Ago 072013
 
 7 Agosto, 2013  Publicado por a las 11:11  Añadir comentarios

Faltan pocos días para el primer aniversario de la catástrofe acaecida en Mondéjar… pocos sobrevivimos a la infección y a la explosión de la mañana.
Desde entonces hemos sobrevivido gracias a los víveres y material que nos repartía el ejército pero esto no deja de ser una prisión. Una prisión llena de zombies, o al menos lo estuvo en su momento.
Ese día tuve suerte. Junto con un grupo de supervivientes conseguimos evitar a los caminantes hasta que llegó la ayuda, pero la próxima vez no me cogerán desprevenido.

ATENCIÓN NIÑOS: No hagáis esto en vuestras casas sin la supervisión de un adulto. Bueno, tampoco lo hagáis CON la supervisión de un adulto. Mejor aún, NO lo hagáis de ninguna manera.

Diario de un superviviente zombie.

Semana: 3 Día: 31 Horas de entrenamiento: 132 Bajas: 0 Twinkies conseguidos: 6

Poco a poco voy notando los resultados del entrenamiento, lo mejor de todo son los efectos acumulativos. Antes apenas podía correr un par de calles sin perderme en mi propia ciudad. Ahora puedo recorrerlas todas sin parar y de noche y además encontrar algunos twinkies como recompensa. Aunque la tensión se puede palpar en el ambiente, la gente está nerviosa y muchos son los que huyen al ver aparecer una sombra al final de la calle. Normalmente por las noches corro solo, pero estos últimos días he visto más gente de la habitual. A veces me pregunto si los militares se dedican a hacer pruebas nocturnas por las calles de Mondéjar con equipo experimental o si simplemente vienen a matar el aburrimiento. El problema es que nadie quiere hablar. Todo el mundo desconfía del vecino y esta situación empeora por momentos. Llegado el caso creo que habrá que luchar contra los muertos y contra los vivos y personalmente si tengo que escoger me quedo con los muertos, son más previsibles.

Bien, si has seguido el entrenamiento conmigo, ahora estarás en una forma física aceptable, conocerás las principales calles de Mondéjar y deberías ser capaz de reconocer a cualquier zombie a 300 metros de distancia una noche oscura y con los ojos vendados (sólo si has conseguido superar el nivel 6 del entrenamiento). Eso ya te da cierta ventaja en tu carrera hacia la supervivencia, pero no te engañes, en algún momento habrá que luchar y para eso vas a necesitar armas.

He aquí el sueño de todo superviviente a un apocalipsis zombie…el arsenal.

Armas para sobrevivr a un Apocalipsis Zombie

Armas para sobrevivr a un Apocalipsis Zombie

Pero claro, Mondéjar no es América amigo, así que vete olvidando de conseguir un AK-47, una Desert Eagle, una Uzi o cualquier otra arma medianamente decente para hacer frente a hordas hambrientas de zombies. Hoy no es tu día de suerte. Y por increible que pueda parecerte encontrarás más pianos de cola que katanas de Hattori Hanzo o que katanas a secas. Olvídate de los cuchillos de rambo, tendrás que conformarte con la cubertería,incompleta, que venía con el País a 1€ la pieza, pero ehh, algunos de esos cuchillos incluso cortan la carne.

Si subimos a un nivel superior y además eres afortunado, puedes encontrarte alguna escopeta de caza, o incluso algún bate de béisbol, que tampoco hay tantos seguidores de este deporte aquí en España.

Resumiendo, te recomiendo una buena pala homologada, suficientemente resistente y fácil de encontrar como para que te conformes con ello. A no ser que vivas en Toledo, la pesadilla de todo zombie, ahí si que tienes pinchos donde escoger y de muy buena calidad.

En el mapa, que he ido trazando en mis sesiones de entrenamiento, he marcado los lugares más probables para encontrar algún tipo de arma decente, a saber, el cuartel de la Guardia Civil, no es una comisaria americana, pero algo tendrán digo yo. Y los colegios, ahí si que tiene que haber armamento y del bueno.

En cuanto al capítulo de armas arrojadizas nada de granadas, granadas de humo o cualquier parecido, confórmate con unos petardos TNT de la última berbena, ya sabes, mucho ruido y pocas muertes.

Ha llegado la hora de poner en práctica tu habilidad con las armas, al menos si consigues alguna que sepas usarla…

Entra a la sala de entrenamiento… o rebusca tu preferido en la recopilación de la web Recién Muertos bastante interesante. Y recuerda… Dispara a la cabeza.

Valora este pergamino

Aven

Historiador y Aventurero de día, Mago y Guerrero de noche siempre me ha gustado combinar la afilada hoja de mi espada con una bola de fuego o una tormenta de rayos.
Son... argumentos contundentes.

 Deja un Comentario

(obligatorio)

(obligatorio)