así que supongo que es un estilo juvenil, desenfadado y con mucho color.

¿Cómo trabajas la creación de un mundo de fantasía?
Sé que puede resultar redundante, pero es que con sinceridad me siento más lectora que escritora, al dar vida a mis mundos intento que quien lo tenga entre las manos sienta que está viajando por el universo que hay más allá de las letras. Busco descripciones evocadoras, que transmitan mucho, que, casi, puedas tocar, oler, gustar…

¿Qué consideras más importante en la escritura de un libro (argumento, personajes, mundo…)?
Para mí, un libro bueno es todo eso. Es el argumento: sin argumento no hay historia; son los personajes: con volumen, con personalidad, con esencia propia; es el mundo: no puede ser plano, tiene que tener vida, su gente, su alma; y por supuesto, un libro es: ortografía y estilo correctos.

¿Le has cogido especial cariño a alguno de tus personajes? ¿Por qué?
Quiero a todos mis personajes, todos tienen una parte de mí, son mis criaturas. Además, si alguno empieza a resultarme demasiado molesto, lo saco de escena. 😉

¿Cuál es la mayor estupidez que ha hecho alguno de tus personajes?
Ciertamente hay muchas, pero creo que atravesar sin pensar un muro que, literalmente, se traga cosas delante de ti, es bastante estúpido.

¿Qué sientes al escribir la última palabra de una historia?
Alivio porque es un reto que has conseguido, aunque quede muchísimo trabajo por delante, pero también mucha pena: son tus niños y es como si tuvieras que despedirte de ellos y dejarlos marchar.

¿Cuál es la principal dificultad a la que te has enfrentado como escritor?
Creo que la mayor dificultad que un escritor tendrá que superar a lo largo de su existencia es la falta de inspiración, de ideas. Es una frustración terrible y hay que tener mucha fuerza de voluntad para continuar creyendo en lo que quieres hacer y no tirar la toalla.

¿Algún consejo para los nuevos escritores que quieren inicarse en este mundo?
No me considero capaz de dar consejos, todavía estoy aprendiendo de todo esto y soy una recién llegada a este mundo. Pero si de verdad alguien está interesado en la literatura, que se abra a ella, a toda, que no prejuzgue y que tenga la mente siempre abierta y dispuesta a aprender.

¿Autoedición o editorial?
Mi primera novela, de narrativa juvenil, fue coedición, porque mis padres insistieron (no te imaginas cuánto y cómo) y accedí. La segunda, que me ha dado la llave para estar aquí, ha sido edición completa por parte de la editorial. siempre fui de las que renegaban de las autoediciones y coediciones. Quería que, si mis novelas veían la luz, fuera porque alguien había creído y apostado enteramente por ellas. Si bien es cierto, que al ir conociendo un poquito más cómo funciona el universo literario, he comprendido que las editoriales no están por la labor de apostar por los noveles y que la autoedición es lo única opción que les queda a muchos para dar el salto.

¿Cuáles son los mayores obstáculos que hay que superar antes de poder publicar un libro?
Sinceramente, el mayor obstáculo para mis libros, he sido yo misma. Soy una persona muy crítica con mi trabajo y nunca estoy satisfecha. Te digo la verdad cuando afirmo que, si hubiera dependido de mí, seguirían en el cajón. El miedo al fracaso, es muy poderoso. Hay que tener una gran confianza en uno mismo para lanzarse.

¿Cómo definirías a tu público?
Alguien que disfruta imaginando, soñando, que se divierte viajando a lugares lejanos y diferentes sin necesidad de moverse de casa, que sabe disfrutar de los momentos de risas y alegrías, y aprender del llanto, alguien que sigue siendo niño por dentro, se sentirá cómodo leyéndome.

¿Sufres más leyendo o escribiendo?
Leyendo, sin duda, como ya he dicho: soy más lectora que escritora.

¿Recuerdas alguna anécdota divertida, interesante… de tu carrera como escritor?
Divertida, divertida… en su momento no me lo pareció, aunque ahora que lo veo con distancia, supongo que debo tomármelo como una especie de “piropo”. Cuando finalicé “Tierras de luz, Tierras de sombra”, una editorial importante se interesó por ella. Cuando solo faltaba firmar el contrato en Madrid, la filial en EE.UU decidió que no apostarían por la novela juvenil y que seguirían limitándose al álbum ilustrado. Me quedé compuesta, sin novela y muy decepcionada.

