Dic 212012
 
 21 Diciembre, 2012  Publicado por a las 11:11  Añadir comentarios

“…sinus dehiscit incolis Oestrymnicus inquo insulae seje exerant Oestrimnides, laxe yacentes et metallo divites stammi atque plumbi… ast hinc duobus in sacram, sic insulam dixere prisci, solibus cursus rati est. Haec inter undas multam caespitem iqeet eamque late gens hiernorum colit propinqua rursus insula Albionum patet.
Omnus Dei 1890”

Así empieza el diario de Mendo Mariñas, raqueiro y aventurero que a finales del s. XVII intentó, sin demasiado éxito, encontrar el tesoro escondido del H.M.S Serpent, un crucero de la Royal Navy que naufragó cerca de las costas de Galicia.

14 de noviembre de 1890
Hace casi una semana del naufragio del buque inglés frente a nuestras costas y parece que sólo han sobrevivido 3 de los casi 200 marineros que iban a bordo.
Afectados por las fiebres y los dolores refugian sus penas en la taberna del pueblo y empiezan a circular rumores acerca del cargamento del barco.

De esta manera el diario nos va introduciendo en la historia de la boca de Mendo Mariñas y de su afán por hallar el preciado cargamento. Con este pretexto recorreremos algunos de los lugares históricos de la zona como el Dolmen de Dombate, el Cementerio de los ingleses, los Verdes, Camariñas o el faro del Cabo Vilán en busca de nuevas pistas.
En concreto tendremos que encontrar un total de tres nuevas pistas que están escondidas en los lugares señalados en el diario. Estas pistas son tres fragmentos de un mapa que nos llevará hasta un cofre entrerrado cerca de la Pedra da Serpe.

Páginas del Diario de Mendo Mariñas fechado en 1890
Páginas del Diario de Mendo Mariñas fechado en 1890

Pero la aventura no empieza ahí, la aventura empieza mucho antes cuando una tranquila tarde de primavera navegando por internet nos encontramos casualmente con un video que habla del naufragio del H.M.S Serpent. Ese es el gancho histórico que usaremos para nuestra aventura y sobre el que girará toda la trama de esta primera parte.

Como ya habrás descubierto siempre existe un cómplice, alguién que realiza el trabajo sucio en el más absoluto anonimato. En la mayoría de los casos tú mismo realizarás este trabajo y tu recompensa será ver la cara de satisfacción del resto del grupo al ir resolviendo paso a paso las distintas pistas y acertijos. En otras ocasiones es probable que te encuentres con personajes reales con los que interactuar o que los crees tú mismo. Pero sigamos con esta aventura…




Una vez llegamos al lugar habrá que pensar la manera en que descubrirá el resto del grupo el diario perdido de Mendo Mariñas.
Una de las técnicas que nunca falla es la del diario olvidado dentro de un periódico en un bar. Nos ponemos de acuerdo con el camarero y cuando lo encuentren y quieran devolverlo al preguntar al camarero este les informará que es propiedad de un arqueólogo, historiador… que trabaja en la zona y que suele ir al bar pero que hasta la semana próxima no estará de vuelta.
En este punto hay que estar atento y…
a) Evitar que al descubrir el diario vayan al camarero sin antes echarle un vistazo.
b) Evitar que quieran dejar el diario con el camarero hasta el regreso del arqueólogo.
c) Conseguir que quieran abrir el diario antiguo para leerlo (sino nos quedamos sin aventura antes de empezar).

Otra alternativa más simple y con menos gancho podría ser encontrarlo lleno de polvo en alguna estantería de la biblioteca municipal, entre libros viejos de la casa…
Una vez encontrado el diario perdido de Mendo Mariñas las piezas empiezan a encajar, el video de los recientes descubrimientos, un arqueólogo en la zona…esto empieza a convencer a los más escépticos de la posibilidad de encontrar un tesoro oculto hace cientos de años.

19 de diciembre de 1890
Todo está perdido, ayer por la noche falleció el último superviviente.
Quizá rebuscando entre sus pertenencias pueda encontrar algún detalle que haya pasado por alto… o tal vez el tesoro se hundió definitivamente con el barco.

Hay que ser un poco cautos y no asegurar que existe un tesoro, resultaría demasiado evidente que todo saliera a la primera y la gente empezaría a preguntarse porque nadie, como por ejemplo el arqueólogo, han descubierto el tesoro si era tan fácil llegar a él.
Conviene tener a mano algunas explicaciones como por ejemplo los recientes descubrimientos mencionados en el video, que aún no hayan examinado el diario al completo…etc.

Mapa del Tesoro del H.M.S. Serpent
Mapa del Tesoro del H.M.S. Serpent


Al final de la aventura se puede encontrar un cofre con un pequeño tesoro o bien encontrar un cofre con una llave si tenemos intención de seguir con la aventura.

Esta aventura en concreto está pensada para niños de entre 6 y 15 años, aunque con materiales más trabajados y una base histórica más documentada podría usarse con grupos de mayor edad.
Nosotros probamos la aventura en Galicia durante dos veranos seguidos. El grupo estaba formado por 9 personas de 6 a 70 años de edad. Los más pequeños 6-13 años llegaron al final de la historia completamente convencidos que habían encontrado un pequeño tesoro del H.M.S. Serpent. Los mayores pasaron la fase del video y del diario pero, al empezar a encontrar los fragmentos de mapa en frascos de cristal demasiado nuevos, empezaron a sospechar…aún así, casi hasta el final de la primera aventura, seguían creyendo en la remota posibilidad de encontrarse con un tesoro escondido que, de hecho, al final encontraron.

Puedes ver la segunda parte de la aventura en Las Cartas de Aurora…

La aventura del H.M.S. Serpent
5 de 1 voto

Aven

Historiador y Aventurero de día, Mago y Guerrero de noche siempre me ha gustado combinar la afilada hoja de mi espada con una bola de fuego o una tormenta de rayos.
Son... argumentos contundentes.

  2 comentarios en “La aventura del H.M.S. Serpent”

  1. Me encanta.

    Mas

    • Gracias Emi 😉
      Aquellos días nos han llevado a iniciar esta gran aventura. El rumbo está fijado y nuevos peligros, tesoros y descubrimientos nos aguardan. Contamos contigo!

      Ah! Has conseguido 10 puntos de experiencia por ser la primera en comentar este post, felicidades!

 Deja un Comentario

(obligatorio)

(obligatorio)