¿Cuál es tu mejor defecto?
La auto-crítica es muy útil si sabes controlarla, cuando se va de las manos puede ser muy destructiva.

¿Qué te preguntarías a ti mismo? ¿Y cuál sería tu respuesta?
¿Volverás a escribir? Espero que sí.

¿Alguna frase épica que quieras compatir con nosotros?
He leído mucho y nunca he sido de los que anotan frases, pero ahora mismo, y después de años sin que viniera a mi memoria, recuerdo que cuando leía “Águilas y Cuervos” me impactó, en el transcurso de una batalla, cuando el hermano del protagonista, herido de muerte, sostiene su mano y dice “¡Cómo duele morir, hermano!”.

Tu turno, tienes 1 minuto para convencernos de que leamos tus libros y no los de otro autor…
Siempre he creído que cada autor tiene su lector y cada lector un autor, así que no trataré de convencer a nadie. Solo espero que alguien, al ver “Tierras de luz, Tierras de sombra” sienta que sus 372 páginas son una especie de puente entre sus sueños y los míos.

Ahora es tu momento apreciado lector. Hazle tu pregunta a María Martínez Ovejero, seguro que estará encantada de responderla 🙂

Ene 232015
 

Buenos días aprendices y rastreadores de Tierra Quebrada hoy vamos a conocer un poco más a Antonio Santos, autor de La Roca Tarpeya entre otros títulos.

Foto Antonio SantosAntonio Santos, 1967. Dibujante, ilustrador publicitario, escritor. Quedé finalista del Premio Minotauro de Ciencia Ficción por Las graves planicies, publicada por el Grupo Editorial AJEC. Viaje a Bizancio Ediciones me publicó Recalibrados. Fui finalista del Premio UPC de Ciencia Ficción por Factoría Cinco, publicada por Ediciones B. Redactor y crítico, de 2004 a 2011, en la web especializada en la historia de la historieta Tebeosfera y colaborador de LaRAÑA.

Puedes encontrarlo en su web, en su blog o en Amazon

 

¿Por qué nombre te conocen los humanos?
Antonio Santos.

¿Qué opinas del género de fantasía en nuestro país?
Que, lamentablemente, no recibe el apoyo imprescindible que merece. Mi experiencia como autor publicado lo confirma. Hay, en todo caso, una culpa compartida. Los autores no se movilizan ni luchan por dignificar su obra, y nuestra Sociedad… Bueno. Creo que cualquiera en la pomada sabe a qué me refiero.

¿Cuáles son tus obras literarias de referencia en el mundo de la fantasía?
Todo Elric. Corum. Toda La Torre Oscura.

¿Cuál fue el primer libro de fantasía que leiste?
(¿A qué nos referimos con “fantasía”, específicamente? ¿A Elric de Melniboné o La zona muerta? ¿Hardwired podría considerarse “fantasía”? Don Camilo tiene un interesante sesgo de fantasía, también.)
Una de las selecciones de Conan, creo.

¿Cuál es tu personaje de fantasía preferido? ¿Por qué?
Rolando, el pistolero de la saga de La Torre Oscura. ¿Por qué Rolando? Es distinto. Rompe moldes. Se sale totalmente de las escalas.
Entrevista a escritores de fantasía
¿Qué es lo que más detestas al leer un libro de fantasía?
Lo tópico. (Aunque eso lo ciño a todo lo que debo leer.) Claro que… mi producción es esencialmente paródica. Un libro lleno de tópicos puede dar tela de material para una estupenda sátira.

¿Desde cuando escribes fantasía?
Desde siempre.

¿Cómo describirías tu estilo de escritura?
Pulp. Dinámico. Ameno. Destinado al ocio. De buena vieja escuela. Detesto las florituras innecesarias. Lo recargado que luego no cuenta nada. Tengo tendencia al barroquismo (debido al Universo que he construido, muy denso, autorreferente y bien estratificado), cosa que me ha logrado un buen puñado de seguidores, sin embargo.

¿Cómo trabajas la creación de un mundo de fantasía?
Desde tantos ángulos como puedo. Económico, social, político, religioso, psicológico. El mejor ejemplo que puedo citar sobre su construcción está en las dos partes, hasta ahora publicadas, de La Roca Tarpeya.

¿Qué consideras más importante en la escritura de un libro (argumento, personajes, mundo…)?
La construcción psicológica de los concurrentes. Por qué hacen esto o aquello, qué les motiva. Después, su entorno. Un buen escenario puede suplir esos momentos de bajona que tiene toda obra. (Un ejemplo: Las graves planicies.)

¿Le has cogido especial cariño a alguno de tus personajes? ¿Por qué?
Sí. A Terhli Teranami. (Bueno, eso en mi actividad gráfica.) Joe Horseman, desde luego, en lo literario. Es buena gente. Se preocupa, es listo, humilde cuando toca, altivo cuando corresponde.
Luego está Gabriel T. Ese es otro caso. Gabriel me confunde. Pero es muy interesante. Agrada trabajar con él.

¿Cuál es la mayor estupidez que ha hecho alguno de tus personajes?
Enfrentarse a Johannes Forson y su hermana Liana.

¿Qué sientes al escribir la última palabra de una historia?
Satisfacción. Hemos llegado al fin. Algunos autores no lo logran.

¿Cuál es la principal dificultad a la que te has enfrentado como escritor?
Al prejuicio editorial. Seguido del lector. Están encasillados en estructuras inamovibles que están carcomiendo la literatura, en cualquier género, viciándolo con fruslerías e inutilidades y best sellers de confección burda escritos por una ganadería de autores escogidos y apenas mediocres que un marketing salvaje encumbra.
Sobre los lectores… el borreguismo es tremendo. Pican como bobos, sin cuestionar nada.

¿Algún consejo para los nuevos escritores que quieren inicarse en este mundo?
Paciencia. Constancia. Trabajo. Vivencias. Las experiencias personales son tan valiosas como un buen estilo y un empleo correcto de la ortografía y la gramática. Aporta alma a los personajes del relato. Así no parecen de cartón piedra, algo habitual en todo género.

¿Autoedición o editorial?
Editorial. Aunque esto nos lleva a la pregunta 14. La ganadería de las Editoriales está empujando a la autoedición. Y no todo el monte es orégano. Por cada talento, florecen catorce mantas. Y autoeditarte tiene el inconveniente de que no hay marketing que te respalde con una campaña publicitaria adecuada.

¿Cuáles son los mayores obstáculos que hay que superar antes de poder publicar un libro?
La falta de fe. Cómo te socavan opiniones externas la confianza. Y luego: la envidia que vas a encontrar de parte de los “quieroynopuedo” que presumen de escribir también.

¿Cómo definirías a tu público?
Fiel.

¿Sufres más leyendo o escribiendo?
Lo primero, si tienes la mala suerte de encontrarte un truño. (Y más, gótico.)

¿Recuerdas alguna anécdota divertida, interesante… de tu carrera como escritor?
Cuando una editorial exclusivamente dedicada a la impresión del tema que nos ocupa me mandó una carta tipo informando que ellos no editaban literatura del género.
Otra: cuando rechazaron Factoría Cinco, que luego fue premiada y publicada por esa misma editorial. ¡Y elogiada! El motivo del rechazo: era muy gráfica. (O sea: los flojos de los lectores podrían sufrir agujetas al leer las peripecias dinámicas del protagonista.)

¿Cuál es tu mejor defecto?
Vaya pregunta. Tengo tantos que elegir es muy difícil.

¿Qué te preguntarías a ti mismo? ¿Y cuál sería tu respuesta?
Pregunta: ¿Por qué insistes? Ya ves el panorama.
Respuesta: Bueno, ¿tienes algo mejor que hacer? Y ya sabes: otros estuvieron en esta tesitura, y lo lograron. Intentarlo merece la pena.

¿Alguna frase épica que quieras compatir con nosotros?
Merece la pena luchar por los propios sueños.

Tu turno, tienes 1 minuto para convencernos de que leamos tus libros y no los de otro autor…
Mis libros parten de Universos conocidos que, de pronto, se hacen nuevos. Encontraréis antihéroes íntegros, villanos absolutos, personajes con tantos grises que no terminas de decidir si etiquetarlos como buenos o malos, acción Acción ACCIÓN y épica a raudales. Humor. Crítica. Sátira. Una prosa diferente, fuerte y entretenida, que cautiva.

Ahora es tu momento apreciado lector. Hazle tu pregunta a Antonio Santos, seguro que estará encantado de responderla 🙂